Descubre cuándo quedarte embarazada para tener tu bebé en noviembre

Te ayudamos a calcular cuándo debe ocurrir la concepción para que el nacimiento de tu hijo sea en el mes que quieres

Beatriz Martínez

¿Quieres tener a tu bebé nazca en noviembre? Pues hemos de decirte que ¡es posible! Ya sea porque es cuando más ilusión te hace o porque es cuando mejor te viene por las razones personales que solo tú conoces, el caso es que has decidido que te gustaría que tu pequeño naciese en noviembre. En Guiainfantil.com te ayudamos a calcular cuándo has de quedarte embarazada para dar a luz en noviembre, te damos a conocer tres útiles calculadoras y te damos además unos consejos para que te sientas segura y tranquila. ¡Vamos allá!

Calculadoras para saber cuándo quedarte embarazada

Calcular tu embarazo para que el nacimiento de tu bebé sea cuando quieres

Ser madre es algo que nace del corazón, un sentimiento único que difícil se puede expresar con palabras, pero también es un hecho importante que se debe meditar y planificar en función de las necesidades y circunstancias de cada pareja. Por eso, hay que organizarlo todo bien.

Miramos el calendario de arriba abajo, contamos meses, ajustamos fechas y vemos que será en febrero cuando deba comenzar tu embarazo para que des a luz en noviembre. De esta forma, el primer trimestre de embarazo será de febrero a abril, el segundo de mayo a julio y el tercero irá de agosto a octubre. La fecha de parto aproximada es en noviembre. ¡Tu sueño por fin se ha cumplido! 

Como sabemos que no todo sale a la primera, vamos a compartir contigo tres calculadoras que te resultarán muy útiles. ¿Empezamos? 

1. Calculadora de ovulación y días fértiles
Para usarla correctamente y que le puedas sacar el mejor partido, te aconsejamos que anotes en un calendario durante unos meses los días en los que te viene la regla, así sabrás si es regular o no. Después solo tendrás que contar los días según te indicamos para dar con aquellos en los que ovulas, es decir, los días en los que eres más fértil y tratar de concebir justo ahí. Hay mujeres que notan enseguida cuando están ovulando por los cambios que se producen en su organismo, sin embargo, para otras muchas es todo un reto saberlo. Con esta útil calculadora saldrás de dudas y lo tendrás todo controlado.

2. Calculadora de ovulación para quedarte embarazada de un niño
Si te gustaría que tu bebé fuera un niño, hay una cosa muy sencilla que puedes hacer para lograrlo: tener relaciones sexuales en los días clave. ¿Cómo saber cuáles son esos días? Muy fácil, el momento de mantener relaciones sexuales idóneo es 24 horas antes o después de la ovulación, es decir, el mismo día de la ovulación o el día anterior. Se trata de ver los días fértiles de la mujer y la capacidad de supervivencia de los espermatozoides Y, los que dan el gen masculino al bebé. ¡Perfecto!

3. Calculadora de ovulación para quedarse embarazada de una niña
¿Te gustaría que cuando llegue noviembre des a luz a una niña? Pues entonces has de elegir los días adecuados de febrero para quedarte embarazada. Programa con esta calculadora las relaciones sexuales de 5 a 3 días antes de la ovulación, es la mejor forma de que los espermatozoides X, (los femeninos) que hayan sobrevivido a los Y, (los masculinos) puedan completar su viaje hacia el óvulo y fecundarlo. ¿Lista para intentarlo?

Cómo es el primer trimestre de embarazo

Cuándo quedarte embarazada para que tu bebé nazca en noviembre

Esta misma pregunta me la hice yo cuando me quedé embarazada de mi primer hijo, y es que no podía parar de pensar en los cambios que iba a notar y si en verdad eso de las náuseas era tan molesto como decían. Tengo que contarte que con mi primer embarazo no noté náusea o malestar alguno, sin embargo, con el segundo embarazo, (fue una niña) no había un solo día que no vomitara o sintiera pesadez de estómago. Con ello te quiero decir que sí que hay una serie de síntomas comunes en el primer trimestre de embarazo pero que no todas las mujeres tienen que pasar por todos ellos. 

Quizás te pase que hacia el final del día te notes más hinchada por los gases, o que tengas mucha hambre (a mi me pasó en mi primer embarazo), o que estés muy cansada o al contrario, que tengas muchas energía debido a la revolución hormonal. Puede también que te cueste dormir por las noches o que estés más sensible. No te alarmes, quizás pases por el primer trimestre de tu embarazo sin notar prácticamente ningún síntoma. Céntrate en la ilusión tan grande de estar embarazada y verás como el resto de las cosas pierden importancia. 

Tu bebé ha nacido en el mes de noviembre ¡qué alegría!

Según lo planeado, será en noviembre cuando nazca ese ser tan pequeño que pondrá tu mundo patas arriba. Verás qué sensación tan maravillosa cuando por fin le puedas acunar en tus brazos. Decirte también, querida mamá, que hay cosas que no son tan bonitas, como el dolor tras el parto, sobre todo si te han dado puntos o ha sido cesárea, las noches sin dormir, la incertidumbre de saber si tu bebé está bien o se ha puesto malito, la lactancia materna que es mágica pero a la que cuesta acostumbrarse... Y cosas de ese estilo de las que no todo el mundo habla.

Yo estaba súper feliz de tener a mi pequeño conmigo pero también había días que estaba muy triste y en los que pensaba que la situación me sobrepasaba. Con esto no pretendo más que compartir contigo mi experiencia y hacerte ver que esas cosas no tan buenas que hay tras el parto van a estar ahí, pero que si te apoyas en los tuyos, pides consejo a tu matrona, te lo tomas con calma, hablas de tus sentimientos y buscas de vez en cuando un espacio de tiempo para ti aunque sean unos minutos, verás que la cosa cambia mucho. Recuerda que el dar un beso a tu bebé, mirarle a los ojos y decirle cuánto le amas, ayuda infinitamente.

¡Bienvenida mamá!