Síntomas de que eres una madre con ansiedad - Maternidad estresada

Recursos para acabar con la ansiedad después de tener un hijo

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés
Revisado por Silvia Álava Sordo, Psicóloga, el

Nuestro día a día está lleno de buenos momentos que nos hacen disfrutar mucho de la vida: nuestra pareja, nuestros hijos, un trabajo que nos llena... Sin embargo, la vida también nos aporta momentos en los que nos sentimos más tristes, decaídas y con la sensación de no llegar a todo. Es entonces cuando la maternidad estresada se instala en nuestras vidas. A continuación te damos algunas claves para reconocer los síntomas de que eres una madre con ansiedad.

Cuál es la diferencia entre el estrés y la ansiedad de las madres

Llevar una maternidad estresada

Diferenciar entre el estrés y la ansiedad es esencial para aprender a gestionarlos y evitar que las emociones desagradables tomen el control de nuestra vida. A continuación, te explico en qué se diferencian el estrés y la ansiedad:

- El estrés

El estrés es la reacción de nuestro cuerpo a determinadas situaciones de nuestro entorno. Cuando estamos estresados, sentimos que debemos estar en alerta, pues hay situaciones próximas que requieren de nuestra más absoluta atención. Cuando vivimos una situación difícil, el cuerpo se activa y produce el estrés como una reacción a una 'amenaza'. En todo caso, podemos decir que hay motivos reales por los que nos sentimos de esta manera.

Por ejemplo, si en el trabajo debemos presentar un proyecto y tenemos que hacer una presentación en público, esto nos puede generar estrés. También podemos sentir estrés cuando tenemos la sensación de no cumplir con todo lo que se espera de nosotros. Por ejemplo, sentiremos estrés si debemos hacer deberes con los niños, pero llegamos tarde del trabajo y, encima, debemos hacer la cena.

- La ansiedad

La ansiedad, sin embargo, es la percepción de peligro constante ante hechos no reales que nosotros mismos generamos. Si siempre transmitimos mensajes negativos a nuestro cerebro, tales como 'no podré hacerlo' o 'todo se me escapa de las manos', este los entiende como situaciones de peligro y reacciona creando una respuesta de defensa hacia ellas: la ansiedad.

Una vez tenemos clara la diferencia entre el estrés y la ansiedad, es crucial conocer los síntomas que genera en las madres para poder actuar ante ellos lo más rápido posible.

Los síntomas de que eres una madre con ansiedad o estrés

Los síntomas de ansiedad en las madres

Conocer los síntomas del estrés y de la ansiedad es esencial para aprender a identificarlos y manejarlos debidamente. Algunos de los síntomas más comunes para ambos son:

- Sensación de nerviosismo, agitación o tensión
- Sensación de peligro inminente, pánico
- Respiración acelerada
- Sudoración
- Cansancio
- Problemas de concentración
- Problemas para conciliar el sueño
- Problemas gastrointestinales

Por otro lado, merece la pena destacar que las crisis de ansiedad continuadas y no gestionadas tienen consecuencias muy negativas para la salud de las madres. Algunas de las más importantes son:

- Cuadros de depresión y otros trastornos de salud mental
- Abuso de sustancias
- Problemas para dormir
- Problemas intestinales
- Aislamiento
- Dolores de cabeza y musculares
- Tensiones 
- Dolencias varias
- Facilidad a la hora de contraer enfermedades e infecciones

[Leer +: Enseñar a los niños a controlar la ansiedad]

Herramientas para manejar una maternidad estresada

Reducir la ansiedad de las madres

Para reducir la ansiedad hay una serie de estrategias que podemos añadir a nuestra rutina diaria. Con ellas, las madres seremos más conscientes de lo que nos está pasando y podremos ponerle remedio. A continuación encontrarás algunos recursos para ayudarte en caso de sentir ansiedad o estrés.

Meditación: la observación de las emociones y los pensamientos

La meditación es una de las herramientas más eficaces cuando se trata de controlar el estrés y la ansiedad. Con ella, podremos analizar qué pasa por nuestra mente y seremos mucho más conscientes de la cantidad de pensamientos negativos que le mandamos al cerebro. Aprender a identificarlos y gestionarlos es fundamental para reducir la ansiedad.

Yoga: introspección y actividad física

El yoga es otra de las herramientas que tenemos a nuestro alcance a la hora de controlar la ansiedad. Lo mejor del yoga es que nos permite estar en el aquí y ahora y, además, realizando un poco de actividad física.

Técnicas de respiración: en cualquier momento

Conocer técnicas de respiración resulta esencial para gestionar la ansiedad. Únicamente con tomar aire y soltarlo muy lentamente, nuestro cuerpo notará la diferencia. Hay diferentes técnicas de respiración y las podemos usar en cualquier momento. Por este motivo, son una de las herramientas más efectivas.

Sabemos que, como padres, siempre vamos muy atareados y estamos constantemente preocupados por nuestros hijos. Es fácil sentir que no llegamos a todo o que no hacemos todo lo que se espera de nosotros. Conocer cuando sentimos solo estrés o cuando estamos ante un cuadro de ansiedad nos permitirá buscar la ayuda adecuada y, con ello, volver a disfrutar de la vida plenamente.

Puedes leer más artículos similares a Síntomas de que eres una madre con ansiedad - Maternidad estresada, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: