La peluquería de Don Leandro. Divertido cuento para niños sobre los animales y sus cortes de pelo

Si los animales fueran a la peluquería ¿qué peinado se harían? Cuento infantil sobre cumplir los sueños

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Todos tenemos sueños que cumplir, incluso los animales. El sueño de Leandro Leoncio era abrir una peluquería donde poder peinar y poner guapos a todos los animales de la sabana ¿crees que lo conseguirá?

Este un bonito y gracioso cuento infantil donde podremos enseñar al niño que cumplir los sueños se puede si uno lo desea mucho y se empeña en conseguirlo. el trabajo y la ilusión siempre tienen su recompensa.

Descubre cómo acaba este divertido cuento para niños sobre los animales y cumplir los sueños que tenemos.

Un cuento para niños sobre los animales muy divertido

Cuento divertido sobre los animales

Don Leandro Leoncio iba a convertir su sueño en realidad. Mañana abriría las puertas de su peluquería ‘Leandro Hair Salon’. Y es que, lo que más le gustaba en el mundo era cepillarse su larga melena. Por ello, desde pequeño siempre había sabido que quería ser peluquero. Y después de haber estudiado mucho y practicado con las melenas encrespadas de su familia, don Leandro estaba preparado para dar el gran salto y abrir su propia peluquería.

Como era muy presumido, la noche anterior don Leandro Leoncio se había puesto los rulos, ya que quería lucir unos preciosos rizos, y se había teñido su abundante pelo de diferentes colores para servir de muestrario a sus clientes. También había contratado a don Phillip Pingüino para recibir con elegancia a los animales, pues éste había prometido acudir con su elegante frac de piel; y a Madame Margot Mona, quien estaba especializada en cortes de pelo modernos tras haber estudiado en el Zoo de Nueva York.

Había llegado el gran día. Con globos y bebidas de frutas frescas eran recibidos los clientes. El primero en llegar fue don Patricio Papagayo, que quería poner brillo y purpurina a su colorido plumaje. El resultado fue espectacular y muy aplaudido por sus vecinos. Doña Ariadna Araña quería una cresta en lo alto de su cabecita y fue Madame Margot Mona quien se la realizó. Incluso, le dio a ésta un toque de color naranja en las puntas para que quedara más vistosa. Para suavizar el corto pelo de don Emilio Elefante hicieron falta muchas manos y mucho jabón. Y al final Don Leandro Leoncio hizo un gran trabajo dejando la piel de éste tan brillante que parecía un espejo.

Todos estaban muy contentos de que al fin tuvieran una peluquería como la de las personas, porque a los animales también les gusta estar guapos y elegantes. ‘Leandro Hair Salon’ fue todo un éxito, tanto que, incluso, acabó abriendo una pequeña escuela para enseñar el arte de la peluquería a los más pequeños y don Leandro Leoncio descubrió que con mucho trabajo al final se consiguen todos los sueños.

Ejercicios de comprensión lectora

Si quieres saber si tu hijo ha entendido el texto de este cuento, no dejes de hacerle estas sencillas preguntas de comprensión lectora.

- ¿Cuál era el sueño de Leandro leoncio?

- ¿Quién estaba de recepcionista en la peluquería?

- ¿Quién hacía los peinados más modernos?

- ¿Cumplió Leandro su sueño?

- ¿Qué sueño tienes tú que te gustaría cumplir?