Storytelling para niños y padres. La habilidad para contar historias

Los cuentos o historias inventadas son ideales para acompañar a un niño en la resolución de problemas

Juana Toriggia

La técnica de storytelling o la narración de historias es una herramienta que se utiliza desde hace generaciones para trasmitir información, enseñar contenidos y compartir el placer de leer juntos entre padres e hijos desde muy pequeños. Cuando un padre le lee a su hijo o le cuenta una historia, comparten un momento especial, en el que ambos disfrutan de la sensación de cercanía.

Las historias lo conectan al niño con el mundo, con su propio mundo y con las cosas nuevas del mundo. Lo transportan a lugares y situaciones interesantes, muchas de las cuales no ha visto ni vivido. ¿Cómo podemos los padres desarrollar el arte del storytellying para niños o, lo que es lo mismo, la habilidad de contar historias? 

La magia del 'Había una vez...'

contar historias. storytelling

Mientas más temprano comiences a leer y contarle historias a tu hijo, mas temprano la lectura se convertirá en una parte importante y placentera de su vida. Existen numerosas maneras de contar historias:

- Fotos familiares, imágenes o libros caseros
A través de este soporte visual, podemos contar anécdotas, situaciones familiares divertidas o recuerdos memorables.

- Cuentos tradicionales, mitos, leyendas y fábulas
Compartir cuentos de todas las generaciones, esos que nos contaron a nosotros de pequeños, tienen un valor emocional muy importante, brindando una oportunidad especial de cercanía con nuestros hijos

- Obras de teatro, películas, series o dibujos animados
A través de estos recursos visuales podemos narrar historias que son atractivas para los niños, ya que en ellos se encuentran sus personajes favoritos, garantizándonos su interés y motivación durante el relato.

- Cuentos inventados
Podemos usar el recurso de inventar personajes y 'personalizar' el cuento a medida del usuario. Se inventará una historia donde los personajes viven situaciones similares a las que vive el niño. Podemos recurrir a este recurso si queremos por ejemplo tratar los siguientes temas:

  • Instalar hábitos y rutinas: higiene en la mesa, orden, conducta.
  • Comprender emociones: celos, rivalidad, competencia, amor, enojo, problemas con amigos, frustraciones.
  • Superar sus miedos: oscuridad, separarse de mamá, ir al médico, crecer, monstruos, pesadillas.
  • Pedir ayuda, manejo del estrés, relajación.
  • Inseguridades personales, autoestima, confianza.
  • Cambios, situaciones nuevas, mudanza, ingreso al jardín, colegio
  • Enfermedades, separaciones, viajes de los padres.
  • Pérdidas, despedidas.

Cómo poner en práctica el storytelling con los niños

story telling

A la hora de contar un cuento a su hijo, independientemente de la edad que tenga, es importante sentarse cerca y poder mirarse uno al otro cara a cara. La hora del cuento es un tiempo para conversar, no solo para sentarse y escuchar. Para sacar el mayor provecho de lo que se lee o cuenta, el niño debe participar activamente.

- Deténgase en las partes que le interesen más a su hijo, genere expectación y suspenso.

- Dele la oportunidad de tomar turnos. Cuando le lea o cuente una historia, no debe ser usted el único que se comunique. Pueden contar la historia juntos también.

- Si está leyendo o contando una historia tenga la libertad de cambiar las palabras si lo cree necesario. Puede relatar la  historia con palabras más sencillas o palabras propias de cada familia, le resultará más cercano y divertido a su hijo escucharlas.

- Use las cuatro Haches: Hable menos, Haga énfasis, Hable despacio, Hágalo visible. Hable menos, para ayudar a su hijo a comprender y a aprender; haga énfasis en las palabras importantes e interesantes y haga sonidos que le gusten al niño; hable despacio, narre la historia con un ritmo lento, pausado así el niño puede comprender las frases y tomar turnos y, por último, haga visible lo que significan las palabras señalando los dibujos mientras habla, mediante acciones o gestos. 

- Repita, repita y repita. A los niños les encanta escuchar los mismos cuentos una y otra vez. Cada vez que lee un cuento tiene la oportunidad de repetir las mismas palabras y oraciones una y otra vez. Mientras más oportunidades tenga el niño de escuchar el mismo relato, más vocabulario tendrá y más estructuras sintácticas podrán afianzar.

Historias inventadas. Un recurso adaptado para cada necesidad

contar cuentos niños

Los cuentos o historias inventadas son ideales para acompañar a un niño en la resolución de problemas, procesar emociones o acompañar momentos y situaciones especiales. ¿Cómo es la estructura de un cuento inventado o personalizado?

- Presentación y descripción de  los personajes. Pueden ser animales para los niños más pequeños o niños con nombres inventados para los más grandes.

- Descripción de los hechos dentro de un contexto determinado Por ejemplo, Clarita vivía con sus padres y estaba esperando una hermanita.

- Emociones que aparecen. Las positivas y las negativas. Estaba feliz porque iba a tener con quien jugar y triste porque iba a tener que compartir a sus padres.

- Beneficios e inconvenientes. Dificultades que aparecen en el cuento.

- Posibles resoluciones y modos de superar los conflictos.

- Final abierto. La conclusión no es una moraleja que deja lección, sino un aprendizaje que está implícito, no se lo nombra sino que se deduce del mismo relato. 

Puedes leer más artículos similares a Storytelling para niños y padres. La habilidad para contar historias, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.