Los 15 trabalenguas favoritos de los niños en los 15 años de Guiainfantil.com

Los destrabalenguas son muy divertidos y muy beneficiosos para tus hijos

María Machado

A los niños les encantan los trabalenguas... ¡y a nosotros más aún! Los destrabalenguas, como también se conocen, son un juego muy divertido que pone a prueba las habilidades de tu niño (y las tuyas propias). Por otro lado, ayudan a ejercitar y desarrollar la forma de hablar de los más pequeños. Además, las situaciones tan divertidas y disparatadas que proponen sirven para estimular su creatividad.

Para celebrar los 15 años de Guiainfantil.com hemos recuperado algunos de los más divertidos. Los hemos agrupado por categorías para descubrir cuáles son los 15 tipos de trabalenguas favoritos de los niños. ¿Os atrevéis con ellos?

15 trabalenguas para niños en los 15 años de Guiainfantil

Estos son los 15 trabalenguas favoritos de los niños

1. Los trabalenguas del oso Traposo
Seguro que ya conoces al oso Traposo. ¡Es la adorable mascota de Guiainfantil.com! Siempre está al lado de tus hijos proponiéndoles juegos muy entretenidos y actividades divertidas. Por eso, los trabalenguas del oso Traposo son los favoritos de los niños. Apréndetelos de memoria y compártelos con tus hijos. Pasaréis una tarde muy divertida tratando de repetirlos correctamente una y otra vez. Este es uno de los preferidos por los más pequeños.

Me trajo Tajo
tres trajes,
tres trajes
me trajo Tajo.

2. Los trabalenguas más cortos y divertidos
Los trabalenguas demasiado largos resultan muy complicados de decir y de aprender. Los niños se pueden llegar a sentir frustrados al ser incapaces de reproducirlos y perderán las ganas de intentarlo. Por eso, es mejor que empecéis con trabalenguas más cortos y sencillos. Poco a poco, según vayáis practicando, podréis ir aumentando la dificultad y longitud del trabalenguas.

Cada vez que me baño me hace daño,
por eso me baño una vez al año.

3. Trabalenguas inspirados en la Navidad
La Navidad es una de las épocas más mágicas del año, por lo que los trabalenguas inspirados en esta fecha son los favoritos de los niños. Tu hijo se sentirá muy orgulloso cuando pueda pronunciar correctamente este trabalenguas tan dulce. Y, al mismo tiempo, estará poniendo a prueba su capacidad para pronunciar correctamente la letra R.

Turrones comí
Turrones cené
y de tanto comer turrones, 
me enturroneceré.

4. Para empezar, trabalenguas fáciles
Aprenderse los trabalenguas es una buena forma de practicar la memoria. Para empezar, podéis probar con algunos tan sencillos como este. Tu hijo se lo pasará tan bien probando a decirlo una y otra vez que no tardará en convertirse en un juego. Mientras se divierte, estará practicando su dicción y fluidez al hablar. En este caso, este trabalenguas se basa en la repetición de las mismas palabras una y otra vez.

Un limón y medio limón, 
dos limones y medio limón, 
tres limones y medio limón, 
cuatro limones y medio limón, 
cinco limones y medio limón...

5. Trabalenguas más largos para niños
Según vaya practicando, proponle retos más complicados con estos trabalenguas más largos. ¡Verás qué bien se lo pasa intentando decirlos! Cada vez que se le trabe la lengua, se empezará a reír. Aprovecha estos destrabalenguas para pasar un buen rato en familia. ¿A quién se le darán mejor? ¿A los padres o a los hijos?

Me han dicho que has dicho
un dicho que he dicho yo. 
El que lo ha dicho, mintió.
Y, en el caso de que hubiese dicho
ese dicho que tú has dicho
que he dicho yo, 
dicho y redicho quedó. 
Y estaría muy bien dicho, 
siempre que yo hubiera dicho
ese dicho que tú has dicho
que he dicho yo.

6. Destrabalenguas más difícil para tus hijos
Para los niños más experimentados en el arte del trabalenguas, ¡llegan los trabalenguas más difíciles! Son más complicados porque sus sílabas se repiten, se mezclan las letras más difíciles de pronunciar juntas y son más largos de lo normal. Estos juegos conseguirán hacerle un nudo en la lengua a cada miembro de la familia. ¡Mucha suerte con ellos!

El Rey de Constantinopla, está constantinopolizado.
Consta que Constanza no lo pudo desconstantinopolizar,
el desconstantinopolizador que lo desconstantinopolice,
buen desconstantinopolizador será.
 

7. Trabalenguas bonitos sobre animales
Si a tu hijo le gustan mucho los animales, decir en voz alta estos trabalenguas se convertirá en su nuevo juego favorito. Estos dichos populares ayudarán a tu hijo a mejorar su pronunciación, pero también a aprender cosas nuevas sobre los animales. Trata de encontrar uno que hable de su animal favorito y conseguirás captar su atención.

Cuánta madera roería un roedor, 
si los roedores royeran madera.

8. Poemas trabalenguas para niños
¿Sabías que los trabalenguas también pueden tener rima? De esta forma, estos juegos de palabras se convierten en bonitas poesías, que le resultarán más sencillas de recordar. En el caso del poema "Ola, ole", se trabaja el fonema 'l'.

Ola, ola,
caracolas.
Ole, ole,
caracoles.
Caracolas.
Caracoles.
Ole, ola,
Ola, ole

9. Los trabalenguas más divertidos
El mejor aprendizaje es el que se hace entre risas. Con estos trabalenguas tan graciosos tu hijo ni siquiera será consciente de que está mejorando su memoria y desarrollando su forma de hablar. Os lo pasaréis genial todos juntos cuando tratéis de pronunciar en voz alta este juego de palabras. ¡A ver a quién se le traba más la lengua!

El gato araña a la araña y
la araña araña al gato
pobre gato lo araña la araña
pobre araña que lo araña el gato.

10. Juegos de palabras con la S
Practica con tu hijo su dicción con estos divertidos trabalenguas con la letra S. Empezad despacio y poco a poco conseguiréis decirlos más y más deprisa. Proponle el reto de decirlo lo más rápido que pueda. ¿Será capaz de ganarte?

Si Sansón no sazona su salsa con sal, le sale sosa;
le sale sosa su salsa a Sansón, si la sazona sin sal

11. Lindos trabalenguas con la letra R
Hay niños que tienen especial dificultad para pronunciar ciertas letras, sobre todo cuando las dicen muy rápido y muy seguidas. En estos casos, los trabalenguas pueden ser una forma divertida de que mejoren su dicción. Te proponemos un trabalenguas con la letra R. ¡Todo un reto no apto para todas las lenguas!

El perro en el barro, rabiando rabea:
su rabo se embarra
cuando el barro barre,
y el barro a arrobas le arrebosa el rabo.
 

12. La G y la J forman bonitos trabalenguas
A muchos niños les cuesta diferenciar entre la G y la J. Estos juegos de palabras pueden ser una buena excusa para practicar el uso de estas letras. Proponles aprendérselos de memoria, decirlos lo más rápido que puedan (aunque se les trabe un poco la lengua) y después, escribirlos. De esta manera conseguirán interiorizar cómo suena cada letra en los diferentes casos.

Perejil comí, perejil cené,
y ahora que me emperejilé
¿cómo me desemperejilaré?

13. La letra T y sus destrabalenguas
Puede parecer que los trabalenguas con la T no son tan difíciles como los que contienen otras letras, ¿verdad? Pues cuando los intentes pronunciar, puedes llevarte alguna que otra sorpresa. Aunque no lo parezca... ¡son todo un reto! Te parecerán sencillos al decirlos despacio, pero cuando los recites un poco más rápido, la lengua se te va a enredar. ¡Prueba con este! 

Una catatrepa con tres catatrepitos,
cuando la catatrepa trepa,
trepan los tres catatrepitos.
 

14. Trabalenguas con la B y con la V
Diferenciar cuándo va la B y cuándo la V puede resultar muy complicado para algunos niños. Sin embargo, los juegos de palabras les pueden resultar muy útiles para practicar su uso. Aunque lo más frecuente es que los trabalenguas se reciten en voz alta, también se pueden escribir a modo de ejercicio o dictado. ¿Qué te parece este?

Nadie silba como Silvia,
porque si alguien silba como Silvia,
es porque Silvia le enseñó a silbar.

15. La D es la protagonista de estos trabalenguas
Tus hijos se lo pasarán en grande con estos trabalenguas. Cuando se den cuenta de lo divertidos que puedan llegar a ser, no pararán de pedirte que les enseñes más y más juegos de palabras. ¿Habéis probado a decir ya este? La letra D es la protagonista de este trabalenguas.

Lado, ledo, lido, lodo, ludo,
decirlo al revés lo dudo,
Ludo, lodo, lido, ledo, lado,
¡Qué trabajo me ha costado!

¿Por qué no probáis a crear vuestros propios trabalenguas? Déjanoslo en los comentarios.

Puedes leer más artículos similares a Los 15 trabalenguas favoritos de los niños en los 15 años de Guiainfantil.com, en la categoría de Trabalenguas en Guiainfantil.com.