Cómo dibujar un conejo. Dibujos fáciles de animales para niños artistas

Un videotutorial para enseñar a los niños a dibujar un conejo de Pascua con pocos trazos

¿A tu hijo le gusta pintar y colorear? Si la respuesta es afirmativa, este videotutorial le va a encantar. Os enseñamos cómo dibujar un conejo muy simpático (que bien podría ser el conejito de Pascua), paso a paso y utilizando pocos trazos. En Guiainfantil.com te mostramos algunos dibujos fáciles de animales con los que los niños se convertirán en pequeños artistas (y se entretendrán durante un buen rato).

Dibujar y colorear es un una excelente manera de pasar un agradable rato de ocio y entretenimiento en familia. ¿A qué esperas? Coge lápiz y papel, ¡y a dibujar se ha dicho!

Un conejo simpático - Dibujos fáciles de animales para los niños

Vídeo de cómo dibujar un conejo con los niños

Seguro que tus niños tienen en el estuche un lápiz, una goma de borrar, un sacapuntas y varias ceras de colores, ¿verdad? Y seguro que también tienen muchas ganas de ponerse con este nuevo proyecto: aprender a dibujar un conejo.

Saber cómo ilustrar este divertido animal será de gran ayuda para todos esos dibujos que hace a diario, pero también le resultará de gran ayuda cuando llegue la Pascua. No olvidemos que, durante estos días, todo se llena de huevos de chocolate y Conejos de Pascua. ¿Los sabéis dibujar?

Con nuestro paso a paso tu hijo o hija podrá dibujar sí mismo, con pocos trazos, un amable conejo. Este se podrá convertir fácilmente en un conejo de Pascua (añadiendo un poco de decoración a su alrededor) y podrá regalárselo a mamá y papá o los abuelos o colocarlo en la puerta de tu habitación como decoración especial en Semana Santa.

Paso a paso para dibujar un conejo con pocos trazos

Dibujos fáciles de animales, paso a paso

¿Están todos los niños listos para comenzar a dibujar nuestro conejo? A continuación, te ofrecemos un paso a paso de este dibujo, pero te recomendamos que veas el vídeo para comprender mejor las instrucciones a seguir.

1. Cogemos nuestro lápiz, ponemos al lado la goma de borrar por si nos hace falta y comenzamos con el dibujo del conejo realizando un círculo como a mitad de la hoja que será la cara del animal.

2. Después realizamos dos C en la parte de abajo de la cara y completamos con otros círculos ovalados sin llegar a cerrarlos para crear las patas.

3. El siguiente paso será dibujar las orejas del conejo, alargadas y con doble línea para que queden más realistas (aunque recuerda que siempre puedes darle tu toque personal para que quede más original).

4. Dos puntos negros en el centro de la cara harán las veces de ojos.

5. Un triángulo muy pequeñito para la nariz y de ahí sacamos la boca sonriendo, ¡este conejito es muy alegre!

6. ¿Qué más nos falta? ¡Los bigotes! Dos pequeñas líneas a los lados de la cara, aunque si quieres puedes dibujar tres o cuatro.

¡Ya está listo nuestro dibujo de un conejo! Ha sido muy fácil, ¿verdad? Vamos a colorearlo y ponerlo aún más bonito.

[Leer +: Juego online de la búsqueda de huevos de Pascua]

Cómo dibujar un Conejo de Pascua (con sus huevos)

Dibujar al conejo de pascua con los niños

Una vez que ya hemos dibujado los trazos de nuestro conejo, llega el momento que más suele gustar a los niños: ¡colorear el dibujo tan precioso que hemos hecho!

Primero de todo, si quieres, puedes repasarlo con rotulador negro para que se note más el contorno y, a continuación, cogemos las ceras: rosa para la nariz y las orejas, gris para el cuerpo, pero si lo prefieren los niños pueden colorearlo con las tonalidades que más les gusten. ¿Está listo? ¿Qué te parece si adornamos nuestro animalito y lo convertimos en el Conejo de Pascua?

Podemos dibujar un bosque, ya que a los conejos les encanta estar allí y al lado los huevos de Pascua de colores, así ya tendréis el dibujo perfecto para Semana Santa. Los huevos de Pascua son muy coloridos y suelen tener formas geométricas, como si de un pequeño mandala se tratara: triángulos, rombos, círculos... deja volar tu imaginación y diseña siguiendo tu estilo personal. ¡Que no se os olvide dibujar la cesta en la que guarda los huevos!

Además, podéis dibujar un pollito a su lado, niños jugando a buscar los huevos de chocolate, podéis ponerle un lazo al cuello a nuestro Conejo de Pascua... ¡Imaginación al poder!

¿Quién es el Conejo de Pascua? Explicación para los niños

Explicar quién es el conejo de pascua

Pero, ahora que hablamos del Conejo de Pascua... ¿quién es realmente? Aprovecha el momento de dibujar o colorear vuestro conejito para explicárselo a los niños y resolver todas sus dudas.

El Conejo de Pascua es uno de los símbolos de la Semana Santa o Easter; en muchos países anglosajones es muy común regalar huevos de chocolate el domingo de Pascua. Tan famosa y arraigada es esta tradición que muchas familias realizan manualidades, los decoran e incluso juegan a esconderlos. ¿Sabías que su origen se encuentra en las fiestas anglosajonas precristianas? Y no, no tenía un carácter lúdico, sino que se trataba de un símbolo de la fertilidad dedicado a la diosa Easter.

Según fue pasando el tiempo, la figura del conejo pasó a ser de chocolate, sin duda el preferido de muchos pasteleros y de todos los niños quienes veían con agrado como sus padrinos o familiares les obsequiaban con uno de estos huevos al llegar el Domingo de Pascua o Domingo de Resurrección. En algunos países, esta tradición se conoce como la Mona de Pascua (y no siempre se trata de la figura de un conejo).

Y es que es ahí precisamente donde se halla la leyenda del conejo de Pascua. Según cuentan, cuando Jesús fue puesto en el sepulcro, un conejo se había escondido y, asustado y triste, veía pasar a la gente que rendía homenaje a Jesús. El pequeño conejo no entendía quién era aquella persona ni por qué era tan venerada, pero comprendió que debía ser muy importante, así que se quedó a la espera de a ver qué sucedía.

Pasó el día y la noche cuando el conejito fue testigo de algo sorprendente: Jesús se levantó y salió de la cueva por su propio pie, ¡había resucitado!

Teniendo claro ahora que Jesús era el hijo de Dios fue corriendo a avisar a todos los que había visto llorar a los pies del sepulcro de que Jesús había resucitado. ¿Cómo darles tan gran noticia si no podía hablar? El conejo tuvo la gran idea de llevar a los ciudadanos un huevo pintado, de este modo entenderían el mensaje de vida.

Desde aquel día el conejo sale cada Domingo de Pascua con su cesta para dejar huevos en todos los hogares y así transmitir su alegría y dicha tras la resurrección de Cristo en Semana Santa.

Puedes leer más artículos similares a Cómo dibujar un conejo. Dibujos fáciles de animales para niños artistas, en la categoría de Dibujos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: