Cuándo hay más posibilidades de quedar embarazada

Curiosamente, aunque tenemos a nuestra disposición muchísima información para saber cómo quedar embarazada sólo con apretar unas cuantas teclas del ordenador, siguen circulando bastantes falsos mitos y confusiones respecto a cómo se concibe un hijo, y no me refiero a la manera de hacerlo, sino a cómo conseguir el embarazo, o evitarlo, sin el empleo de métodos anticonceptivos.

Hay métodos naturales con los que muchas mujeres consiguen el tan deseado embarazo, o lo evitan. Antes de empezar a seguir métodos anticonceptivos o métodos pró-conceptivos, estaría bien que intentasen primeros los métodos naturales.

Quedar embarazada: trucos para elegir el mejor momento

Pareja en la cama

Los métodos naturales de control de la natalidad nos ofrecen una fuente importante de información en el conocimiento de nuestro propio cuerpo, la observación de los signos y síntomas que se presentan de manera natural durante nuestros ciclos menstruales nos ayudarán tanto a buscar embarazos como a evitarlos (si no empleamos otros anticonceptivos de mucha más difusión y popularidad). Los aspectos que debemos saber y aprender sobre nuestro cuerpo:

- Los métodos naturales son eficaces, sobre todo, a la hora que buscar un embarazo, ya que se centran en saber cuándo se produce la ovulación, es decir, el momento en el que se libera el óvulo que podrá ser fecundado por el espermatozoide del hombre y, por tanto, cuándo es el periodo de más fecundidad en la mujer.

- Pese a que la vida media del óvulo es de 12 a 24 horas y la de los espermatozoides de unos cuatro o cinco días, para quedarse embarazada no debemos ajustar demasiado nuestro calendario, ya que no tenemos una bola de cristal para poder observarlos.

- El día de la ovulación no es invariable, aunque suele ocurrir aproximadamente a mitad del ciclo, entre el 14º a 16º, ésta se puede producir antes o después de lo previsto debido a aspectos como el propio estímulo sexual o desajuste por causas anímicas o fisiológicas. Así que, aunque está muy extendido pensar que durante la regla no nos podemos quedar embarazadas, no debes emplearla como anticonceptivo porque sí podrías quedarte embarazada.

- La dificultad de estos métodos naturales estriba fundamentalmente en dos causas: una es la interpretación correcta de los signos corporales, que requieren de cierta práctica. El método Billings, a través de la observación del moco cervical, necesita de entrenamiento previo para conocer el ciclo particular de una mujer, apuntando las características del flujo: elasticidad, color, cantidad, etc.

En segundo lugar, estos métodos exigen unos periodos obligatorios de abstinencia (en aquellos que lo emplean para evitar un embarazo) y precisan de la implicación activa y responsable de nuestra pareja. Sin embargo, para las que buscáis quedar embarazadas, todo son ventajas, ya que son muy útiles para reconocer cuándo somos más fértiles y, por tanto, tenemos más posibilidades de engendrar un hijo.

- El periodo de infertilidad de la mujer se produce, con toda seguridad, dos días después de haberse producido la ovulación y dura hasta la siente regla (periodo que transcurre durante la segunda mitad del ciclo de la mujer). En este momento en el ciclo de la mujer no puede producirse un embarazo. Los métodos anticonceptivos tradicionales, nos han puesto las cosas muy fáciles para evitar un embarazo y, por ello, desconocemos aspectos básicos de nuestro cuerpo de mujer. En muchos casos, la ignorancia nos puede llevar a un embarazo no buscado o a dificultar un embarazo deseado.

Patro Gabaldón