Fase folicular y embarazo. Conoce tu ciclo menstrual para tener un bebé

Si quieres quedarte embarazada, es fundamental que conozcas bien tu ciclo menstrual, tu ovulación y tus días más fértiles

Sandra Llorente
Revisado por Elba Mendoza, Ginecóloga - Obstetra, el

La fase folicular es la primera fase del ciclo menstrual. Comienza el día de la menstruación y termina con la ovulación. Esta etapa del ciclo es fundamental para la consecución de un embarazo, ya que prepara el sistema reproductor femenino para la ovulación, momento del mes en el que una mujer puede quedar embarazada. Que la fase folicular se desarrolle correctamente es fundamental para poder tener un bebé. Te explicaremos de forma sencilla qué es la fase folicular, cómo funciona y qué hormonas intervienen en el proceso.

Fases del ciclo menstrual

Fases del ciclo menstrual

Antes de entrar a describir la fase folicular, es importante tener en cuenta las distintas fases que conforman el ciclo menstrual. Cada una de ellas es fundamental para la consecución de un embarazo, de hecho, cada mes el cuerpo de una mujer que menstrúa de forma regular se prepara para fecundar.

El ciclo menstrual se divide en tres fases, la pre-ovulación, la ovulación y la pos-ovulación. En todas ellas, tanto los ovarios como el útero se preparan para la concepción y la implantación del óvulo. Por eso, se distinguen dos subtipos de ciclos dentro del ciclo menstrual, el ciclo ovárico y el ciclo uterino. Aunque normalmente hablamos de tres fases en el ciclo menstrual —la fase folicular, la ovulación y la fase lútea—, en realidad, la primera y la última corresponden al ciclo ovárico. Mientras estos ciclos ocurren, en el ciclo uterino también hay diferentes procesos, como la menstruación y la fase proliferativa durante la fase folicular y la fase secretora durante la fase lútea. Veamos cómo funciona paso a paso el ciclo menstrual para comprenderlo mejor:

Fase folicular

Es la primera fase del ciclo ovárico, comienza el primer día de la menstruación y termina con la ovulación (entre el día 10 y 14 después del primer periodo). En esta fase, los ovarios preparan al óvulo para la ovulación y para que pueda fecundarse en el caso de entrar en contacto con un espermatozoide. A su vez, después de la menstruación, se produce la fase proliferativa, es decir, el engrosamiento del útero para permitir que el óvulo fertilizado pueda implantarse en él.

Ovulación

Se produce aproximadamente a mitad del ciclo menstrual, entre el día 10 y 14 desde la menstruación, aunque depende mucho de los ciclos menstruales de cada mujer. La ovulación se trata de la liberación del óvulo por el ovario hacia las trompas de Falopio para que este pueda ser fertilizado en el caso de encontrarse con un espermatozoide. Esto se produce gracias a la subida de niveles de estrógeno que causan un pico de hormona leutinizante (LH), permitiendo la liberación del óvulo.

Fase lútea

Desde la ovulación hasta el comienzo del ciclo siguiente se produce la fase lútea. En el ovario, el folículo que lo contiene comienza a producir progesterona y estrógeno, lo que produce la conocida fase premenstrual, a través de la cual muchas mujeres experimentan grandes cambios en su cuerpo, incluso en su estado de ánimo. Si el óvulo liberado no es fecundado, este cuerpo lúteo se empieza a desintegrar, cayendo poco a poco los niveles de estrógeno para permitir la siguiente menstruación. Sin embargo, si el óvulo es fecundado, la progesterona liberada por el cuerpo lúteo permite dar soporte al embarazo. Durante esta fase también se produce la fase secretora del ciclo uterino, en la que el endometrio se prepara para recibir y soportar el embarazo o desintegrarse en la próxima menstruación en el caso de no existir fecundación.

Cómo funciona la fase folicular - Su importancia para lograr el embarazo

Fase folicular - Su importancia para lograr el embarazo

Como ya dijimos, es la primera fase y, en ella, se produce la menstruación y el útero se engrosa mientras los ovarios preparan los óvulos para la ovulación. Para ello, interviene directamente la hipófisis, una glándula situada en el cerebro que produce la hormona folicoestimulante (FSH). La FSH es la encargada de decirle a los ovarios que preparen el óvulo para la ovulación. En cada ovario hay diferentes folículos que contienen óvulos. Estos se desarrollan de forma distinta durante todo el ciclo menstrual. Aproximadamente a mitad de la fase folicular (más o menos cuando acaba la menstruación) hay un folículo más grande que los demás al que se le llama folículo dominante. Este es el que se prepara para la ovulación, es decir, para la liberación del óvulo.

La FSH, también conocida como hormona estimuladora del folículo, tiene un papel fundamental en este proceso, ya que los niveles adecuados de FSH permiten el crecimiento del folículo dominante para prepararlo para la expulsión del óvulo. Es por ello que es una de las primeras hormonas en medirse cuando hay problemas en la concepción. Esta hormona es fundamental en el proceso de maduración sexual de los seres humanos, tanto de mujeres como de hombres, también en la liberación de estrógenos, en la sinergia con la hormona luteinizante (LH) y el control de muchos procesos reproductivos.

Niveles altos de FSH en mujeres menores de 40 años de edad pueden indicar un caso de menopausia temprana y niveles bajos problemas de infertilidad. Es fundamental que un experto revise el perfil hormonal para determinar cuál es la razón de la descompensación de los niveles de esta hormona. En este caso, existen diferentes tratamientos para regular la producción de FSH y promover el embarazo.

¿Te ha sido de utilidad este artículo? Recuerda que si estás buscando quedarte embarazada, es fundamental que conozcas tu cuerpo y tu ciclo menstrual para poder mantener relaciones íntimas durante los días más fértiles y así aumentar las probabilidades de éxito en la fecundación.

Puedes leer más artículos similares a Fase folicular y embarazo. Conoce tu ciclo menstrual para tener un bebé, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: