Síntomas poco comunes de la ovulación. Conoce tus días fértiles

3 señales que nos alertan de que estamos en los mejores días para quedar embarazada

Norma Álvarez González
Norma Álvarez González Obstetra-ginecóloga

La ovulación marca los días fértiles de la mujer, ya que es en este momento cuando podrá tener lugar la concepción al mantener relaciones sexuales sin protección. El cuerpo, que es sabio, nos da algunas pistas sobre cuáles son esos días fértiles, pero a veces esas señales pueden ser confusas. Conoces cuáles son los síntomas poco comunes de la ovulación.

Qué es la ovulación y cuándo se produce

qué es la ovulación

La ovulación es una etapa del ciclo menstrual de la mujer. Es desencadenada por acción de las hormonas sexuales, y es la que determina los días fértiles de la mujer, ya que si la mujer mantiene relaciones sexuales en esta etapa puede lograr un embarazo.

El ciclo menstrual se inicia con la menstruación y termina con la llegada de la menstruación del siguiente ciclo. La duración del ciclo menstrual va de un rango de 21 a 35 días, con un promedio de 28 días y cuando es así, la ovulación ocurre en el día 14.

A nivel de una glándula ubicada en el cerebro llamada hipófisis ocurre la secreción de la hormona foliculoestimulante (FSH) y la hormona luteinizante (LH), las cuales estimulan a los ovarios para producir otras hormonas: estrógenos y progesterona que van a estimular y producir cambios en el útero y las mamas y, así, prepararse para una posible fecundación.

Las fases del ciclo menstrual de la mujer

fases del ciclo menstrual

Es importante que la mujer conozca las distintas fases por la que pasa su ciclo menstrual, porque de esta manera conocerá mejor su cuerpo desde el punto de vista físico y psicológico.

Fase folicular. Se inicia el primer día de la menstruación, ocurre un aumento de la FSH y estimula el desarrollo de varios folículos a nivel del ovario. Cada folículo contiene un óvulo, pero solo un folículo alcanza su desarrollo, y este folículo produce estrógenos.

Fase ovulatoria. Si el ciclo menstrual es de 28 días, esta fase ocurre en el día 14 y tiene una duración entre 16 y 32 horas. Se produce un pico de elevación de los niveles de LH la cual estimula el proceso de liberación del ovulo (ovulación), que generalmente ocurre 10 a 12 horas después del aumento de la LH.

Fase lútea. Sigue a la ovulación, tiene una duración de alrededor de 14 días (excepto si ocurre la fertilización) y finaliza justo antes del periodo menstrual. En esta fase el folículo roto en el ovario se cierra después de que se libera el óvulo y se forma una estructura quística llamada cuerpo lúteo, el cual es el encargado de producir otra hormona sexual femenina: la progesterona.

Esta actúa a nivel del endometrio (capa interna del útero), engrosándolo y haciendo que acumule líquidos a ese nivel para albergar a un posible embrión. Si no ocurre la fertilización del óvulo, el cuerpo lúteo degenera y después de 14 días disminuyen los niveles de estrógenos y progesterona y ocurre la menstruación y comienza un nuevo ciclo menstrual.

3 señales que nos alertan de que estamos en nuestros días fértiles

días fértiles

Todas estas fluctuaciones hormonales son las responsables de la aparición de signos y síntomas frecuentes tales como:

- Cambios en la temperatura basal
En el momento que se produce la ovulación ocurre un aumento de la temperatura corporal de 0.2 a 0.5 °C, debido al aumento de la progesterona tras la liberación del óvulo.

- Cambios en la secreción vaginal
Ocurre un aumento del moco cervical, el cual se vuelve transparente, más fluido y parecido a la clara del huevo. Este método, según explican en el informe 'Observación de la fertilidad', elaborado por Reproductive Health Access Project 'permite tener sexo vaginal todo el tiempo con excepción de 4 días durante el ciclo menstrual'.

- Cambios en el cuello uterino
Cambia a consistencia más blanda y el orificio cervical externo se abre un poco más para facilitar el paso de los espermatozoides.

Síntomas menos frecuentes de la ovulación

síntomas ovulación

Generalmente estos cambios pueden pasar desapercibidos, pero si prestamos un poquito de atención y encontramos que su aparición coincide en el medio de nuestro ciclo menstrual regular, podríamos detectar que están relacionados con el día de la ovulación.

De esta manera, además, podríamos estar más en sintonía con nuestro cuerpo y participar más activamente en lo que ocurre cada mes, ya que nos podría ayudar a facilitar o evitar un embarazo.

- Dolor o malestar en la zona baja del vientre producido por la rotura del folículo ovárico y puede observarse en un 20% de las mujeres.

- Dolor en las mamas o en los pezones. No es especifico y puede presentarse antes o después de la ovulación por el elevado nivel de hormonas.

- Manchado vaginal. Puede verse en los días cercanos a la ovulación y se explica por el aumento de los estrógenos, los cuales estimulan el crecimiento del endometrio.

- Ganglios linfáticos inguinales inflamados. Se encuentran a ambos lados de la pelvis y puede ocurrir que notes que se inflaman en el mismo lado de tu cuerpo en el que se ha liberado el óvulo en ese ciclo.

- Cambios extremos de humor. Es debido a los cambios hormonales que se producen en el cuerpo de la mujer y que además también pueden verse acompañados de cefalea, náuseas, fatiga y edema de cara y pies.

Puedes leer más artículos similares a Síntomas poco comunes de la ovulación. Conoce tus días fértiles, en la categoría de Quedar embarazada en Guiainfantil.com.