Por qué acudir al osteópata durante el embarazo

Los beneficios de la osteopatía si estás embarazada

La osteopatía mediante técnicas suaves y específicas para embarazadas, ayuda a prevenir y tratar las molestias que pueden aparecer durante este periodo, mejorando el confort materno y facilitando  una mejor adaptación ante los cambios que suceden en el cuerpo de la mujer.

Está indicada a partir de la 12ª semana de gestación, (por ser éste el tiempo en el que existe más probabilidad de aborto espontáneo), siempre y cuando no exista un embarazo de riesgo, o alguna contraindicación específica, como en casos de preeclampsia (tensión arterial alta) o de placenta previa.

Las razones de acudir al osteópata durante el embarazo

Por qué acudir al osteópata durante el embarazo

Aunque no existan molestias, una sesión trimestral sería aconsejable como método preventivo.

Durante el embarazo, el cuerpo de la mujer sufre modificaciones. Las curvas de la espalda suelen acentuarse debido al peso del útero y al aumento de determinadas hormonas que facilitan una “ relajación” o laxitud ligamentosa, que incrementa la movilidad de las diferentes articulaciones, sobre todo en la pelvis. 

El osteópata enseñará ejercicios de reeducación postural y dará consejos para realizar de forma correcta las actividades del día a día, y las que vendrán una vez nacido el bebé.

También valorará el estado de los diferentes órganos y estructuras que pueden provocar síntomas como: naúseas, reflujos, ardor, estreñimiento, gases, varices,edemas … 

La osteopatía favorece una mejor posición fetal y mayor bienestar al bebé. Toda tensión en la pelvis, desde la espalda al abdomen, puede afectar a la postura del niño. Nuestro objetivo es conseguir un útero con buena movilidad, elasticidad y capacidad de contracción, ofreciendo un lugar más amplio y cómodo para el bebé, facilitando un mejor parto.

Tu osteópata podrá ayudarte a conseguir una mejor gestión emocional  durante el este proceso, con técnicas que actuan sobre el sistema nervioso. Facilitará una mejor adaptación al estrés y a la ansiedad. Resolverá cualquier duda que le pueda surgir a la madre, brindando información actualizada sobre los distintos procedimientos, ventajas e inconvenientes de los mismos.

También podrá ayudarte a conseguir una mejor conexión con tu cuerpo, que aumentará tu confianza y seguridad para el momento del parto.