Relato de una madre para sobrevivir a los terribles 2 años de su hijo

La forma viral en la que una mamá ha conseguido luchar contra las rabietas de su hijo

María Machado

Los terribles dos años. Parece el título de una película de miedo y, en parte, para muchos padres lo es. Hace ya algún tiempo que escuche esta (temible pero popular) expresión para referirse a la rebeldía por la que algunos niños pasan cuando cumplen 2 añitos. La adolescencia de la infancia, también le llaman.

¿Hay alguna forma de que este momento de la vida de nuestros pequeños no sea tan horrible? Pues según esta madre, cuyo texto se ha convertido en viral en las redes sociales, sí hay una manera de sobrevivir a los terribles 2 años de los niños. Y es tan fácil como aprender a ver la vida de una forma diferente, tratando de comprender lo que nuestros hijos necesitan y quieren.

La lucha de una madre contra los terribles dos años de su hijo

Sobrevivir a los terribles 2 años de un niño 

“Tengo un hijo que va a cumplir dos años en un par de semanas. Ha sido MUY activo desde que comenzó a caminar (a los 11 meses). Escalando, corriendo, saltando, subiéndose en cualquier cosa que encontrara. También ha tenido grandes rabietas desde entonces; GRANDES rabietas. Soy una SAHM (stay-at-home-mum; término que se utiliza para hablar de las madres que no trabajan para cuidar a tiempo completo de sus hijos) y estaba empezando a sentirme resentida por tener un hijo tan ‘complicado’ mientras que todas mis amigas tienen hijos ‘sencillos’ (aunque sé que eso no es cierto porque estar con un bebé 24 horas los 7 días de la semana te puede hacer pensar cosas muy locas)”.

Así empieza el post en Reddit de la usuaria Nannygirl10, un relato con el que muchos padres se pueden sentir identificados. ¿Cómo se puede actuar en estos casos para sobrevivir a los terribles 2 años de los niños? Esta madre ha tenido una revelación que, según ella misma asegura, le ha cambiado la vida. Y es que por fin ha encontrado una explicación al comportamiento que su hijo ha adoptado en los últimos tiempos.

“Hace poco, me di cuenta de que literalmente, todo lo que mi hijo quiere hacer es… AYUDARME. Que mi hijo hiciera cualquier cosa que le pedía era una auténtica lucha (sal del frigorífico, deja de ir al baño para abrir el grifo, etc.) Así que estas últimas semanas he estado dejando que me ayude en cosas como ‘ok, cierra la nevera’, ‘está bien, cierra el grifo’, en lugar de decirle que no a todo y retirarlo físicamente. Sé que esto suena a sentido como, y no sé cómo no me he dado cuenta antes, pero me ha ayudado TANTO. ¡Han disminuido sus berrinches en un 75%, si no mas, los dos estamos mucho más felices!

Literalmente, no puedo creer que me haya llevado tanto tiempo darme cuenta de que no solo estaba siendo desafiante, sino que todo lo que quería era involucrarse en las cosas en lugar de que le dijeran qué hacer. Me siento como una madre de m*** por eso, pero al menos finalmente me di cuenta. ¡Espero que esto pueda ayudar a algunos de los que estáis luchando contra los ‘terribles dos años’!”.

¿Y si dejamos a un lado el estrés? ¿Y si tratamos de comprender a nuestros hijos? ¿Y si dejamos de autoexigirnos tanto? Quizá la lucha contra los terribles dos años de nuestros hijos resulta más sencilla.

Tratando de comprender los terribles dos años de los niños

La clave está en tener empatía con nuestros hijos. Y para ello, debemos comprender por qué sucede este cambio en el comportamiento de los niños. Es a partir de los 2 años cuando los niños empiezan a descubrir ‘de verdad’ el mundo que les rodean: su curiosidad natural, y ahora que ya saben andar, les lleva a convertirse en pequeños exploradores que lo quieren hacer todo solos, pero que aún no son conscientes de los peligros.

Cada vez son un poquito más autónomos, aprenden nuevas habilidades… Y tienen rabietas. Estas son una forma de expresar cómo se sienten, ya que aún no saben gestionar ni comprender sus emociones.

¿Y qué podemos hacer?

1. Poner límites
Los niños necesitan límites para ser felices. Sin embargo, estas normas (que deben ser claras y transmitidas con cariño) tienen que ir de acuerdo a la edad de los pequeños y siempre deben establecerse desde el respeto y la comprensión. Los límites sirven de guía y de aprendizaje para los niños.

2. Dar mucho amor y cariño
Igual que cuando eran bebés, ahora que tienen dos años y cuando sean mayores, los niños necesitan recibir amor de sus padres. Las consecuencias de que los pequeños no se sientan queridos son falta de seguridad en ellos mismos, bajo rendimiento, tristeza, etc. ¡Disfruta del tiempo con tus hijos!

3. Establecer unas rutinas
Aunque a los adultos las rutinas nos aburran, los niños las necesitan para saber qué viene después, qué esperar, para dormir bien... ¡para ser felices!

4. Anticípate
Seguro que eres capaz de identificar cuando tu hijo va a comenzar una rabieta. Trata de evitar aquello que sabes que va a acabar desencadenando un berrinche. De esta forma, te librarás de algunos malos momentos.

Y sobre todo... ¡disfruta de tus hijos!

Puedes leer más artículos similares a Relato de una madre para sobrevivir a los terribles 2 años de su hijo, en la categoría de Etapas de desarrollo en Guiainfantil.com.