Ayudar a los niños a dejar el pañal a su ritmo (con respeto y amor)

¿Cómo saber si mi hijo está preparado para usar el orinal, bacinica o inodoro (WC)?

Núria Capdevila García
Núria Capdevila García Redactora y maestra de inglés
Revisado por Eva Hernández, Psicopedagoga y maestra, el

Dejar el pañal es uno de los momentos más complicados para nuestros hijos y es que, al fin y al cabo, llevan usándolo desde que nacieron (y se han acostumbrado a ello). Por ello, debemos tener mucha paciencia durante este momento, incentivarles y mostrarnos comprensivos en todo momento. Y, lo más relevante, respetar sus tiempos y sus necesidades. A continuación hablamos de cómo acompañar a los niños en el proceso de dejar el pañal, siempre desde el respeto y la empatía.

Cómo dejar el pañal con respeto, empatía y amor

Dejar el pañal al ritmo de los niños

Hay diferentes enfoques que los padres podemos emplear a la hora de ayudar a nuestros hijos e hijas a dar el paso al orinal o bacinica. Todos ellos, más o menos rápidos, suelen funcionar, pues los niños y niñas van creciendo y entendiendo que hay que hacer las necesidades fuera del pañal. Sin embargo, la forma más respetuosa es la que tiene mejores resultados; es decir, que sean los niños los que decidan cuándo y cómo quieren hacer este cambio del pañal al orinal o inodoro.

Cada niño y cada niña tiene un desarrollo diferente y unos tiempos propios para ir haciendo cambios. Por este motivo, no se puede decir que haya una edad estándar a la hora de retirar el pañal. Sin embargo, sí hay unas edades en las que se considera que los niños ya tienen un desarrollo adecuado para dejar el pañal, las cuales rondan los 2 o 3 años. Lo importante, sin embargo, es dejar que sea nuestra hija o hijo el que vaya haciendo los cambios y ayudarle, en vez de preocuparnos por la edad en la que debería hacerlo.

En este sentido, hablar de acompañar a nuestro hijo o hija al 'dejar el pañal' suena más adecuado que 'retirar el pañal', pues es el pequeño o pequeña quien decide cuándo está preparado para empezar a usar el orinal o WC.

¿Cómo saber si mi hijo o hija está preparado para dejar el pañal?

Mi hijo está preparado para usar el orinal

Para saber si los niños o niñas están preparados para dejar el pañal, deberemos observar ciertos comportamientos y cambios en ellos. Por un lado, debemos valorar si nuestro hijo o hija se ha desarrollado suficientemente a nivel neurológico, lo que le permitirá retener el pis y la caca. Por otro lado, debemos observar si el niño está preparado para ello a nivel personal; es decir, que quiera hacerlo.

Algunos de los indicadores que podemos observar y que nos mostrarán que nuestro hijo está preparado para dejar el pañal son:

- Que pueda estar muchas horas con el pañal seco o que se levante por la mañana con el pañal seco.

- Que tenga un buen desarrollo motor; es decir, que camine correctamente, suba bien las escaleras o que salte, por ejemplo.

- Que utilice vocabulario específico relacionado con el control de esfínteres: que sepa usar las palabras 'pis' y 'caca' en el contexto adecuado.

- Que haga pis y caca siendo consciente de ello: podemos ver que ya busca un rinconcito más alejado, que ya no le apetece hacerlo delante de los demás...

- Que se sienta incómodo con el pañal manchado y quiera quitárselo, por ejemplo.

- Que nos diga directamente que va a hacer caca o que nos diga, directamente, que necesita ir al baño u orinal.

Cuando vemos estos indicadores, es señal de que nuestro hijo está preparado, a nivel fisiológico, para dejar el pañal. Sin embargo, otra cosa es que quiera hacerlo y aquí es donde debemos intervenir los padres: no debemos adelantarnos a sus tiempos y debemos tener en cuenta sus necesidades.

¿Qué ocurre si obligamos al niño a usar el orinal o bacinica?

Si obligamos a los niños a usar el orinal

Si intentamos que nuestros hijos dejen el pañal antes de que estén preparados para ello, podríamos generar un trauma y entorpecer su desarrollo. Es decir, podríamos ver que desarrollan cierta aversión a este proceso y que lo eviten al máximo. Además, también podría suceder que hubiera una regresión en este desarrollo; es decir, que vuelvan a mojar el pañal o que no quieran hablar más de ello.

Debemos tener en cuenta que, si no hay ningún problema fisiológico, la mayoría de los niños pueden controlar sus movimientos intestinales y aprender a ir al baño antes de los 4 años. ¿Por qué adelantarnos a este momento? No podemos compararnos ni comparar a nuestros hijos, pues no los estaremos respetando a la hora de tomar sus pequeñas decisiones y les estaríamos generando una presión que no les ayudaría en nada.

Acompañar a los niños en el proceso de dejar el pañal a su ritmo

Que los niños empiecen a usar el orinal

Los padres debemos hacer de guía en todo este proceso de dejar el pañal. Es decir, no imponer un tiempo, pero sí tratar de inducir un poco el cambio de forma tranquila y cómoda para nuestros hijos.

Para ello, es fundamental incentivarles con ejemplos que ellos puedan entender. Por ejemplo, podemos preguntarles: '¿No quieres hacer pipi o caca en el orinal como lo hacen papa y mamá?' o '¿No te gustaría ir al baño como este personaje del cuento que tanto te gusta?' Estas pequeñas preguntas hacen que el niño o la niña reflexione un poco y desarrolle esta necesidad de actuar como los demás.

Además, también debemos tener en cuenta que los niños quieren hacer lo que hacen los demás, por lo que la interacción social con otros niños también les ayudará a dar este paso.

Cuestiones a tener en cuenta antes de retirar el pañal del niño

Retirar o quitar el pañal de los niños

Como hemos visto, ayudar a nuestros hijos a dejar el pañal es algo que debemos hacer a su ritmo. Sin embargo, hay ciertas consideraciones para tener en cuenta para que este proceso sea un éxito.

Lo más importante es tener paciencia con ellos. No podemos regañarles si no quieren hacerlo o no pueden, pues esto solamente les genera una sensación de angustia al ver que no cumplen con las expectativas de papá y mamá. Esto no solo lo hará sentir mal, sino que minará su autoestima. Sin embargo, sí podemos reforzarles positivamente cada vez que lo hagan bien. De este modo, el niño tendrá motivación para seguir esforzándose.

Enseñarles la ropa interior de papa y mamá y comprarles la suya propia también es algo que les llamará la atención y, por ende, se sentirán más motivados a la hora de dar este paso.

Y, sobre todo, debemos tener en cuenta sus preferencias. Los niños no son iguales y mientras que unos preferirán el orinal, otros irán directamente al baño. Debemos respetar qué es lo que prefieren para que se sientan cómodos y comprendidos.

Retirar el pañal a nuestro hijo es uno de los momentos que más nos preocupan. Sin embargo, si adoptamos una actitud positiva y tranquila, los niños se sentirán mucho más cómodos y el proceso será mucho más fácil. Respetando sus tiempos y demostrándoles lo contentos que estamos con ellos, conseguiremos que dejen el pañal voluntariamente y sin momentos estresantes para la familia.

Puedes leer más artículos similares a Ayudar a los niños a dejar el pañal a su ritmo (con respeto y amor), en la categoría de Uso de pañales en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: