A mi hijo le cuesta atender en clase pero se concentra con la tablet

El tipo de atención de los niños en el colegio es diferente a la concentración con las pantallas

Melina Núñez Martín
Melina Núñez Martín Psicóloga general sanitaria

¿Por qué a mi hijo le cuesta atender en clase, pero sí que se concentra con la tablet? Esta es una pregunta que escuchamos a menudo en consulta, sobre todo teniendo en cuenta que uno de los motivos más frecuentes por los que los padres deciden llevar a sus hijos o hijas a una evaluación está relacionado con su capacidad para prestar atención y concentrarse.

A continuación vamos a conocer más sobre los distintos tipos de atención (atención exógena y endógena) y cómo afecta a la concentración de los niños ante los distintos estímulos.

¿Por qué a mi hijo le cuesta atender en clase pero se concentra con la tablet?

Sí, a mi hijo le cuesta atender en clase

En cambio, la frase estrella que nos comentan los padres es la siguiente: 'No entiendo por qué dicen que mi hijo (o hija) tiene dificultades para mantener la atención cuando es capaz de pasarse horas atento a un videojuego, a la tablet o con el móvil sin distraerse. Si tuviera dificultades de atención como dicen desde el colegio, mi hijo también se distraería en esas actividades, ¿no?'.

Este es un comentario se repite mucho en consulta por parte de los padres y madres; y es cierto que a primera vista, suena un poco contradictorio ¿verdad? Se supone que si hay dificultades atencionales, deberían manifestarse en diferentes contextos o actividades, ¿no?

Es cierto y de hecho, uno de los criterios para diagnosticar el TDAH es que este trastorno tiene que estar presente en al menos dos contextos. Sin embargo, hay que hacer una pequeña o mejor dicho, una gran diferenciación. Lo que sucede es que hay que diferenciar entre atención exógena (involuntaria y automática) de la atención endógena (voluntaria y controlada).

[Leer +: Tipos de atención de los niños]

Cuáles son los diferentes tipos de atención de los niños

cuando el niño se concentra con la tablet

Como ya te hemos explicado, hay dos tipos de atención que debemos diferenciar en los niños. Si tenemos en cuenta sus características, podremos comprender por qué un niño puede mantener la atención durante mucho tiempo en una pantalla, mientras que suele distraerse con frecuencia cuando estudia, hace los deberes o está en clase.

- La atención exógena de los niños
¿Por qué resulta sencillo que los niños (y los padres) mantengan la atención durante horas en la tecnología? Y nos referimos a todo tipo de pantalla: móvil, tablet, televisión, videojuegos... Lo que sucede es que este tipo de dispositivos captan nuestra atención.

Los estímulos que se muestran en la tablet (colores, sonidos, movimientos...) hacen que nos guiemos por el estímulo y no seamos nosotros quienes la dirigimos. Es decir, nos exige una atención involuntaria y automática y por tanto, muy diferente a la atención que se requiere en actividades que realizamos en nuestro día a día. Cuando un niño está frente a la tableta o el móvil, tiene un papel pasivo: no tiene que hacer 'nada' para recibir esos estímulos; algo que no ocurre cuando está delante de un libro, que requiere otro tipo de atención.

- La atención endógena de los niños
En muchas actividades diarias donde es necesario permanecer concentrados o atentos, son actividades en las que tenemos que ser nosotros quienes dirijamos nuestra atención sin presencia de estímulos que nos la capten. Hablamos de la atención endógena.

Cuando el niño tiene que permanecer atento a las explicaciones que el profesor da en el aula, cuando lee un texto o realiza una tarea, cuando estudia... Tiene que ser ella o él mismo quien dirige la atención y ser capaz de mantenerla durante un tiempo prolongado, de manera controlada y voluntaria sin que el propio texto o el profesor esté captando su atención continuamente.

A los niños les cuesta más prestar atención en el colegio

Tipos de atención y concentración de los niños

Como puedes imaginar, el segundo tipo de atención (la atención endógena) requiere mayor esfuerzo de la propia persona y suele estar guiada por las metas del niño, no por los estímulos.

Al mismo tiempo, si nos centramos en lo que ocurre en el cerebro infantil, supone un mayor control a nivel cortical donde está implicada nuestra corteza prefrontal (que es la encargada de la planificación, atención, organización y toma de decisiones, entre otras).

Si además tenemos en cuenta que esta es una de las áreas cerebrales que tarda más en desarrollarse en los niños, esto hará que veamos algunos pequeños que no son capaces de mantener la atención frente a una tarea por sí mismos sin nada que le estimule a mantenerla mientras la realiza o sin alguien al lado que le motive o redirija la atención. ¿No te parece curioso?

Puedes leer más artículos similares a A mi hijo le cuesta atender en clase pero se concentra con la tablet, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.