El infalible método Pascal para que los niños aprendan a estudiar

Cómo crear una rutina de estudio con los niños en casa

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

¿Sabes en qué consiste el método Pascal? Se trata de una eficaz técnica de estudio para que los niños aprenda a estudiar, porque no es lo mismo aprender que aprobar y porque la clave está en el orden, la planificación y en no dejar nada para el último momento. Si quieres ayudar a tus hijos con sus estudios y sus exámenes, no dejes de ensañarles esta técnica de aprendizaje, ¡les va a servir de mucho!

El método Pascal o por qué es una técnica eficaz de estudio para los niños

el método pascal

Esta frase seguro que la has oído más de una vez: 'aprender a aprender'. ¿Qué quiere decir? Pues que hay tantas cosas por conocer que lo que en verdad debemos hacer es aprender a aprender y a tener cierta predisposición y actitud antes los estudios. Tal vez mis palabras no te han sacado de dudas, pero verás que cuando termines la lectura de este post lo comprendes a las mil maravillas. Para empezar a entender este método de estudio que aquí vengo a contarte, debemos hablar antes de nada de la planificación, de la rutina y del apoyo de los padres.

Planificación
Sl alumno sigue un programa bien planificado es un estudiante de sobresaliente. Dicho de otra forma, nada de improvisar y nada de dejarlo todo para el último momento. Al igual que hacemos en clase, nos crearemos un horario para la tarde, por ejemplo, a las 18 toca hacer los ejercicios de mates y de lengua. A las 18.45 leer y, cuando termine, repasaré la lección que me van a preguntar el próximo lunes.

La planificación evita agobios, prisas de última hora y también inseguridades. Y no solo eso, además, nos permite conocer de antemano las tareas del día y el tiempo que nos va a quedar para jugar, dar un paseo con mamá y papá, ver un rato la televisión...

Rutina y también orden
Ya tenemos el calendario con las tareas escolares para la tarde. Ahora solo nos queda terminar de crear la rutina completa: llegamos de cole, tomamos una merienda rica y sana, descansamos un rato, nos ponemos con las tareas y ¡a jugar! ¿Has visto que sencillo? ¡Nada de perezas ni de desorden!

Por otro lado, recuerda que tus hijos deben tener un lugar bien iluminado en el que trabajar y hacer sus deberes cada día a la misma hora. El material estará ordenado, no habrá juguetes encima de la mesa que puedan servir como distracción y la casa estará en un ambiente tranquilo y relajado. Las actividades se dividen en tiempos según la edad del niño nunca superando la hora y media y estableciendo descansos de 5 o 10 minutos entre tareas.

Apoyo de los padres
El método de estudio Pascal especifica que los padres deben apoyar y ayudar a sus hijos, ojo, que esto no quiere decir hacerles los deberes o preguntar en el grupo de WhatsApp del cole qué tareas tienen para hoy. Niños y niñas deben aprender a ser responsables de sus cosas y también deben hacer sus deberes. Ahora bien, pueden preguntar dudas a sus padres y se pueden apoyar en ellos, por ejemplo, para hablar de si están nerviosos por el examen de la semana que viene.

Cómo poner en práctica el método Pascal paso a paso

aplicar el método pascal desde casa

Una vez que tenemos nuestra rutina de estudio creada debemos ponernos manos a la obra con las asignaturas. ¿Hay examen de lengua? ¿toca resolver tres problemas? ¿unos ejercicios en inglés? Adaptando los pasos a cada materia y a cada tarea, básicamente se trata de hacer esto:

- Lectura previa de la lección
Consiste en leer lo que se ha visto en el clase ese día e, incluso, lo que va a tocar mañana. De este modo el alumno irá preparado y seguro de sí mismo.

- Lectura comprensiva
Leemos despacio los contenidos que tenemos que aprender, intentaremos entenderlos bien y resolveremos posibles dudas.

- Subrayado
Marcaremos en amarillo lo más importante de cada lección.

- Reglas mnemotécnicas
¿Sabes lo que son? Unas técnicas sencillas y muy útiles de asociación mental de distintas informaciones para recordar nombres, fechas y demás datos específicos. ¡Funciona!

- Esquema
¿Toca examen? Pues nada como un esquema para organizar ideas y verlo todo a golpe de vista. Una vez tenemos el estudio terminado, volveremos a coger nuestro esquema para hacer un pequeño repaso de lo aprendido.

- Autoevalución
Si hay examen la semana que viene, una vez hayamos estudiado y repasado con la ayuda del esquema que hemos hecho nosotros mismos, podemos hacer en casa una simulación del examen para asegurarnos de que nos lo sabemos todo. Además, es una buena idea para quitarnos los nervios de encima. Mamá y papá escriben unas preguntas en un folio, el niño las contesta y, una vez ha releído lo anotado, se corrige con azul lo que está bien y con rojo lo que hay que volver a repasar.

Este simulacro de examen se puede hacer también oral. Mamá pregunta y el hijo responde y lo que se falle se apunta en una hoja para repasar de nuevo. O como si fuera un juego, escribimos en unas tarjetas fechas, tablas de multiplicar, reglas de ortografía o que cualquier otra cosa que toque estudiar; si se acierta se suma un punto, si falla se resta.

Si ha tenido buena puntuación, que seguro que sí, el alumno puede elegir la peli del fin de semana para ver en familia con bol de aperitivos para compartir incluido. Y es que, como dice el estudio 'Hábitos de Estudio, de la Universidad de Granda, no hay nada como premiarse, es decir, reconocer lo que has logrado aunque aún no hayas terminado el proyecto entero,  ayudará a tener mejor disposición ante lo que aún te queda por hacer.

Puedes leer más artículos similares a El infalible método Pascal para que los niños aprendan a estudiar, en la categoría de Escuela / Colegio en Guiainfantil.com.