Cómo educar en la prudencia a los niños sin que le cojan miedo a todo

A través de los cuentos y el ejemplo enseñamos a los niños a ser prudentes

Marga Santamaría
Marga Santamaría Coach educativa

En nuestra crianza como madres y padres, son muchos los valores que nos gustaría inculcar a nuestros hijos e hijas: que sean responsables, que sean respetuosos, que aprendan a cuidarse, que sean asertivos, que resuelvan bien, que sean generosos y amables, solidarios, que sepan poner límites... En definitiva, nuestro objetivo es que crezcan felices y se conviertan en adultos plenos y realizados.

Uno de los valores que puede aportar mucho en todo este camino, es el de la prudencia, que además está relacionada con otras características como pueden ser la sensatez, la cautela, la madurez, la reflexión... Te contamos cómo educar a los niños en la prudencia, sin que le lleguen a coger miedo a todo.

Educar a los niños en la prudencia sin miedos

Educar en el valor de la prudencia a los niños

A todas las mamás y papás nos gustaría que nuestros hijos e hijas, tuvieran la prudencia suficiente y además equilibrada con el miedo adecuado. Recordemos que el miedo es una emoción básica, y que en algunas ocasiones nos limita, nos impide avanzar, pero que otras veces nos puede servir de 'salvavidas'.

Pues bien, con la dosis justa de prudencia nuestros hijos van a poder desarrollar una autonomía más óptima para su evolución; teniendo en cuenta y valorando también esa maravillosa espontaneidad que les caracteriza.

La prudencia es entendida como la capacidad de elegir de forma adecuada. El estudio 'El análisis de las virtudes y fortalezas en niños' de la psicóloga Aldana Sol Grinhauz de la Universidad de Buenos Aires, añade que la prudencia también conlleva considerar los pros y contras al contemplar una decisión, con templanza.

Yo diría que la prudencia es un verdadero arte, ya que en la actualidad vemos a muchos dirigentes políticos, jefes, educadores o responsables de equipo, que sus tomas de decisiones han resultado ser de todo menos acertadas.

La prudencia en ocasiones viene innata, pero también se sabe que hay una parte que puede ser aprendida y entrenada, y es ahí, donde las mamás, papás y docentes podemos trabajarla. Si analizamos despacio lo que implica la prudencia, nos encontramos que conlleva: parar de forma consciente, reflexión, análisis, conocimiento de uno mismo...

Cómo enseñar a los niños a ser prudentes

Enseñar a los niños a ser prudentes en su día a día

A continuación te propongo algunas ideas que te ayudarán a educar en la prudencia a tus hijos.

1. En primer lugar y quizá lo más importante para mí, es el ejemplo. Nuestros hijos e hijas no van a hacer lo que les decimos, sino que harán lo que nos ven hacer.

2. En momentos en lo que actuemos con prudencia, podríamos aprovechar esa ocasión para explicarles por qué hemos tomado una decisión y no otra. Ver con ellos la importancia del análisis.

3. También es bueno aprovechar momentos en los que han tomado una decisión, independientemente del resultado, y valorar con ellos esa consecuencia, sin juicios. Es importante que aprendan que todos nuestros actos, nuestras decisiones, tienen un efecto. Comentar esa decisión y reflexionar sobre qué hubiera pasado si se hubiera optado por otra decisión.

4. Practicar con ellos la calma, ofreciéndoles herramientas para ello, como por ejemplo la respiración consciente. Así, ante situaciones en las que hay que tomar decisiones con cierta premura, conectar con la calma espanta el nerviosismo.

5. Leer cuentos con nuestros hijos o contarles historias en las que aparezca este valor. Los cuentos llegan directamente al subconsciente y en muchas ocasiones hacen solos su trabajo.

6. Evitar también, y no solo para trasmitir este valor sino como regla en nuestra crianza, inculcar miedos o atemorizar de forma innecesaria ante situaciones que pueden ocurrir.

7. También es importante y necesario, practicar con nuestros hijos e hijas el conocimiento de sí mismos, así como sus fortalezas y debilidades; de esta manera, ante una situación en la que hay que tomar una elección, por ejemplo, participar de un reto deportivo, conocerse lo mejor posible, les ayudará a elegir de la forma más adecuada, junto con nuestro acompañamiento.

La prudencia, acompañada de otra serie de valores, ha llevado a muchas personas al éxito, hablando en términos de realización personal. Apostemos por este valor, a veces olvidado y llevémoslo de forma consciente a nuestro día a día para que seamos mejores referentes en nuestro día a día para nuestras hijas e hijos.

Cuentos para hablar con los niños sobre este valor

Como te decíamos, una de las mejores formas para transmitir valores a los niños, como la prudencia, es a través de los cuentos. Por eso, a continuación hemos recogido algunos que te podrían gustar.

La imprudencia de Chispita La imprudencia de Chispita. Enseña a tus hijos cómo pueden prevenir accidentes con la fábula de Imprudencia de Chispita. Es muy común que los niños no tengan en cuenta los peligros que les rodean. Debemos enseñarles a ser conscientes de que deben pensar las cosas con calma antes de actuar si no quieren tener accidentes.

Blacita la imprudente Blacita la imprudente. Los poemas con rima no son sólo un fantástico instrumento para la concentración y memorización de los niños. También se utilizan para transmitir valores. Aquí tienes un ejemplo.

La ardilla Camila, desordenada La ardilla Camila, desordenada. Para que los niños aprendan la importancia de ser ordenados, respetuosos con sus cosas y con las de los demás y cuiden la naturaleza te invitamos a leer La ardilla Camila, un cuento para niños desordenados y poco cuidadosos. Son cuentos infantiles para aprender valores.

Cascabel reconoce sus errores Cascabel reconoce sus errores. El cuento de Cascabel reconoce sus errores enseña a los niños el valor de la humildad y la importancia de rectificar y reconocer un error. Un cuento infantil con valores para los niños. Cuento para niños sobre la importancia de reconocer los errores. Cuento con valores para niños.

Puedes leer más artículos similares a Cómo educar en la prudencia a los niños sin que le cojan miedo a todo, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.