Qué debe comer la mujer y qué no en el primer trimestre de embarazo

Es muy importante siempre mantener una correcta alimentación para contribuir de manera eficaz al desarrollo del bebé

Marco A. Rodríguez Saldivar

Llevar una dieta equilibrada es una preocupación que se intensifica durante el embarazo, ya que en esta etapa comer sano influye de forma positiva tanto en la salud de la madre como del bebé. La alimentación es el doble de importante, porque la dieta debe adaptarse a las nuevas necesidades aportando todos los nutrientes en la cantidad adecuada. ¿Qué se debe comer y qué no en el primer trimestre de embarazo?

Cómo influye la alimentación de la madre en el desarrollo del bebé en el útero

la alimentación en el embarazo

La etapa fetal y los primeros años de vida son críticos. Esto es debido a que se establecen bases moleculares y genéticas, entre otras. Por otro lado, una nutrición inadecuada puede relacionarse con problemas de prematuridad y morbimortalidad neonatal, y la obesidad también puede resultar peligrosa para la salud del futuro bebé.

Como madre y médico, debemos recordar que cada gestante tiene necesidades particulares, que obedecen a sus hábitos alimentarios y costumbres, y deben adecuarse a los malestares propios del estado fisiológico que atraviesan y a sus preferencias o antojos. Los malestares que suelen presentarse durante los primeros meses de gestación, tales como náuseas y vómitos, le impiden una adecuada alimentación.

Es importante saber que durante este periodo se están formando los órganos y las células del bebé, su desarrollo comienza a ser a gran velocidad. Y como ya sabemos, la alimentación es una base fundamental en todo ser vivo para un correcto desarrollo. Por ello, es esencial conocer los alimentos que se pueden ingerir y que ayudarán con este proceso y los que son necesarios eliminar para no dañarlo.

¿Qué debe comer la mujer en el primer trimestre de embarazo?

comer en el embarazo

En el primer trimestre el cuerpo empieza a aumentar sus reservas de energía o los depósitos de grasa, para preparar el cuerpo para ese aumento del gasto energético posterior y la lactancia materna. Si bien es importante conocer los alimentos que más pueden ser benéficos para el bebé, también se debe reconocer que la dieta estará basada en la salud de la madre, es decir, en casos de enfermedades subyacentes o el estado físico de la madre el médico tendrá que realizar una dieta específica.

Ahora, cuando menciono estado físico me refiero a los síntomas de embarazo que hasta el 50% de las mujeres pueden sufrir de forma extrema. Es decir, muy comúnmente las mujeres embarazadas presentan náuseas y vómitos, principalmente cuando se encuentran ante una situación de cansancio, estrés o ansiedad. Debido a esto, cuando las náuseas son extremas, es necesario tomar en cuenta que algunas recomendaciones alimenticias no son factibles.

Entre los elementos más importantes en las primeras semanas de embarazo se encuentran las vitaminas B, vitamina D, yodo, ácidos grasos, hierro y zinc.

- Hierro
Durante el embarazo la cantidad de sangre aumenta, por lo que es necesario consumir más cantidad de hierro que pueda ayudar tanto a la madre como al bebé. El hierro es un elemento fundamental para el crecimiento y desarrollo cerebral del bebé. Por lo que es necesario no omitir su ingesta. Los alimentos ricos en hierro son: espinacas, carne roja magra, cereales enriquecidos con hierro y panes. Se recomienda recibir 27 miligramos de hierro al día.

- Ácido fólico
La deficiencia de folato durante el período temprano del embarazo está asociada con la incidencia incrementada de defectos del tubo neural y con anormalidades cardíacas congénitas. Se considera que toda mujer que está planeando un embarazo debería tomar suplementos de ácido fólico al menos un mes antes de la gestación y durante los tres meses siguientes, en un embarazo planificado.

Sus fuentes son carnes y vísceras rojas, pescados, yema de huevo, leguminosas, hojas verde oscuras, brócoli, maní, betarraga cruda, palta. La biodisponibilidad del folato de diferentes fuentes dietarias también es diferente, va desde 2,9 a 72,2%.  

- Calcio
El calcio ayuda a reducir el riesgo de preeclampsia (presión arterial alta y signos de daño hepático o renal que puede ocurrir en mujeres después de la semana 20 de embarazo). Adicionalmente, es un elemento esencial para el desarrollo de los huesos, funcionamiento de los nervios, dientes fuertes, entre otras funciones. Los alimentos que contienen calcio son leche, sardinas, espinacas, salmón, frutas, queso, yogurt, entre otros.

- Zinc
La ingesta insuficiente de zinc está asociada con peso bajo al nacer y parto prematuro. Durante el embarazo hay mayor absorción intestinal. Los alimentos fuentes de este mineral son principalmente mariscos, carnes, vísceras rojas, huevos y cereales integrales.

- Vitamina A
La vitamina A desempeña un papel importante durante el embarazo, pues contribuye en el desarrollo de los órganos, tejidos y células. También tiene funciones esenciales en la visión del feto y su crecimiento ósea. No obstante, es importante mencionar que consumir dosis altas de vitamina A durante el embarazo puede incrementar los riesgos de malformaciones congénitas. Son fuentes de esta vitamina el hígado, huevo y leche; y, como beta caroteno (provitamina A), las frutas y verduras de colores amarillo, anaranjado y verde oscuro. 

- Vitamina C
Conocida como ácido ascórbico, es un antioxidante que protege las células, repara los huesos y cuida de la salud en general. Además, contribuye al sistema inmune y colabora en la absorción de hierro. Al igual que la vitamina A y C, la vitamina D ayuda al calcio a formar los huesos y dientes del bebé. Los alimentos que contienen estas vitaminas son huevo, espinacas, zanahorias, brócoli, naranjas, kiwis, fresas, pimientos, lácteos y derivados, pescado.

- Vitamina D
Hay pocos alimentos fuentes naturales ricas en vitamina D como los pescados grasos y la yema del huevo, también se encuentra en la leche. Actualmente, las leches evaporadas están enriquecidas con esta vitamina.

Alimentos y sustancias prohibidas para la embarazada en los primeros meses de gestación

las prohibiciones en el embarazo

Es muy cierto que existen muchos mitos sobre la alimentación durante el embarazo, sin embargo también es cierto que hay muchos alimentos que son recomendables no consumir. Por ello, es importante siempre mantener consultas con su médico y confiar en él.

Como ya sabemos, durante las primeras semanas del embarazo se experimentan muchos cambios tanto corporales como hormonales y psicológicos. Por ello es importante no arriesgar ni a la madre ni al bebé con alimentación errónea. Algunos de los alimentos que se deben evitar incluyen:

 - Carne cruda
Probablemente algunas de las madres sean amantes de la carne cruda o poco cocida. Pero esto durante el embarazo es cero recomendable ya que este alimento crudo puede contener listeria, una bacteria peligrosa para las mujeres embarazadas. Se sabe que esta bacteria puede generar abortos, infecciones alimentarias graves e, incluso, anormalidades en el bebé.

 - Alcohol
Es necesario siempre tomar en cuenta que el alcohol no es bueno en general para la salud y durante el embarazo menos. Las bebidas alcohólicas son peligrosas para el bebé ya que alteran los mecanismos que permiten la absorción de nutrientes, por lo que podrían causar desequilibrios en su desarrollo.

 - Embutidos
Los embutidos elaborados desde la carne cruda podrían contener un parásito conocido como toxoplasma gondii, el causante de la toxoplasmosis, una enfermedad en general leve, pero que puede complicarse hasta convertirse en fatal, principalmente en el feto.

- Pescado
El pescado puede contener niveles altos de mercurio por lo que su consumo habitual es desaconsejado debido a que podría incrementar los riesgos de padecer problemas renales, daños neuronales y fisiológicos en el bebé.

Las mujeres embarazadas durante el primer trimestre de la gestación se les recomienda la ingesta de alimentos ricos en ω-3 (omega 3), tales como los pescados azules y los aceites vegetales tales como girasol y maíz, que contienen altas proporciones de LA/ALA.

Es muy importante siempre mantener una correcta alimentación para contribuir de manera eficaz al desarrollo de su bebé. A pesar de que sí existen muchos antojos y siempre es necesario consultar con su médico que estos no sugieran ningún riesgo.

Referencias:

  1. María del Pilar Cereceda Bujaico, Margot Rosario Quintana Salinas. (2014). Consideraciones para una adecuada alimentación durante el embarazo. 29/04/21, de Scielo Perú Sitio web: http://www.scielo.org.pe/scielo.php?pid=S2304-51322014000200009&script=sci_arttext
  2. Jacqueline Álvarez Pérez, Joan D. Fernández Ballart, Lluís Serra-Majem. (2008). Consumo de alimentos ricos en ácidos grasos ω-3: Estudio en mujeres españolas durante el primer trimestre del embarazo (2002-2004). 29/04/21, de Rev. Esp, Nutr. Comunitaria

Puedes leer más artículos similares a Qué debe comer la mujer y qué no en el primer trimestre de embarazo, en la categoría de Etapas del embarazo en Guiainfantil.com.