Ser madres y padres página 5

Promocionado

Las mentiras de una madre

Las mentiras que cuentan las madres y los padres. Conviene no repetirlas con frecuencia para que los niños, que son muy listos, no duden de su veracidad. Estas mentirijillas propias de mamá y papá tienen una finalidad: que los niños obedezcan. Algunas de las más comunes son: si me lo cuentas, no castigo o levántate que son las nueve... ¿Te suenan?

Promocionado

Cómo aceptar a los hijos tal y cómo son

Qué difícil para muchos padres aceptar a sus hijos tal y como son, ¿verdad? Especialmente cuando el hijo sale con un carácter y unos intereses completamente diferentes as los de ellos. Algunos llegan a sentirse defraudados porque para ellos el hijo no puede desilusionarlos y por lo tanto eso de que educar es ayudar al niño a realizar sus potencialidades, está fuera de su contexto.

Promocionado

Los hijos no serán pequeños para siempre. Préstales atención

El vídeo 'It's just a phase so don't miss it' (Es sólo una fase, no te la pierdas), pretende recordarnos a los padres que los niños crecen tan rápido, y, al mismo tiempo alertarnos sobre la importancia de prestar atención a las pequeñas cosas del día a día y a las oportunidades que se van presentando en cada fase de la vida de un niño.

Promocionado

La comunicación y el vínculo del papá con su bebé

Estoy convencida de que el lenguaje que tienen los padres con los bebés no es el mismo que tienen las madres con sus pequeños. Es como si hablasen otro 'idioma' entre ellos. El vínculo de la madre con su hijo se crea cuando el pequeño está aún en su vientre. El vínculo que establece el padre con el bebé es más tardío. No siempre se consigue cuando el bebé nace. Hay padres que tardan meses en conectar completamente con su hijo.

Promocionado

Para cada niño su papá y su mamá son los mejores

El amor de los niños por sus padres. Los niños muchas veces rivalizan por quién es el que tiene un mejor papá, y es que para cada niño su papá o mamá son los mejores, no por las cosas que les consiente o regala, sino por las cosas que comparte con él y aprende a su lado. Parece una clara falta de juicio por parte de nuestros hijos, ¡distamos tantas veces de ser los mejores!