Mi oso Simplón. Cuento corto personalizado con el nombre de los niños

Imprime y rellena en los huecos el nombre de tu hijo para disfrutar más de la lectura este cuento infantil

A tu hijo le encantará leer este cuento corto personalizado que usa el propio nombre de los niños y, por tanto, les convierte en los protagonistas de la historia. Este tipo de cuentos infantiles es un recurso educativo genial para fomentar el hábito de lectura de los más pequeños. Además, te proponemos algunas actividades relacionadas con el relato. Se titula 'Mi oso Simplón'.

Cuento corto personalizado para los niños - El oso Simplón

Un cuento corto personalizado para los niños

- ¡Buenos días! ¡Arriba, ____! - me despierta mamá para ir al colegio.

Me he levantado, me he lavado la cara, me he mirado en el espejo y después de cepillar mis dientes, cuando me estaba peinando, he visto que me ha empezado a crecer el pelo; tanto me ha crecido que me arrastraba por el suelo del cuarto de baño y salía por la puerta y la ventana.

He visto que alguien se asomaba y me miraba un poco raro. Soy la persona que tiene el pelo más largo del mundo, he pensado triunfante. Pero ha llegado un momento que casi no podía ver y con tanto peso me costaba mucho trabajo caminar, entonces me he dado cuenta de que eso no molaba mucho. ¡Puf!

- ¡____! No te entretengas! - grita mamá aporreando la puerta del baño devolviéndome a la realidad. ¡Menos mal! Ya casi no podía moverme.

He cogido la mochila y la he colgado a mi espalda. De camino al colegio...

- ¡____! ¡____! - he escuchado que me llamaban.

Al volverme he visto que la cremallera de mi mochila estaba un poco abierta y asomaba la cabecita de mi oso Simplón.

- ¡Qué quieres, Simplón! - he exclamado sonriente.

- ¿Puedo salir? - me ha preguntado haciendo un mohín.

Simplón ha subido a mi cabeza y ha empezado a cantar feliz. La gente de alrededor me ha empezado a mirar con envidia. Eso es porque no saben que cualquiera puede llevar un oso cantarín sobre su cabeza. Yo me siento la persona más afortunada del mundo por tener a Simplón a mi lado.

Simplón sigue cantando feliz saltando y saltando sobre mi cabeza. De repente, mamá ha dicho tirando de mi mano:

- ¡____,! ¿Es que no has visto el semáforo?

Pero lo que he visto ante mí ha sido un dragón que me ha indicado que suba a su cabeza. Me he agarrado fuertemente a sus orejas cuando ha empezado a echar fuego por la boca y a elevarse. Me ha llevado a la altura de la cara de un gigante bizco, muy alto y delgado, que me ha mirado fijamente con un solo ojo de color rojo. Pero no me ha dado nada de miedo. Me ha hecho sonreír.

- ¡Hola,____! ¡Debes tener cuidado antes de cruzar o te atropellarán! - me ha dicho el gigante con voz ronca señalando el suelo. Entonces he puesto toda mi atención y he visto que junto a mis pies, haciendo mucho ruido, pasaban un montón de leones, cebras, arañas, y escarabajos, de todos los colores, tamaños y formas.

Después el gigante bizco me ha hecho un guiño y su ojo se ha vuelto de color verde. Ha hecho magia y todos los animales se han parado de repente. Mamá ha vuelto a tirar de mi mano para continuar la aventura. He dicho adiós al gigante mago y bizco que me ha hecho sonreír.

Algunos me han mirado, incrédulos, al verme encima del dragón. Eso es porque no saben que, si quieren, ellos también pueden tener como amigos a un dragón volador y a un gigante.

El oso Simplón sigue cantando feliz ahora encima de mi hombro.

Di el nombre de tu hijo al leer este cuento infantil

Cuento para niños personalizado con su nombre

- ¿____, te ocurre algo? Hoy no dices nada - me dice mamá mirándome a la cara extrañada de que hoy no hable como otros días.

Estaba a punto de decirle que es que estoy viviendo una gran aventura y justo en ese momento ha pasado un hada, vestida de hada, con un gorro picudo, leotardos de colores y una varita mágica. Se ha acercado a mí y me ha llevado en volandas, casi sin darme tiempo a despedirme de mamá, hasta un castillo con un pasillo muy largo donde había una habitación con un rótulo en la puerta que decía: 'La sala de aprender'.

Me ha dejado caer encima de un trono. Los de alrededor me han empezado a mirar con envidia. Eso es porque no se han enterado de que también ellos están sentados en un trono. Yo me siento la persona más afortunada del mundo por tener una amiga que es hada y me enseña tantas cosas.

Simplón sigue cantando feliz otra vez sobre mi cabeza.

Me he puesto una capa y una corona, que para eso soy de la realeza. Como estoy en la sala de aprender hoy he aprendido muchas cosas nuevas sobre el universo: a saltar entre las nubes, a volar con los pájaros sobre la tierra y el mar, a echar carreras con los colores del arco iris, a jugar junto al sol, la luna y las estrellas.

Al ver que me río a carcajadas y me divierto tanto muchos me han mirado con envidia. Eso es porque aún no han descubierto que ellos, si quieren, también pueden aprender, saltar, correr y jugar por todo el universo. Yo me siento la persona más afortunada del mundo porque sé reír y volar, y tengo el poder de aprender.

Simplón sigue cantando feliz otra vez encima de mi hombro.

Cómo usar este libro personalizado para los niños

Leer un cuento personalizado para los niños

Este es un cuento corto personalizado que puedes usar para llamar la atención de tu hijo hacia la lectura. Al sentirse interpelado directamente, al usar su nombre y convertirle en el protagonista de la historia, tendrá más ganas de conocer qué ocurre. Poco a poco, podremos fomentar el hábito lector y hacerle el mejor regalo: que aprenda a valorar la riqueza que nos aporta la literatura.

Usar este cuento corto es muy sencillo. Cuando le leas el relato, solo tienes que decir el nombre de tu hijo o hija en cada uno de los espacios vacíos (____). Como alternativa, puedes imprimir el texto de Marisa Alonso y escribir a mano su nombre, para que el pequeño vaya reconociendo y familiarizándose con cada una de las letras que componen su nombre.

Así, casi por arte de magia, tu hijo o hija se convertirá en el protagonista del cuento 'Mi oso Simplón'.

Comprensión lectora a partir de los cuentos cortos

Cuentos cortos con comprensión lectora infantil

Tras la lectura de este cuento corto personalizado, podemos hacer con los niños algunas actividades educativas divertidas como las siguientes. El objetivo de todas ellas es trabajar las distintas capacidades que se ponen en práctica durante la lectura de un texto literario.

1. Preguntas de comprensión lectora
En primer lugar te proponemos algunas cuestiones que te ayudarán a evaluar si tu hijo o hija ha prestado atención al leer y ha sido capaz entender el mensaje del cuento.

¿Cómo se llama el oso que canta?
¿Te acuerdas de algunos de los seres y animales con los que te has encontrado?
¿Crees que el dragón y el resto de seres mágicos son de verdad o son producto de la imaginación?
¿Por qué te sientes agradecido, según este cuento?

2. Buscar en el diccionario
Uno de los ejercicios más interesantes que podemos hacer con los niños de todas las edades es buscar en el diccionario (a poder ser, un ejemplar físico), todas aquellas palabras que no hayan entendido. No solo es una forma para ampliar su vocabulario, sino que les enseñamos a utilizar esta utilísima herramienta de aprendizaje.

A continuación te proponemos algunas palabras del cuento que podrían genera dudas en los niños:

Mohín
Incrédulo
Picudo
Leotardos

3. Ilustrar el cuento
Y, por último, te proponemos que hagas una bonita ilustración del cuento junto a tus hijos. ¡Que vuele vuestra imaginación!

Puedes leer más artículos similares a Mi oso Simplón. Cuento corto personalizado con el nombre de los niños, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: