El perrito Nono. Cuento corto para niños sobre adoptar una mascota

Cuentos infantiles de perros con actividades de comprensión lectora

¿Tu hijo te ha dicho que quiere tener un perro o un gato? ¿Quizá le llama la atención más un periquito o una tortuga? Marisa Alonso ha escrito un cuento corto para niños que les explica la gran responsabilidad que supone adoptar una mascota y que la familia crezca. El perrito Nono es un relato que habla a los niños sobre por qué nunca podemos abandonar a los perros (ni al resto de animales domésticos).

Cuento corto para niños - El perrito Nono

Un cuento corto de adoptar una mascota

Marián no puso muy buena cara cuando vio al perrito allí: siempre se había negado a tener animales en casa.

- Es una gran responsabilidad - insistía siempre a su hijo.

Pero Nono llegó a la familia un domingo de una noche fría de invierno; alguien lo debió abandonar y Yago fue incapaz de dejarlo cuando lo descubrió junto al contenedor de basura. El perrito no tendría más de dos meses, era color negro con una mancha marrón en un ojo y tenía las orejas pequeñas. Yago eligió ese nombre para su nuevo amigo.

- ¡Sabes que no quiero perros en casa! - dijo Marián a su hijo Yago.

- ¡Por favor, mamá! Solo unos días hasta que hallemos un hogar para él - dijo el niño.

- ¡Está bien! No lo podemos dejar en la calle. Mañana decidiremos - dijo Miguel, el padre de Yago que acababa de llegar a casa.

Acomodaron al cachorrillo en una caja con una manta y lo pusieron en el pasillo cerca de los dormitorios. Enseguida Yago lo fue a alimentar con un poco de leche tibia. El animal bebió agradecido y se quedó medio dormido hecho una bola.

A media noche Nono empezó a gemir lastimeramente y despertó a todos los de la casa. Marián y Miguel aparecieron en el pasillo cuando Yago calmaba al perrito en sus brazos. Miraron la escena y volvieron a la cama sin decir nada.

Al día siguiente, Yago estuvo toda la mañana hablando de Nono a sus amigos de la escuela; pero nadie podía hacerse cargo del perrito.

Cuando llegó del colegio Nono lo esperaba en la puerta de casa moviendo el rabito, contento, y Yago empezó a jugar con él. Su padre lo había llevado al veterinario para asegurarse de que no estuviera enfermo y le había dado de comer.

- ¿Has encontrado un hogar para Nono? - preguntó Marián a su hijo.

El niño negó cabizbajo. Miguel tampoco había tenido suerte aunque había preguntado en el trabajo. Yago se encargaba de dar de comer y beber a Nono todos los días.

Cuento infantil para niños que quieren adoptar una mascota

Cuentos cortos para niños sobre perros

Ya había pasado casi una semana y no encontraban una casa para Nono. El sábado Yago se despertó temprano.

- ¡Nono, Nono! - llamó al cachorrito.

Al ver que el perrito no acudía se levantó a buscarlo, pero no estaba en la caja. Buscó debajo de su cama, bajo los muebles, en la cocina, salió al jardín, pero no lo encontró. Despertó a sus padres temiendo que se hubiera escapado de Nono.

- ¡Nono no está! ¡Papá, mamá! ¡Nono no está! - dijo asustado.

- ¡Tranquilo, Yago! No puede haber salido de la casa - le dijo su padre para tranquilizarlo.

Marián, Miguel y Yago empezaron a buscar por toda la casa, pero el perrito no aparecía. Las puertas que daban a la calle y al jardín estaban cerradas. Los tres, desolados, se fueron a sentar al sillón de la salita. ¡No encontraban explicación! De repente, Marián escuchó algo.

- ¡Callad! ¿Habéis escuchado eso? - les dijo haciendo un gesto para que guardaran silencio.

Los tres en fila india fueron acercándose a la cocina, que era el lugar de donde provenía el ruido. Miguel se adelantó y fue directo a la caja de patatas que había debajo de la encimera, la abrió y allí estaba Nono tratando de salir.

- ¡Jajajajajajajajajaja! - ¡Mirad a quién tenemos aquí! - dijo sacando al perrito de su encierro.

Yago lloraba y reía cuando vio que Nono estaba bien y Marián respiró aliviada. Al poco rato sonó el teléfono y Marián fue a atender la llamada.

- ¡Hola! ¡He encontrado un hogar para tu perrito! - oyó que decía su amiga Cristina al otro lado del teléfono.

- ¿Un hogar para Nono? - repitió en voz alta para que lo oyera su hijo Yago. Al niño le dio un vuelco el corazón y miró suplicante a sus padres.

- Ya hemos encontrado un hogar para Nono. ¡Muchas gracias Cristina! - dijo Marián mirando al cachorrillo.

Yago fue a abrazar a su madre corriendo.

En pocos días el perrito había conquistado el corazón de todos y había pasado a ser un miembro más de la familia.

Actividades de comprensión lectora sobre este cuento infantil

Comprensión lectora sobre el cuento infantil

En Guiainfantil.com siempre te proponemos algunas actividades de comprensión lectora que puedes hacer con tus hijos una vez que habéis terminado de leer el cuento. Este tipo de ejercicios son muy útiles para que los niños practiquen sus habilidades lectoras y reflexionen sobre los valores que transmiten los textos. A continuación te proponemos algunas actividades que puedes modificar para que se adapten a la edad de tus hijos.

1. Preguntas de comprensión lectora

En primer lugar, te vamos a proponer algunas cuestiones de comprensión lectora que hacen referencia al cuento corto que habéis leído. Si tu hijo ha prestado atención y ha logrado entender el mensaje del texto, no tendrá ninguna dificultad para contestarla. Sin embargo, si tiene alguna duda, podéis volver a leer el cuento.

- ¿Qué tipo de animal llega a casa de Yago? ¿Qué nombre decide ponerle?

- La mamá de la familia no quiere que el perro se quede en casa, ¿verdadero o falso?

- ¿A qué se refiere la mamá cuando dice por teléfono a su amiga Cristina que ya han encontrado una casa para Nono?

- ¿Qué le hace cambiar de opinión?

2. Buscar las palabras en el diccionario

Es posible que tu hijo no conozca todas las palabras que aparecen en el cuento. En ese caso, te proponemos que cojáis un diccionario (mucho mejor si es un ejemplar físico) y busquéis todos aquellos términos que no comprenda. A continuación, puedes pedirle que se invente alguna frase en la que utilice dicha palabra para saber si ha comprendido su significado.

A continuación te proponemos algunas de las palabras que es posible que tu hijo no haya comprendido.

- Hallar
- Cabizbajo
- Hogar

3. Reflexionamos sobre la adopción de los perros

Y, por último, si vosotros también estáis pensando en adoptar una mascota, a continuación os dejamos algunas preguntas que os pueden ayudar a hacer un pequeño debate en casa. De esta forma, todos los miembros de la familia serán más conscientes de lo que implica la llegada de un nuevo miembro perruno a la familia.

- ¿Por qué crees que la mamá de la familia dice que tener una mascota es una gran responsabilidad?

- ¿Crees que Yago se comporta de una forma responsable? ¿Por qué?

- ¿Qué cuidados necesita un perrito? ¿Cómo podríamos asegurarnos de que se los ofrecemos?

- Cuando decimos que un perro no es un juguete, ¿a qué nos referimos?

Más cuentos cortos sobre perros

Puedes leer más artículos similares a El perrito Nono. Cuento corto para niños sobre adoptar una mascota, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: