Postura de yoga del Guerrero indio. Asanas de yoga para niños

Cómo hacer la postura del Guerrero o Virabhadrasana en familia

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

Una de las posturas de yoga más sencillas que hay para practicar con los niños es la asana del Guerrero indio, conocida también como Guerrero I o Virabhadrasana. 

Recuerda que practicar yoga en familia te aporta muchos beneficios, pero también se los aporta a tus hijos. En esta ocasión, la postura de yoga del Guerrero indio es ideal para estirar brazos y espalda y sobre todo, mejorar la concentración.

Cómo hacer, paso a paso, la postura de yoga del Guerrero indio con los niños

Postura de yoga del Guerrero indio

Disfruta de un momento de relajación y estira todos los músculos con ayuda de esta asana de yoga tan popular. Es tan sencilla, que podrás hacerla con tus hijos. Apunta las instrucciones para hacerla, paso a paso:

1. Colócate de pie sobre la esterilla, en la postura de la montaña y gira el pie derecho ligeramente hacia el exterior.

Postura de yoga del guerrero

2. Lleva las manos a la cadera y los codos hacia atrás. Los hombros también deben quedar hacia atrás, de forma que se conecten los omóplatos. 

postura del guerrero

3. Ahora da un gran paso hacia delante con el pie izquierdo. Para ello debes bajar la cadera. La rodilla no debe superar la altura del tobillo.

Guerrero de yoga

4. Levanta los brazos a la altura de los hombros. Es mejor que las palmas estén hacia abajo. Ahora levanta los brazos por encima de la cabeza y junta las manos, presionando las palmas.

Postura del Guerrero

5. Aguanta unos segundos y respira uniformemente. Repite con el otro lado.

Beneficios de la postura de yoga del Guerrero para padres e hijos

Descubre los maravillosos beneficios que esta postura de yoga del Guerrero número 1 tiene para ti y para tus hijos. Entre ellos, estos:

1. Extensión de la columna. Con este ejercicio, estiras todos los músculos y vértebras de la espalda. Es un ejercicio muy bueno para niños que tienen la costumbre de adquirir malas posturas.

2. Transmite energía positiva. esta asana está relacionada con el saludo al sol, y transmite mucho positivismo, a mayores y niños.

3. Mejora la concentración. Al mantener el equilibrio y el peso sobre una pierna, ayudas a mantener la concentración en un punto. Ideal para niños más nerviosos.

4. Fortalece las piernas. Es un ejercicio excelente para fortalecer los músculos de las piernas.