Consejos para ver un eclipse solar con los niños de forma segura

Precauciones para ver un eclipse solar con los niños sin riesgos

Un eclipse solar es un fenómeno astronómico en el cual la luna se coloca justo enfrente del sol, ya sea de forma parcial o completa. Este fenómeno solo se puede ver desde determinados lugares de la tierra, y ya que la luna gira en una órbita ligeramente inclinada alrededor de nuestro planeta, esto provoca que este suceso sea poco frecuente de ver.

A pesar de ser un fenómeno magnifico y muy interesante para enseñarle a los niños, es necesario tomar precauciones para ver un eclipse solar con los niños de forma segura, ya que son mucho más sensibles a las quemaduras solares y si no existe la prevención adecuada se puede llegar a dañar su vista.

Peligro de ver un eclipse solar con los niños sin medidas preventivas

eclipse solar con los niños

El eclipse solar puede dañar los ojos, ya que la radiación del sol es muy intensa y puede afectar la retina. A este fenómeno se le conoce como retinopatía solar, la cual puede causar lesiones y pérdida de agudeza visual. En estos casos el mejor tratamiento es la prevención, ya que en la actualidad se pueden controlar los síntomas, pero en sí, los daños son irreparables.

Cómo ver un eclipse de sol con los niños sin riesgos

En Guiainfantil.com te damos los mejores consejos para que tus hijos puedan apreciar este fenómeno que nos regala la naturaleza, con seguridad.

1. Cuidado con objetos inadecuados. No darle a los niños radiografías, películas quemadas, negativos, cristales ahumados, o CDs para ver el eclipse a través de ellos, ya que éstos no protegen los ojos de los rayos ultravioleta. 

2. Usar gafas especializadas. El uso de gafas de sol es insuficiente, por lo cual no es recomendable que los pequeños miren el eclipse con ellas. En este caso existen gafas homologadas o con filtros especiales para poder disfrutar de este fenómeno. Consulta el listado que ha publicado la NASA para dicho propósito.

3. Medir el tiempo de exposición al eclipse. Incluso con protección adecuada, es recomendable mirar el eclipse solo por un par de segundos.

4. Realizar proyecciones. Hacer una proyección sobre una pared blanca para mirar el eclipse indirectamente es una muy buena opción. Esto lo puedes lograr a través de un telescopio o unos binoculares, ¡pero cuidado! no olvides que es indirectamente, jamás se debe mirar directamente a través de estos dispositivos ópticos.

5. Mirar las sombras de las hojas de los árboles. Los huecos que quedan entre las hojas de los árboles funcionan de lente y a través de ellos se proyecta la imagen del sol eclipsado. Una forma diferente y original de apreciar este fenómeno.

6. Debes estar pendiente de los niños durante todo el eclipse y si llegaran a tener alguna molestia hay que acudir inmediatamente con el oftalmólogo.