Por qué los perros se huelen la cola. Leyenda mexicana para niños

Leyenda latinoamericana para reflexionar con los niños sobre el trato que damos a los animales

Estefanía Esteban
Estefanía Esteban Responsable Multimedia

Las leyendas nos traen historias llenas de magia. Muchas, intentan explicar aparentes misterios de la Naturaleza o de los animales que nos rodean. Por ejemplo, esta leyenda mexicana, explica a los niños por qué los perros se huelen la cola unos a otros para reconocerse, un gesto que a los pequeños les parece muy curioso. 

Descubre con la leyenda 'Por qué los perros se huelen la cola' el significado de un gesto tan común entre los perros y responde con tu hijo a las preguntas de comprensión lectora para encontrar el mensaje más importante de la historia. ¡La respuesta a esta pregunta va a sorprenderte!

Descubre Por qué los perros se huelen la cola con esta leyenda mexicana para niños

Por qué los perros se huelen la cola

Cuenta la leyenda que hace muchos, muchísimos años, en un pueblecito de México, los perros del lugar se sentían muy tristes. Ellos eran muy bondadosos y se comportaban con mucha fidelidad hacia los humanos: siempre les acompañaban, estaban a su lado, les ayudaban en las tareas del campo...

Los perros se convirtieron de esta forma en los animales más leales para los humanos. Y sin embargo, ellos estaban tristes. ¿Sabes por qué? Porque a pesar de que ellos se esforzaban en portarse cada vez mejor con los humanos, muchos de ellos les maltrataban o simplemente les mostraban indiferencia o desprecio.

Para hablar de este problema, un día, decenas de perros se reunieron en Asamblea. Consideraban que era una situación muy injusta y necesitaban encontrar la solución. Y después de mucho hablar, llegaron a esta conclusión: necesitaban la ayuda del dios Tiáloc. 

Al terminar la reunión, escribieron una carta par enviarla a este dios. Pero les quedaba lo más importante. ¿Quién se encargaría de llevar la carta? El dios Tiáloc vivía muy, pero que muy lejos... Decidieron que tendría que ser un perro con muy buen olfato para encontrar el camino. Y escogieron al mejor: un perro negro, muy joven y musculoso con un olfato envidiable. 

¡Que contento se puso el perro al ser elegido para una misión tan importante! Sin embargo, cuando iba a partir, preguntó por algo en lo que no había caído hasta ese momento: ¿y dónde guardaría la carta? Después de mucho pensar, el perro más anciano, dijo:

- Lo mejor es que la guardes bajo la cola, porque es el lugar más seguro.

Y así se hizo. El perrito partió contento hacia la morada del dios Tiáloc. 

Pero pasaron los años. Y más y más años. Y todavía, a día de hoy, el perrito negro no ha vuelto de su misión. Por eso, desde que partió, los perros se huelen la cola al encontrarse, para reconocer si es el mensajero que vuelve con la carta del dios Tiáloc. 

Descubre si tu hijo entendió el mensaje de la leyenda

La historia de 'Por qué los perros se huelen la cola' para reconocerse unos a otros nos hace reflexionar sobre un tema de fondo muy importante. ¿Lo habrá entendido tu hijo? Ayúdale contestando con él a estas preguntas de comprensión lectora: 

- ¿Por qué estaban tristes los perros de esta historia?

- ¿Qué decidieron hacer los perros para cambiar esa situación?

- ¿Regresó el mensajero con la carta del dios Tiáloc?

- Entonces.. ¿por qué se huelen la cola los perros unos a otros?

- ¿Crees que las personas podemos hacer algo para que los perros dejen de estar tristes?