Cómo ayudar a los bebés a pensar. Evolución del cerebro de los niños

Actividades y juegos que estimulan el pensamiento del bebé desde que es un recién nacido

¿Los bebés recién nacidos piensan? Por curiosidad o avance científico es una pregunta que ha inquietado a padres e investigadores de diversas disciplinas. Sin embargo, no ha sido fácil resolverla y es que, ¿cómo preguntarle al bebé en qué está pensando? ¿Cómo es la evolución del cerebro de los bebés? ¿Cómo ayudar a los bebés a pensar?

La respuesta la encontramos en estudios científicos realizados en los últimos cuarenta años, dedicados a analizar los mecanismos cerebrales de bebés y niños y que han permitido llegar a conclusiones sorprendentes sobre estas interrogantes. No solo referente a que los bebés sí piensan, sino que son unos pequeños genios capaces de realizar complejos procesos lógico – deductivos.

Actividades que estimulan el cerebro y pensamiento del bebé

juegos para bebés

Sus primeras experiencias están basadas en sensaciones y se rigen por comportamientos instintivos: hambre, frío, sueño, calor… Son las denominadas por la ciencia como pensamientos embrionarios o proto pensamientos. El bebé emite al exterior esas sensaciones mediante el llanto. La madre las atiende dando la respuesta que corresponda, alimentación, abrigo, atención, y es a partir de esa primera interacción mamá–bebé cuando se inician los procesos de pensamiento, aunque aún no son capaces de expresarlos con palabras.

Esa repetición metódica de las rutinas le da un marco estructurante al pensamiento del bebé y la introducción de cambios lo va fortaleciendo. El juego de cosquillas, por ejemplo, es un gran estimulante del pensamiento, así como el de hacer aparecer y desaparecer un juguete. Diversos experimentos científicos dan cuenta que los bebés piensan y procesan información desde muy temprana edad, y lo expresan mediante gestos o acciones, teniendo como centro la comprensión.

En ese sencillo juego de tirar un objeto al piso para que tú lo recojas una y mil veces o hacer rodar su carrito se encuentra la comprensión de procesos físicos elementales como la gravedad y la trayectoria de un objeto móvil, comprobado en investigaciones realizadas por científicos en las universidades de Illinois y de Harvard. 

Así descubren los bebés cómo funciona el mundo que les rodea

el cerebro de los bebés

En estudios hechos en las universidades de Rochester y California con bebés y niños, los científicos concluyen que, de manera inconsciente, los niños realizan experimentos y analizan datos estadísticos y su cerebro procesa la información con el rigor del método científico.

Por ejemplo, bebés de 8 meses fueron capaces de notar la extracción de un conjunto de bolas rojas, ubicadas en una caja que en su mayoría contenía bolas de color blanco; y bebés de 20 meses infirieron que a una persona le gustaba más un juguete de determinado color si tomaba un gran número de juguetes de ese color, aún cuando fuesen escasos.    

La psicóloga Alison Gopnik también ha realizado diversos experimentos en esta materia. Uno de ellos, utilizando brócoli y galletas saladas con niños de 15 y 18 meses, concluyendo que, a los 15 meses, los bebés piensan que a las demás personas les gusta lo mismo que a ellos, pero, a los 18 meses, son capaces de entender que no todos pensamos igual y de interpretar los gustos y pensamientos de las demás personas.

Esta y otras investigaciones realizadas por esta psicóloga, filósofa y profesora de la Universidad de Berkeley, en California, le permiten expresar que 'los bebés y niños son el departamento de investigación y desarrollo de la especie humana. Nos recuerda que 'los bebés y los niños son muy malos para concentrarse en una sola cosa, pero son muy buenos para tomar toda la información de muchas fuentes diferentes a la vez'.

Esto se debe a que sus cerebros poseen innumerables neurotransmisores, que son excelentes para inducir el aprendizaje y la plasticidad. Decimos que los niños 'son muy malos prestando atención', pero, al contrario, resulta que no son capaces de ignorar todas las cosas interesantes que están a su alrededor y centrar su atención solo en una. 

Van más allá de las apariencias superficiales, son capaces de indagar sobre la naturaleza de los objetos. ¿Les ha pasado que le regalan un juguete al niño y termina desarmado? Tendemos a pensar que el niño no cuida o que es un destructor cuando, en realidad, podríamos tener un genio en la casa y no nos hemos dado cuenta. Diversos experimentos demuestran que mientras los niños juegan, experimentan y buscan relaciones causales en todo lo que tienen enfrente, siendo este el procedimiento a través del cual descubren cómo funciona el mundo.

El juego como herramienta para ayudar a los bebés a pensar y sacar sus propias conclusiones

el cerebro de los bebés

Los anteriores son solo pequeños ejemplos que demuestran que los bebés y niños sí piensan y sacan sus propias conclusiones. Así que aprovechemos esa asombrosa capacidad que tienen para ayudarles a crear pensamientos positivos, que serán de utilidad para toda la vida.

El juego es una herramienta fundamental en este proceso, por lo que te invito a que dediques cada día un tiempo para compartir interactuar con tu bebé. Desde el primer día, durante el día y/o cuando cambies el pañal, háblale, sonríele, exprésale frases positivas sobre sí mismo y lo feliz que se sienten en casa por su llegada. ¡Hazle sentir un bebé amado!

A medida que va creciendo, dedica un tiempo para jugar juntos. Sé que el trabajo, los quehaceres, el cuidado del bebé y las múltiples cosas que hacemos nos dejan exhaustas, pero por muy ocupada que estés, regálate unos minutos al día para jugar con tu bebé, sin otra distracción. ¡Será tiempo de calidad y de gran valor para ti y para su desarrollo!

Puedes leer más artículos similares a Cómo ayudar a los bebés a pensar. Evolución del cerebro de los niños, en la categoría de Estimulación infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: