La cestita de la música para estimular el cerebro y el oído del bebé

Un herramienta para trabajar la estimulación auditiva de los bebés a partir de los 2 meses

Judit González
Judit González Maestra y pedagoga

Hoy vengo a hablaros sobre la cestita de la música, una propuesta sencilla para hacer con vuestros bebés a partir de los dos meses de edad (sí, se pueden hacer mil y una propuesta con nuestros bebés desde el nacimiento). Se trata de una herramienta muy útil para estimular el cerebro pero también el oído de los bebés. Si buscas recursos para procurar la estimulación auditiva de tu hijo o hija, presta atención a esta idea.

La importancia de estimular el oído y el cerebro de los bebés

Usar la cestita de la música para estimular al bebé

Para realizar esta propuesta, me inspiré en el libro: 'Todo un mundo de sensaciones' (Elizabeth Fodor, Ma Carmen García-Castellón y Montserrat Morán, 2013), que luego adapté a las necesidades e intereses de nuestro bebé, como seguramente haréis también vosotras.

Me gustaría hacer un inciso y aclarar que no estoy de acuerdo con el 100% del libro. Como pasa siempre que leemos algún título, hay ideas que te parecen brillantes ('¿cómo no se me había ocurrido antes?') y, sin embargo, otras con las que no comulgas de ninguna de las maneras (¡esto no lo hago con mi bebé ni loca!). De eso se trata, tras hacer acopio de lecturas variadas, formarte tu propia opinión al respecto de un tema.

El uso de la cestita de la música para bebés
Imagen de Judit González

Volviendo al tema que nos compete, me pareció muy interesante la información que ofrecía sobre la estimulación auditiva inicial: es necesario que el oído de nuestro bebé reciba la información de diferentes sonidos pero, como curiosidad, es aún más efectivo si tenemos la delicadeza de presentárselos primero por un oído y luego por el otro, sobre todo al principio.

¿Qué conseguimos con este procedimiento? Que la estimulación llegue a ambos hemisferios cerebrales.

El hemisferio derecho del cerebro es el responsable de la parte melódica, y el hemisferio izquierdo, del habla. De ahí a que la estimulación deba ser en ambos oídos, para poder estimular los dos hemisferios. Gracias a este tipo de juegos ayudaremos infinitamente a formar el camino hasta llegar a la etapa de adquisición del lenguaje.

Cómo usar la cestita de la música con los niños

Estimulación del cerebro y oído del bebé con la cestita

Desde aproximadamente los dos meses podéis preparar, con mucho cariño, su cesta de la música, es decir, aquel lugar donde descubrirá distintos sonidos y podremos estimular sensorialmente su parte auditiva. Esta cesta o caja puede acompañar al bebé en su primer año de vida. Asimismo, se pueden ir incluyendo y eliminando elementos con el paso de los meses.

Cuando presentes un sonido a tu hijo o hija, te percatarás de que girará sus ojos, su cabecita y todo su cuerpo en esa dirección, pues todo él o ella se excitará hacia ese lado, no solo el oído. Seguidamente, repite el mismo sonido en el otro lado. Ve cambiando de objeto sonoro. Primero, lo agitas en un lado y, luego, en el otro. Con tres sonidos diferentes cada vez, es suficiente.

En un primer momento, serás tú la persona que escoja los elementos de la cesta y se los presente pero, más adelante, será el propio o la propia bebé quien los explore. Por ello, cuando nuestro bebé se interese por la cesta la situaremos en su ambiente diurno, donde podrá alcanzarla siempre que quiera.

Otro detalle a tener en cuenta, cuando el bebé se vuelva partícipe activo de su cestita, deberemos tener sumo cuidado con los objetos que se encuentran dentro de la misma, pues sabemos que todos los bebés como consecuencia de su fase oral y sus ganas de recibir la información de los intentos, todo se lo llevarán a la boca, así que solo dejaremos los elementos seguros.

Qué elementos incluir en la cesta o caja para nuestros hijos

Cómo preparar la cestita de música para tus hijos

Llegados a este punto es posible que te estés preguntando qué elementos o juguetes se pueden introducir en la cestita de la música para lograr la estimulación auditiva del pequeño. Para ello, te voy a contar cómo es la cesta que le he preparado a mi hijo. Mi bebé acaba de cumplir un año y, llegados a este punto, tenemos dentro de nuestra cesta:

- Juguetes con cascabeles.

- Sonajeros que suenan diferente.

- Palo de lluvia.

- Caja de música.

- Libro crujiente.

- Sonajero madera.

- Saquito con conchas.

- Elementos naturales (piedras chocando entre sí, palos que crujen al romperse, hojas secas...).

- Algún pequeño instrumento: xilófono, guitarra, tambor, pandereta...

- Campanillas.

- Cascabeles.

- Papeles de seda, celofán, aluminio...

Cómo preparar la cesta de la música para tu hijo o hija
Imagen de Judit González

En definitiva, todo lo que se os ocurra que produzca un sonido suave, sin estridencias, se puede introducir. Aconsejo que dejemos a un lado móviles, tabletas, televisión y juguetes sonoros. Las opciones son muy variadas y no es necesario recurrir a estos elementos tecnológicos.

Como conclusión, comentar que habrá muchas formas de estimular a nuestros bebés auditivamente hablando, pero por experiencia propia os diré que la cestita de la música es una propuesta muy completa, sencilla, divertida y atractiva para nuestros y nuestras bebés, que nos permite estimular además ambos hemisferios cerebrales mientras jugamos con la música y exploramos los sonidos que nos rodean.

Puedes leer más artículos similares a La cestita de la música para estimular el cerebro y el oído del bebé, en la categoría de Estimulación infantil en Guiainfantil.com.