Cómo enseñar a los niños a cuidar los océanos

Mantener playas, mares y océanos limpios ha de ser una máxima de las nuevas generaciones

Iván Carabaño Aguado

Desde Guiainfantil.com te recordamos con frecuencia que el principal determinante de la salud son los estilos de vida saludables, con especial atención a la alimentación y el ejercicio físico. El segundo determinante de la salud tiene relación con el medio ambiente.

De ahí que aprovechemos que el 18 de septiembre es el Día Mundial de las Playas para aportarte una serie de consejos para enseñar a los niños a cuidar los océanos.

7 pautas para enseñar a los niños a cuidar los océanos

la importancia de aprender a cuidar los océanos

Ya conoces la importancia del pescado en la alimentación infantil (se aconseja consumir 3-4 raciones de pescado a la semana), y para que dispongamos de buena pesca hemos de tener unos océanos y unas playas en el mejor estado de conservación posible.

A continuación te aportamos una serie de consejos para enseñar a los niños a mantener unos océanos lo más saludables posibles:

1- Reducción de las emisiones de CO2. El efecto del cambio climático sobre el mar se puede reducir con algo tan simple como la utilización, siempre que sea posible, de los transportes públicos no contaminantes (tren de cercanías, metro, etc.).

2- Ojo con el plástico. Cada año, miles de animales marinos mueren de forma directa o indirecta por la sobreabundancia de plástico, que acaba en los fondos marinos. ¿Qué podemos hacer? Reutilizar las botellas de agua, utilizar bolsas de tela para ir a la compra, reciclar los envases, etc.

3- Sostenibilidad de determinadas especies. Tendrían que diseñarse estrategias gubernamentales para evitar el agotamiento de determinadas especies. En España, por ejemplo, se están adoptando medidas a la hora de proteger la sardina, que es un pescado azul de pequeño tamaño, muy saludable.

4- Limpiemos la playa. Enseñemos a nuestros hijos a que, tras bajar a la playa, hay que recoger los posibles restos de comida, colillas de tabaco, latas y todo aquello que pueda ensuciar.

5- Ojo con las mascotas. No tire especies marinas criadas en acuarios al mar. Este hecho puede facilitar la introducción de especies invasoras, con el perjuicio para el ecosistema subsiguiente.

6- Viaje responsables por el mar. El mar no es una papelera. Esto es: cuando hagamos un viaje por el mar, con fines recreativos o turísticos, llevemos dispositivos donde posicionar la basura. Después, en tierra firme, la canalizaremos al contenedor de reciclado que corresponda.

7- Tu hijo puede transmitir el mensaje de respeto por el mar a sus compañeros. Cuando tu hijo tenga que hacer algún trabajo, un buen tema puede ser este. Al fin y al cabo, la vida procede del agua, y estamos en deuda con este maravilloso elemento. Se lo debemos.

Bueno, pues ya sabes más cosas sobre cómo iniciarte en la protección del mar. Recuerda que en Guiainfantil.com puedes obtener más información con otros aspectos, como:

- Las picaduras/mordeduras de especies animales marítimas.

- Los riesgos de la exposición solar.

- Cómo abordar el tratamiento de las quemaduras solares.