Emociones, valores, destrezas... Todo lo que aprende un niño de 6 años

El niño de seis años desde el área cognitiva, el plano afectivo-emocional, el lenguaje y el desarrollo motor

Maya López
Maya López Licenciada en Filosofía y Letras

¿Cómo es el desarrollo de un niño de 6 años? ¿qué es lo que va a aprender? ¿cómo se va a desarrollar su lenguaje? ¿y en el plano emocional y social? Si tienes un hijo o una hija que ya ha cumplido los 6 años o que está a punto de hacerlo, entonces ¡esto te interesa! Hablamos, punto por punto, de todo lo que aprenden niños y niñas a estas edades.

Los niños de seis años desde el punto de vista del desarrollo motor y sensorial

desarrollo motor niño de seis años

Niños y niñas a la edad de 6 años son tanto o más activos que a la edad de 5 o 4, con la particularidad de que tienen su cerebro mucho más desarrollado. Por eso, preguntan a todo 'por qué', son curiosos y no se cansan de investigar, explorar, probar, inventar, crear y demás cosas que no vas a tardar en ver por ti misma. Analicemos cómo se desarrollan los niños a estas edades y qué van a aprender, conocerlo te será de gran ayuda para saber en qué centrarte y qué debes potenciar.

Cuando hablamos del desarrollo sensorio-motor de un niño nos referimos a la coordinación de los músculos grandes (brazos y piernas) y pequeños (manos, dedos...), así como a la fortaleza que va adquiriendo en los mismos. Como están creciendo mucho, lo más aconsejable, además de seguir una alimentación sana y variada, nunca está de más el recordatorio, es hacer ejercicio, a ser posible al aire libre.

Tienen muy buen equilibrio, por eso no se suelen marear cuando dan vueltas y más vueltas ni se caen cuando caminan a la pata coja. Correr, brincar, bailar, saltar, trepar, subir y bajar suelen estar entre sus juegos favoritos. Recuérdale que sea precavido, a parte de eso, ¡qué juegue cuanto quiera!

Su motricidad fina es tan avanzada ya que lo de coger bien el lápiz ha dejado de tener secretos para ellos. Dibujar con trazo fino y colorear sin salirse es pan comido. Por cierto, todo lo que tenga que ver con la creatividad es maravilloso para fomentar su imaginación y también para calmarse cuando están nerviosos.

Su coordinación a pequeña escala también ha mejorado mucho, con todo y con eso, pueden necesitar ayuda para cosas cotidianas como abrocharse los botones y atarse los cordones.

¿Qué ocurre en el área del lenguaje de un niño seis años?

el lenguaje de un niño de seis años

Tu hijo sabrá hablar casi casi como un adulto, ¡qué ilusión te va hacer escucharle! Si bien es cierto que hay muchos niñas y niñas que saben hablar desde edades más cortas, será ahora cuando sepan pronunciar correctamente palabras más complejas como 'murciélago' o 'médico'.

A su vez, tendrá capacidad, sino ya dentro de poco, de describir con frases cortas películas que han visto o cuentos que les han leído. Anímale en este aspecto todo lo que puedas pues será de gran ayuda el día de mañana a la hora de trabajar la comprensión lectora.

El deletreo es otro aspecto a destacar de esta etapa. Enséñale a deletrear, por ejemplo, su nombre y verás que no le supone casi ningún esfuerzo.

En durante esta fase cuando podrá empezar a leer, poco a poco. Primero palabras sueltas, luego frases y de ahí todo lo que quieran. Acuérdate de animarle, incentivar la lectura en casa pero nunca le obligues pues podría decir aquello de 'no me gusta leer'.

El desarrollo de un niño de 6 años desde el área cognitiva

área cognitiva de un niño de seis años

Si te parecen pocas las cosas que está aprendiendo tu hijo en esta nueva etapa para él, aquí tienes otras tantas. Ten en cuenta que son patrones generales, cada niño va a su ritmo y no por eso hay que agobiarse ni 'meterle prisa'.

Puede contar hasta más de 100, incluso para atrás. Empieza las sumas y las restas sencillas, es decir, su mente está preparada para asimilar todos estos nuevos conocimientos.

Por otro lado, es un gran conocedor de su entorno, comprende bien las cosas, tiene una capacidad de mayor de concentración, de hecho, puede prestar atención continua un poco más de tiempo. Con todo y con eso, los descansos en la escuela o en casa entre deber y deber siguen siendo muy necesarios.

Otra cosa de la que no vas a tardar en darte cuenta es que tu hijo entiende ya la relación de causa y efecto, es decir, si hago esto mal, habrá estas consecuencias. Esto es muy útil en asignaturas como las matemáticas y, a nivel familiar, para seguir con las normas respecto a los comportamientos.

Comienza a comprender el concepto del tiempo como hasta ahora no había hecho. Sabe lo que sucede en un tiempo pasado, el verano pasado, el mes anterior; y también se proyecta hacia el futuro, por eso frases como 'en vacaciones quiero hacer esto', 'dentro de dos fines de semana iremos al campo' empiezan a formar parte su vocabulario cotidiano.

El plano afectivo emocional de un niño de seis años

amigos a los seis años

Cada vez son más conscientes de sus emociones pero, ojo, eso no quiere decir que sepan manejar su enfado o su frustración, para eso hace falta más tiempo. Sin embargo, si dicen frases como 'estoy enfadado', 'estoy contento' ya tienen mucho terreno ganado, ¡es el primer paso para gestionar sentimientos!

Otra cosa a señalar en los niños de 6 años es que empiezan a comprender los sentimientos de los demás, de sus padres y de sus amigos. Esto también es muy importante pues se dan cuenta que otras personas, al igual que ellos, pueden estar enfadados, alegres o entusiasmados. ¡Desarrollan la empatía! Disfrutan de las actividades sociales con sus amigos, el plano social empieza a tener cada vez más peso, también la aceptación por parte de los iguales. Saben compartir y disfrutan haciéndolo con las amistades.

En cuanto a los miedos, algunos se quedan atrás: a los ruidos fuertes, a las personas desconocidas. Otros temores aparecen: miedo a las oscuridad, a que mamá o papá se vayan, miedo a no caer bien a los demás, a los monstruos y demás personajes de su imaginación. Estar a su lado, mostrarse comprensivos y escucharles será de gran ayuda.

¿Sabes qué otra cosa van hacer? ¡Desarrollar su sentido del humor! Les encanta contar chistes y si son malos, ¡mucho mejor! Hasta se inventarán los suyos propios.

Puedes leer más artículos similares a Emociones, valores, destrezas... Todo lo que aprende un niño de 6 años, en la categoría de Aprendizaje en Guiainfantil.com.