¿Tu hijo crea su imagen corporal a partir de la diversidad de cuerpos?

Las redes sociales enseñan a los niños unos cánones de belleza o cuerpo ideal peligrosos

Elaine Féliz
Elaine Féliz Educadora sexual

La imagen corporal ha tomado mucho relieve durante las últimas décadas, sobre todo, por el auge de Internet y las redes sociales. Sin embargo, la visión de la apariencia física ideal que los niños obtienen de estos medios puede no ser la adecuada, ya que se trata de una visión muy cerrada y muy poco inclusiva. Estos cánones de belleza, tan estandarizados, pueden llegar a afectar muy negativamente la autoestima de nuestros hijos, generándoles complejos físicos que minan la seguridad que tienen en ellos mismos. ¿Desde dónde crea su imagen corporal tu hijo?

Por este motivo, resulta fundamental hacer un trabajo diario con ellos a través del cual podamos educarles en la diversidad de cuerpos: hacer que se quieran con todos sus defectos y sus virtudes. ¡Todos los cuerpos son bellos!

¿Qué imagen corporal o cuerpo ideal transmites a tus hijos?

La imagen corporal que crean los niños

Como siempre decimos, los niños se reflejan en nosotros. Absorben la forma de pensar y de actuar de los adultos y, cuando hablamos de autoestima, no es diferente.

En este sentido, si los niños ven que sus padres se aceptan tal y como son, que se quieren y, sobre todo, que no tienen complejos físicos y si los tienen, los aceptan, será más difícil que ellos desarrollen problemas al construir su imagen corporal. Por ello, es importante que los papás y mamás revisemos qué mensajes estamos transmitiendo sobre la imagen física.

¿Alguna vez te has parado a pensar qué concepto de belleza muestras a tus hijos e hijas en el día a día? ¿Piensas en los comentarios que haces delante de los niños sobre la imagen corporal propia o de otras personas? Todo ello va calando en nuestros pequeños, que están construyendo la realidad que les rodea.

Consejos para enseñar la diversidad de cuerpos a los niños

Transmitir la diversidad de cuerpos a los niños

Para no transmitir un concepto de belleza estereotipado (ese que parece primar en nuestra sociedad) que solo contempla los cuerpos perfectos y delgados, sigue los siguientes consejos.

1. Diversidad de cuerpos - Todos los cuerpos son bellos

El mundo adulto enseña a los niños qué es bello y qué no, qué se considera normal y qué no, qué cuerpos son bonitos y cuáles son rechazables. De hecho, en los medios y las redes sociales a las que los niños están expuestos solo se muestra un tipo de cuerpo; un tipo de belleza difícil de conseguir y muy idealizado. Es decir, no se muestra ningún tipo de diversidad de cuerpos, por lo que los niños, simplemente, lo ven como el único modelo de belleza.

Eso, sin lugar a duda, hace que los pequeños empiecen a realizar comparaciones; el mensaje que obtienen es que, para encajar, hay que perder algunos rasgos identitarios, lo que se traduce en una baja autoestima.

2. Dar a los niños muñecas con imagen corporal variada

Mediante los juguetes, los niños crean su propia visión del mundo y nosotros podemos usarlos, en este caso, para resaltar la variedad de imágenes corporales existentes la sociedad: muñecas con distintos colores de piel, con cuerpos más delgados y otros más grandes, con cabellos de diferentes formas...

Además, podemos fomentarles la inclusión y la importancia de amarse a uno mismo. Con ello, no solo vamos a conseguir que su autoestima se refuerce, sino que también aprenderán a respetar y valorar más la diversidad de la vida.

Los cuentos, por ejemplo, son también una buena herramienta para realzar la diversidad de cuerpos, ya que nunca encontraremos dos personales iguales.

3. Rompiendo patrones: aprender a desaprender

Romper con los patrones dañinos y poco inclusivos existentes en la sociedad es otra manera de mejorar la autoestima de nuestros hijos. Debemos enseñarles a mirar, a observar, para apreciar y no para juzgar o criticar; aprender a amar mi diferencia, puesto que ella me hace único, me hace original. Así, los padres debemos detectar y corregir aquellas creencias limitantes que, lejos de ayudarles a crecer, les ponen barreras desde edades muy cortas.

La autoestima de los niños

4. Evitar las comparaciones: resaltar la originalidad y el respeto

Además de resaltar lo bonito de la originalidad, de lo diferente, es importante no hacer comparaciones, sobre todo en lo relacionado con la imagen corporal. A veces, los padres podemos comparar dos niños, sin ninguna mala intención, para transmitir algún valor a nuestros hijos. Al hacer esto, estamos consiguiendo el efecto contrario: nuestros hijos verán la comparación y, con ella, asumirán la necesidad de ser o comportarse como el otro niño. Todo ello hará que su autoestima empeore. Los valores deben transmitirse desde el cariño, desde la validación de las emociones y desde la comprensión.

5. Reforzar las cualidades personales

Reforzar las cualidades personales también es esencial a la hora de trabajar la autoestima de nuestros hijos. Se les debe transmitir la idea de que la apariencia física o imagen corporal no es lo más valioso, sino aquellas cualidades positivas, innatas, que nos definen. Cualidades como la empatía, la sinceridad y la honestidad, entre otras, son las que nos diferencian y nos hacen únicos.  Por ello, debemos resaltar sus esfuerzos y sus logros, pero sin exagerarlos.

6. Tener en cuenta redes sociales

Las redes sociales y los mensajes de los adultos tienen un gran impacto en la formación de la autoestima de los niños. Por este motivo, resulta fundamental educarlos en la diversidad de cuerpos para que aprendan a amarse, aceptar sus cuerpos sin complejos, y a amar dejando de lado los prejuicios y los estereotipos.

Puedes leer más artículos similares a ¿Tu hijo crea su imagen corporal a partir de la diversidad de cuerpos?, en la categoría de Autoestima en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: