La ira en los niños es una de las emociones más temidas por los padres

Herramientas para que los padres puedan ayudar a controlar la rabia y la ira en sus hijos

Claudia Johana Mesa Córdoba

Educar a nuestros hijos en inteligencia emocional es muy importante para que crezcan felices y equilibrados, y para que emociones tan temidas por los padres como la ira aparezca de continuo en los niños. Otro factor igual de importante es que los padres mantengan la calma y tengan herramientas para poder ayudar a sus pequeños. Comparto contigo cómo la observación, la calma y algunos trucos más te pueden ayudar a gestionar la ira en los niños.

Lo que no se debe hacer cuando el niño se enrabieta

la emoción de la ira

La ira en los niños suele ir acompañada de impulsividad, llanto, gritos, golpes... Ante esta emoción lo importante es ayudar al niño a encontrar herramientas que le ayuden a identificar, poner nombre verbalmente a la emoción y controlar el impulso.

Cuando los niños pasan por episodios de ira suele haber momentos previos de desacuerdo, desobediencia y malos comportamientos, los cuales afectan no solo a las emociones e impulsos de los niños sino también de los padres.

En ese momento es muy importante mantener la calma y no apresurarte en responder, pues todo lo que se haga desde un punto de vista alterado no ayudará al pequeño en su aprendizaje. Es aquí donde se pone a prueba la inteligencia emocional de los padres para poder enseñar a controlar las emociones al niño desde el ejemplo.

- No cedas ante peticiones y exigencias para evitar el estallido de ira de tu hijo
Cuando los padres no tienen las herramientas suficientes para guiar a sus hijos pueden ceder ante caprichos de los niños. Hacer esto hace que el desorden emocional de tu hijo se acentué cada vez más.

- No le culpes
Corrige el mal comportamiento desde el aprendizaje. Hazle saber que es una emoción normal que debe experimentar y aprender a controlar. ¡Incentiva su autoestima para hacerle ver lo maravilloso que es aun cuando experimenta emociones menos agradables!

- No utilices el intercambio
Algo bastante habitual es la tendencia a negociar con el pequeño para evitar el descontrol de la situación y, aunque esto puede ayudar en el desarrollo de la comunicación e inteligencia del niño, no ayuda en el control de las emociones. Ten en cuenta que no siempre habrá alguien dispuesto a negociar con tus hijos ante un hecho inesperado.

Consejos para ayudar a tu hijo a controlar la emoción de ira

la emoción de la ira

Ya sabes cuál debe ser tu postura frente a un episodio de ira, ahora está bien conocer cómo ayudar a tu pequeño a controlar esta emoción, porque, según explican desde el informe 'Manejo de la ira', elaborado por el Ministerio de Salud (Unidad de Salude Mental) de El Salvador, 'la persona que no sabe manejar la rabia es la que se queda frustrada y protestando, amenazando o fantaseando en una venganza de lo que considera una causa, la cual puede ser justa o injusta, cierta o falsa'.

- Deja que experimente la emoción
Permite que el niño experimente la ira siempre garantizando que no se haga daño a sí mismo ni a otros.  Hacerlo te dará más fuerza para demostrarle los motivos por los cuales es importante que controle las emociones. ¡Permite el autoconocimiento del niño!

- Mantén la calma y enseña con el ejemplo
Para algunos padres esta puede ser la parte más complicada porque, implica el manejo de sus emociones, algo que no es fácil con el trabajo y el poco tiempo que algunas veces se dispone; sin embargo, es la mejor alternativa para poder instaurar en el pequeño el aprendizaje. ¡Mantener la calma evita la frustración tanto de hijos y padres!

- Invítale a reflexionar
Una vez haya experimentado la emoción de ira, invítale a reflexionar sobre lo sucedido. Expón varios escenarios que consideres, entre ellos, algunos correctos e incorrectos y pide su opinión sobre cuál cree que él que habría sido la mejor para evitar lo ocurrido. ¡Cuando pides su opinión, el niño se siente valorado e importante y está más receptivo para aprender!

- Observa y analiza el momento previo a la ira
Una vez el niño reconoce y ha explorado la emoción de la ira, ayúdale a controlar futuros episodios observando y analizando momentos previos. Hay palabras y gestos que te pueden dar pista antes de que el niño pierda el control de la emoción y salga el estallido de ira.

- Ayúdale a relajarse y utilízalo siempre que consideres
Enséñale los beneficios de la respiración consiente por medio del juego. Puedes proponer cualquier cosa que le guste y comprobar después el efecto que ha tenido sobre él. Por ejemplo, pídele que cierre los ojos y que realice tres respiraciones conscientes, que respire contando hasta cuatro, que aguante la respiración contando hasta cuatro y, por último, que eche el aire también contando hasta cuatro.

Otra buen idea es que, manteniendo los ojos cerrados, cuéntale una breve historia sobre aquello que le gusta y hazle algunas preguntas para incentivar la imaginación (utilizar temáticas relacionadas con la naturaleza ayudará a realzar la relajación).

Puedes leer más artículos similares a La ira en los niños es una de las emociones más temidas por los padres, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.