Niños y Black Friday - Cómo evitar el consumismo y compras compulsivas

Te contamos cómo educar en valores a tus hijos para que no sean materialistas ni consumistas en el Black Friday o Navidad

Belén de Toro Mingo
Belén de Toro Mingo Psicóloga infantil

El Black Friday (el viernes después de Acción de Gracias), el Cyber Monday, la Navidad... Vienen periodos en los que sentimos una mayor ansiedad por comprar y consumir. Ante la llegada de estas fechas, nos preguntamos: ¿Cómo ayudar a que los niños no caigan en el consumismo de las compras compulsivas propias del Black Friday y valoren realmente lo que tienen? A continuación te proponemos unas pautas para educar en estos valores a los niños.

Cómo alejar a los niños del consumismo del Black Friday

El black friday y las compras compulsivas de los niños

El tan sonado Black Friday y el frenetismo por los regalos de Navidad cala en toda la sociedad y también en los más pequeños. Y es que no nos engañemos, las grandes marcas y distribuidores saben muy bien cómo manejar sus estrategias de marketing para que este mensaje de 'cuánto más tengas, mejor' llegue a la infancia. Inevitablemente, los niños crecen en un ambiente consumista y que en periodos como el Black Friday o la Navidad se caracterizan por las compras compulsivas.

Cada vez los niños tienen más cosas, más juguetes, más ropa, etc. Comienzan antes a tender dispositivos tecnológicos y productos más caros y exclusivos. El frenesí de la innovación provoca que enseguida lo que tenemos se quede desfasado o desactualizado y saquen algo mejor al mercado que provoque, que, eso que tenías, ya no valga tanto.

Esta es la razón por la que si queremos educar a nuestros hijos al margen del consumismo desenfrenado, tengamos que hacer un esfuerzo para ir contracorriente. Huyendo de este estilo de vida es la forma de enseñar a nuestros hijos a valorar lo que tienen y cuidarlo con cariño. Y ya sabes que huir de las compras compulsivas es especialmente complicado en épocas como las rebajas o el Black Friday en los que los descuentos y los saldos nos rodean.

Pautas para que tus hijos eviten las compras compulsivas en Navidad

El consumismo y los niños en Black Friday

¿Y cómo podemos alejar a nuestros hijos de las compras compulsivas y el consumismo del Black Friday y las navidades? Aquí te dejamos 7 pautas que te ayudarán a educar en valores a los niños.

1. Compra a tu hijo o tu hija aquello que realmente necesite
En ocasiones compramos muchas cosas que realmente no son necesarias. Lo que denominamos 'caprichos'. Los caprichos no son malos, y todos los podemos disfrutar en su justa medida. Pero debemos recordar que comprar - y el dinero que invertimos en ello - debe estar destinado a cubrir nuestras necesidades reales.

También es una buena forma de transmitir el valor del dinero y su utilidad, ahora que en el Black Friday solemos perder estas nociones.

2. No generemos necesidades que no existen
Muchas veces pensamos que tenemos necesidades que realmente no existen. Por ejemplo, si queremos comprar para Navidad o en el Black Friday material para hacer manualidades y pintar con nuestros hijos, no es necesario comprar toda la lista de material de pinturas: rotuladores, ceras, temperas, acuarelas, bolígrafos... podemos seleccionar lo que más nos gusta y comprar uno o dos. Nos pensamos que necesitamos todo eso, aunque realmente no es así.

3. A veces con TENER UNO es suficiente
En ocasiones, con tener un objeto en concreto es suficiente, porque realmente no se necesitan dos. Esto ayuda a cuidar el que tienes y solo comprar otro si se rompe o se pierde. Algunos ejemplos son: la botella del cole, unas botas de agua, un peine, etc.

4. Los caprichos o COSAS especiales
Como comentábamos en el primer punto, también los caprichos son buenos y a todos nos gusta disfrutarlos. En particular, los niños pueden tener muchos caprichos relacionados con juguetes. Estos caprichos se deben reservar para ocasiones especiales: cumpleaños, Reyes Magos, Papá Noel, etc. Hacer un regalo a un niño esta fenomenal pero debe estar encuadrado en un contexto concreto para que lo pueda vivir como algo especial.

Antes de comprar, enseña a tus hijos a donar

5. Donar o regalar aquello que no se utiliza
Reconocer que los juguetes son objetos que si no se usan o ya no nos gustan, muchos otros niños pueden hacer un uso especial de ellos. Dos veces al año se debe realizar una limpieza y seleccionar aquellos juguetes que vamos a regalar o donar. Es muy importante involucrar a los niños en la selección de estos juguetes y que ellos mismo ayuden en el proceso de llevarlos al destino donde se depositarán.

6. Evitar que los premios y refuerzos sean materiales
La mejor manera de reforzar a un niño es regalándole parte de tu tiempo, haciendo algo que le guste o le haga ilusión. Evitar frases como: 'si recoges tu cuarto te compro unos cromos'. Es mejor sustituir este tipo de frases por: 'Venga, vamos a recoger tu cuarto y vamos a pensar en algo especial que podamos hacer después'. No motivar a los más pequeños con refuerzos extrínsecos materiales, sino con tiempo de calidad.

7. Eliminar sentimientos de culpa por no comprar
En ocasiones, muchos padres y madres pueden sentirse culpables por no proporcionar a su hijo algo material que quiere, bien porque el resto de sus amigos lo tienen o porque no les gusta que sus hijos se sientan tristes, frustrados o decepcionados.

No debemos evitar que los niños tengan estas emociones respecto al consumo o las posesiones, ya que son sentimientos con los que van a tener que convivir toda su vida (sobre todo en estas fechas de Black Friday y la Navidad), porque es un hecho que no todos podemos comprar todo lo que nos gustaría. Solo ayudándoles a desarrollarse y convivir con estas emociones es cómo sabrán manejarlas.

Cómo enseñar a los niños a valorar lo que tienen antes de comprar

Enseñar a los niños a no ser consumistas

Poder llevar a cabo estas 7 pautas con nuestros hijos es más sencillo si somos nosotros los primeros que las aplicamos a nuestro propio estilo de vida. Esto significa que debemos ganar conciencia de lo que realmente necesitamos en relación a lo que consumimos. Adquirir aquellos bienes que cubren necesidades, y los regalos y caprichos dejarlas para fechas especiales, cuando las valoraremos más y nos harán especial ilusión.

Podremos así, incluso en fechas de Black Friday y Navidad, enseñar a nuestros hijos que para disfrutar y pasarlo bien, no necesitamos muchas cosas ni grandes lujos. Los planes en familia y con amigos, paseos, practicar deporte, leer un libro, jugar, etc. son de los mejores placeres de la vida y sí... ¡son gratis!

Puedes leer más artículos similares a Niños y Black Friday - Cómo evitar el consumismo y compras compulsivas, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: