8 mensajes para liberar a las madres de la felicidad tóxica y la culpa

Aunque la sociedad parezca obligarte a ello, no pasa nada si no eres feliz las 24 horas del día

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

'Todos sabemos lo que es la felicidad. Todo el mundo tiene un modelo para explicarla'. Llevamos unos años viviendo bajo el paraguas del mundo 'wonderful'; dícese de ese mundo donde nos encontramos con mensajes como: 'Si quieres, puedes conseguirlo', '¡Nada es imposible!', 'El pensamiento lo cambia todo' o simplemente, '¡Tú puedes!'... ¿Cómo podemos liberarnos de estos mensajes que hacen que las madres nos sintamos culpables por no poder ser felices las 24 horas del día?

Esta oleada de frases positivos empieza a entrar en barrena, haciendo que nos cuestionemos si realmente la felicidad depende de nuestra actitud o estamos entrando en una nueva era que podríamos denominar: la felicidad tóxica. Por no hablar de la culpa...

El mensaje de la psicología positiva a las madres y padres

Psicología positiva y las emociones

La psicología, a lo largo de su historia, ha estado muy unida a los cambios y avances de la sociedad. Así, por ejemplo, tras la Primera Guerra Mundial nace con mucha fuerza el conductismo. Este tiene mucho éxito, porque defiende que todo comportamiento o respuesta está en función de los estímulos del ambiente. Dicho esto, tras lo ocurrido durante la guerra había que convencer a la sociedad de que los horrores cometidos no habían sido decisiones propias (soltando así la responsabilidad), sino que se debían al ambiente que se daba en ese momento, que les había inducido a llevarlos a cabo.

Allá por los años 90, tras el boom de una sociedad ligada a los nuevos cánones de belleza, aparecen los primeros trastornos de conductas alimentarias como la bulimia o la anorexia.

[Leer +: Los monstruos de la maternidad]

Otro ejemplo es el año 1999, cuando aparece la psicología positiva creada por Martin Selligman, que viene a contarnos que tras los cambios empresariales y de motivación de la época, si no eres feliz, no es por culpa de la sociedad, la política, la economía, la sociedad (que no lo pone fácil) o la empresa (que te despide); sino que es porque no sabes tener la actitud necesaria para conseguirla, tachándote así de fracasado o fracasada. Y claro, como consecuencia de esta nueva idea, se pueden dar trastornos como ansiedad, estrés, bipolaridad...

No ser felices todo el rato, hace que sintamos culpa

Culpa por no ser felices todo el rato

Parece que de las 6 emociones básicas reconocidas universalmente (alegría, asco, tristeza, enfado, rabia y miedo) nos hemos quedado solo con la primera, y hemos rechazado u olvidado las demás.

Como consecuencia de todo esto, hago unas reflexiones sobre la felicidad: ¿qué le estamos enseñando a nuestros hijos? ¿Cómo te sientes, mamá o papá, cuando tienes un día gris y triste? ¿Te sientes culpable por no ser feliz y no transmitirle a tu hijo que se puede con todo? ¿Te sientes mal por no usar el emoticono feliz permanentemente?

¿Quiere decir todo esto que la felicidad tiene un lado oscuro? ¿Que se puede ser feliz sin esfuerzo? ¿Es la felicidad una elección o una imposición? ¿Se puede ser feliz fuera de las redes sociales? ¿Vivimos bajo el umbral de un optimismo irracional? ¿De verdad, funciona?

Definitivamente, defendemos la idea de que 'No es fácil ser feliz'. Y así, queremos comenzar a liberarte de posibles sentimientos negativos o culpas, seas madre o no.

Cómo liberarnos de la felicidad tóxica y sus emociones

Tips para que las madres se liberen de la felicidad tóxica

No existe la felicidad permanente. Existe vivir cada día según te levantes y sientas tu mundo emocional. Por ello, mamá o papá, aunque no seas feliz las 24 horas del día te mereces todo nuestro respeto:

1. Queremos hacerte llegar este mensaje de tranquilidad y de solidaridad.

2. Queremos que sepas que no vamos a censurarte por mostrar tus momentos bajos o tristes.

3. Queremos practicar contigo la empatía con respeto: me hago cargo de tus sentimientos, de lo que estés viviendo, sea triste o alegre.

4. La psicología positiva nos ha llevado a crear una sociedad donde se anula el sentimiento de colectividad porque rechazamos a los quejicas o perdedores. Y también queremos decirte que estamos contigo, estés en la queja o en la felicidad.

5. Y queremos animarte a mostrarte tal y como eres, en cada momento del día, porque de ello dependerá que tus hijos aprendan a mostrarse tal y como son.

6. Te animamos a construir tu propio modelo de felicidad, sin comparaciones con los demás.

7. Te animamos a sentir la felicidad en cosas sencillas, con valores simples que dependan de tu vida.

8. Y por último, te animamos a practicar el pensamiento crítico como herramienta para definir tus propios conceptos como el de psicología positiva, felicidad 100%, encontrar la trampa del pensamiento positivo o incluso, el de felicidad tóxica.

Qué es la felicidad y el optimismo para ti como madre

Recuerda, que cuando tienes todas las respuestas el universo (la vida) viene y te cambia las preguntas. Así pues, ¿cuál crees que es para ti la otra cara del pensamiento positivo?

Te invitamos a reflexionar sobre ello y a compartirlo con tus hijos, para que aprendan que cualquier emoción, sentimiento o estado de ánimo que estés sintiendo, es consecuencia de personas que saben vivir, de personas que son valientes mostrando sus emociones y de personas que saben ser feliz a su manera.

'Si haces el duelo suficiente, toda pérdida se convierte en una ganancia', Albert Espinosa.

Puedes leer más artículos similares a 8 mensajes para liberar a las madres de la felicidad tóxica y la culpa, en la categoría de Ser madres y padres en Guiainfantil.com.