Un despiste deja a Gerardo sin manchas. Cuento para niños sobre las diferencias

Cuento infantil para enseñar a los niños a respetar las diferencias

Azucena Zarzuela
Azucena Zarzuela Periodista y escritora de cuentos

Ser parte de una comunidad o de un grupo ayuda al sentido de pertenencia, y a socializarse, algo que el niño necesita para sentirse querido y bien consigo mismo. A los niños no les suele gustar ser diferente, prefieren pasar desapercibidos, ser igual que el resto, y si esto no sucede puede sentirse frustrado y triste.

Este es un cuento que habla de un guepardo que se sentía diferente al resto y eso no le gustaba. Se sentía acomplejado y su madre no sabía cómo podía ayudarle.

Descubre cómo termina este cuento para niños sobre las diferencias.

Tierno cuento para niños sobre las diferencias

Cuento para niños sobre las diferencias

Gerardo era un guepardo muy despistado. No recordaba donde había perdido las manchas negras que decoraban su piel. Sospechaba que podía haber sido en la charca de agua en la que todas las mañanas jugaba y nadaba. Pero había preguntado a los pequeños peces, que allí vivían y con los que a veces echaba carreras nadando, y ninguno las había visto en el agua.

Gerardo también había buscado sus manchas en los baobabs, por si se las hubiera arrancado al restregarse en esos árboles de la sabana. Pero nada. Las manchas no aparecían. Incluso, sus amigos, aunque sin un resultado positivo, le habían ayudado a buscarlas durante días rastreando palmo a palmo toda la sabana africana.

Gerardo tenía miedo de que su mamá le regañara, por lo que todas las mañanas se dibujaba manchas de barro para que ésta no se diera cuenta de que había perdido las suyas. Pero con lo que Gerardo no contaba era con que su mamá era muy lista y siempre descubría y sabía lo que le pasaba a su pequeño guepardo.

La mamá de Gerardo no quería que éste estuviera triste ni que se sintiera diferente por no tener manchas. Y, aunque le explicó a su pequeño que todos los animales son diferentes, incluso los de una misma especie, y que eso nos hace únicos y especiales, Gerardo seguía queriendo tener manchas como el resto de sus amiguitos.

Fue entonces cuando ambos tomaron una decisión y llegaron a un acuerdo. Gerardo se comprometía a sacar buenas notas en la escuela y convertirse en un gran cazador. Y su mamá, por su parte, se comprometía a trabajar duro y a ahorrar el dinerito, con el que los dos en verano viajarían la Nueva York. Allí podrían visitar a la familia, que desde hacía años vivía en el zoo, y, sobre todo, a buscar el mejor tatuador de la ciudad para que dibujara, para siempre,  manchas en la piel de Gerardo. Ambos cumplieron su compromiso y, tras el verano, Gerardo lució unas bonitas machas negras sobre su piel.

Ejercicios de comprensión lectora

Descubre si tu hijo ha entendido el texto con estos sencillos ejercicios de comprensión lectora.

  • ¿Por qué sentía diferente Gerardo?
  • ¿Por qué no se lo quería decir a su madre?
  • ¿Crees que hacía bien en no decírselo? ¿Por qué?
  • ¿Qué hizo su madre cuando lo supo?
  • ¿Al final cómo tuvo Gerardo sus manchas?
  • ¿Hay algo que te preocupe o que te haya sentir diferente de los demás?