Es una rana. Obra de teatro para niños sobre los celos entre hermanos

Representa este guion de una obra de teatro infantil para que tus hijos reflexionen sobre los celos

Beatriz Martínez

Si tienes dos o más hijos serás ya toda una entendida en esto de tratar de gestionar los celos entre hermanos. Para ayudarte a que tus hijos reflexionen sobre esta emoción, en Guiainfantil.com te proponemos representar este guion de una obra de teatro corta para niños que trata sobre este tema. La representación se titula 'Es una rana' y os lo vais a pasar en grande cuando os convirtáis en sus protagonistas.

Obra de teatro para hacer en casa con los niños

Guion de una obra de teatro para niños sobre los celos

Las obras de teatro son un pasatiempo excelente para toda la familia: los niños se divierten haciendo de grandes actores y los padres y abuelos disfrutan de lo lindo viendo la representación de los niños. Pero las obras de teatro que podemos montar en casa no solo son idóneas por estos motivos, es que además son perfectas para enseñar valores importantes a los hijos como la amistad, el compañerismo, la generosidad, la solidaridad... y también para que aprendan a gestionar sus emociones.

Este es justo el objetivo del guion de la divertida obra de teatro que vas a leer a continuación: cómo gestionar los celos entre dos hermanos que se quieren mucho pero que muchas veces se les olvida. Está pensada para unos pocos personajes, pero siempre puedes adaptar el guion para añadir alguno más.

Descripción de la obra: había una vez dos hermanos (el mayor se llamaba Alberto y la pequeña Felisa) que se querían con locura y se lo pasaban muy bien juntos, sin embargo, Alberto no podía evitar sentirse celoso cuando los padres le prestaban atención a su hermana. ¿Qué hizo entonces? Pues preparar un conjuro para ver si Felisa se iba de casa...

Personajes: Alberto, Felisa, mamá y papá.

Lugar de la acción: una casa.

Material necesario para la puesta en escena: juguetes corrientes, papel y lápiz y un montón de ganas de pasárselo muy bien.

Primer acto del guion teatral sobre los celos entre hermanos

Historia sobre los celos infantiles

Se abre el telón. Los dos hermanos están en la habitación.

Felisa: ¡Me encanta hacer puzzles!

Alberto: A mí también, aunque he de decirte que se me dan mejor que a ti, tú siempre tardas mucho en encontrar la pieza adecuada.

Felisa: Eso es porque eres más mayor que yo.

Alberto: lo sé, por eso mamá y papá me dejan ver la televisión más rato que a ti.

En ese momento entra mamá en la habitación.

Mamá: Felisa, cariño, ven conmigo, es hora de lavarse los dientes. (Coge a Felisa de la mano y le da un beso)

Mamá: Alberto, ve recogiendo el puzzle, ya casi es hora de ir a la cama.

Alberto: ¡Qué morro! ¡Felisa no recoge nada!

Mamá: No pasa nada cielo, mañana recogerá ella, es que se hace tarde y está cansada. (Le da un beso a su hijo y sale de la habitación con Felisa de la mano)

Alberto: (con cara seria) Siempre me toca a mí recoger todo, Felisa nunca hace nada y siempre se lleva más mimos que yo. ¡Esto no es justo!

(Entra papá en la habitación)

Papá: Alberto, ¿qué tal os ha salido el puzzle?

Alberto: Pues bien, pero ahora me toca recoger a mí solo.

Papá: No pasa nada, yo te ayudo, pero no te enfades por ello, ya sabes que Felisa es más pequeña y se acuesta antes.

Papá y Alberto recogen el puzzle. Se cierra el telón.

Segundo acto de la obra de teatro corta Es una rana

Los celos entre hermanos en una obra para niños

Se abre el telón, los niños están en el salón.

Felisa: Mamá ha dicho que podemos ver un rato la televisión.

Alberto: ¡Genial! Voy a poner un capítulo de mi serie favorita.

Felisa: ¡De eso nada! Yo quiero ver dibujos.

Alberto: ¡Pero si son un rollo!

Felisa: (empieza a llorar) ¡Mamáááá!

Mamá: (entra en el salón) ¿Qué pasa? Alberto, ¿por qué llora tu hermana?

Felisa: ¡Alberto no me deja ver mis dibujos!

Alberto: Es que yo quiero ver mi serie.

Mamá: Deja que tu hermana vea los dibujos un ratito que es más pequeña (le da un beso a los niños y sale del salón).

Felisa: ¡Qué bien, dibujos!

(Alberto se va a su habitación hablando entre dientes pues está enfadado)

Alberto: (me camino a la habitación) ¡Estoy harto! ¡Siempre se sale con la suya! Que si es más pequeña, que si nunca recoge nada, que siempre la leen un cuento de buenas noches más largo que el mío...

Alberto: Ahora mismo voy escribir unas palabras mágicas para que Felisa se convierta en una rana, así no molestará nunca. ¡O mejor aún! Voy a escribir un conjuro para que se vaya de casa.

(Alberto se concentra en su conjuro)

Se cierra el telón.

Tercer y último acto de la obra de teatro sobre los hermanos

Teatro infantil que habla sobre los celos de los niños

Se abre el telón. Alberto sale de la habitación.

Alberto: Igual me he pasado, mira que pensar en que Felisa se convierta en una rana o se vaya de casa... Menos mal que no va a funcionar, todo el mundo sabe que los conjuros solo los pueden hacer los magos y las brujas.

Mamá: Alberto, ¿has visto a tu hermana? No la veo por ningún lado.

Alberto: (con cara de susto) Que va, no la he visto.

Mamá: No pasa nada, seguro que está con papá.

Papá: (justo aparece en escena en ese momento) ¿Donde está Felisa?

Mamá y Alberto: No lo sabemos.

Papá: Seguro que está en el baño de arriba.

Mamá y papá se van a buscar a Felisa en el baño, Alberto se queda en el salón.

Alberto: (muy preocupado) ¿Qué voy hacer ahora? Tendré que pensar otro conjuro para que vuelva... ¡Esto es un desastre! Yo quiero mucho a mi hermana, ¡ojalá no la haya pasado nada!

(Croa, croa, croa...)

Alberto: ¿Qué es ese sonido tan raro?

(Croa, croa, croa...)

Alberto: Parece una rana, no puede ser, si el conjuro era para que se fuera de casa...

(Croa, croa, croa...)

Felisa: (entra en casa tan contenta) ¡Alberto! Le da un abrazo a su hermano. Estaba en el jardín, ¡he visto una rana!

Alberto: (con cara de alivio) ¡Menos mal que estás aquí! (Le da un súper beso a su hermana pequeña).

Alberto: ¡Te quiero mucho! ¡No quiero que te vayas nunca!

Felisa: (con cara extrañada) ¿A dónde iba a ir? Es igual, vamos a jugar.

Los dos hermanos se dan la mano y salen de escena.

Se cierra el telón. Fin de esta obra de teatro corta sobre los celos entre hermanos. ¿Os ha gustado? ¿Os animáis a hacer un teatrillo familiar en casa y representarla con los niños?

Puedes leer más artículos similares a Es una rana. Obra de teatro para niños sobre los celos entre hermanos, en la categoría de Teatro en Guiainfantil.com.