Canastilla para bebés que nacen en verano

Nacer en verano es un privilegio tanto para el bebé como para sus papás. Las temperaturas agradables crean el clima ideal para lucir a tu bebé, criarle y amamantarle al aire libre, ofrecerle la posibilidad de dar largos paseos en su cochecito y confeccionar para él una canastilla muy completa y atractiva, refrescante y divertida.

En la canastilla de un bebé que nace en verano no deben faltar los bodys de algodón, los conjuntos de camiseta y pantalón corto, los vestidos de tirantes o de manga corta, los gorros ligeros de verano y los patucos calados.

Ropa ligera y de tejidos transpirables para tu bebé

bebe con padres

Y es que aunque la ropa debe ser ligera, siempre conviene cubrir la cabeza y los pies de los bebés para ayudarles a regular su termostato corporal porque ya sabes que los recién nacidos suelen perder calor por la cabecita y, en general, tienen los pies algo más fríos que el resto del cuerpo.

Además de la ropa diaria de cambio, un arrullo ligero para envolverles cuando necesitan los mimos de mamá y evitar cambios bruscos de temperatura cuando les levantamos del moisés o de la cuna es fundamental.

Resulta también muy práctico para taparles las piernas cuando se echan una pequeña siesta entre toma y toma. Es importante elegir siempre entre prendas de algodón o lino, que son transpirables e hipoalergénicas, y que no alteran el pH natural de la delicada piel del bebé. Las camisetas de batista son una buena solución para vestir a tu recién nacido en verano. Y no te olvides de los pijamas y de los baberos.

Para terminar de arreglar y tener bien aseado y guapo a tu bebé, sólo un consejo más para que no tengas que ir a comprarlo en el último momento. Ten preparados más de dos juegos de sábanas tanto para el cuco del cochecito como para la cuna o el moisés.

Colocar a tu bebé limpio para salir a pasear o para dormir en las unas sábanas recién colocadas es un placer. Y como suelen mancharlas, a menudo, debido a las pequeñas bocanadas de leche, disponer de varios juegos para cambiarlos a tu antojo es muy recomendable.

En cuanto a los productos para el aseo, no pueden faltar en su canastilla los pañales, las toallitas húmedas, la crema para el culito, un gel líquido especial para bebés, suero fisiológico, colonia sin alcohol, un cepillo suave para el pelo, un par de chupetes para recién nacido y gasas esterilizadas para el ombligo. Y para que su piel luzca y resplandezca cada vez que le mires no te olvides de hidratarle bien bien. Unas gotitas de aceite para bebés en el agua de su bañera y masajear su piel después del baño con una crema hidratante especialmente diseñada para mejorar la elasticidad de la delicada piel de tu hijo, harán las delicias de ese momento tan especial para vosotros.

Disfruta de tu bebé. Ahora es el momento.

Marisol Nuevo. Redactora de Guiainfantil.com