15 preguntas para saber cómo le fue a tu hijo en el colegio

Métodos y preguntas infalibles para que tu hijo te cuente cómo le fue en el colegio

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Qué difícil saber lo que ocurre a nuestros hijos en el colegio, ¿verdad? Por más que tengamos un canal de comunicación con los profesores, lo que ocurre en el patio, en los pasillos, en el aula, a los niños, no vemos y solo ellos podrán decirnos. Pero claro, por lo general, cuando les preguntamos cómo le fue en el colegio, la respuesta es casi siempre 'bien', y se acaba la charla.

¿Quieres saber cómo le fue a tu hijo en el colegio?

como saber cómo se siente tu hijo en el colegio

Si la respuesta de tu hijo a tu pregunta de cómo le fue en el colegio, no ha sido lo que habías imaginado y deseado, porque además lo que quieres saber es cómo son sus relaciones de amistad, si alguien le molesta, si él está contento con el profesor y compañeros de clase, si está aprendiendo, etc., lo mejor es usar preguntas con estrategias para averiguar cómo le fue realmente en el colegio.

Pero antes de saber qué preguntas hacer para sacar de tu hijo la información que deseas, es importante que sigas algunos consejos para que la comunicación entre padres e hijos sea fluida y de confianza:

- Los niños no están siempre disponibles y como los padres, también tienen sus ocupaciones y sus momentos y prioridades. Para hablar con ellos es importante encontrar un momento adecuado, tranquilo y relajado.

- Cuando hables con tus hijos no convierta una posible charla con un monólogo. Es necesario que hables de tus cosas también y no solo se concentre en preguntarles mil cosas. Use la empatia en esos momentos.

- Para que tu hijo sienta que estás realmente interesado en charlar con él, aléjate de todo lo que pueda llamar tu atención: teléfonos, móviles, televisión, ordenadores, etc. Dedícale 5 minutos, pero sin interrupciones.

- Se comprensivo e inspira confianza a tus hijos. Escúchales con paciencia y atención, y solo les des consejos si ellos te piden.

- Si notas que tus hijos no desean hablar, no insistas ni te enfades con ellos. Déjales y vuelvas a intentarlo en otro momento.

Cómo le fue a tu hijo en el colegio en 15 preguntas

como se encuentra el niño en el colegio

Una vez tengas estas reglas muy claras, sigue las preguntas con estrategias para saber cómo le fue a tu hijo en el colegio. Lo que nos contesten los niños, nos servirán para tener más información y así conseguir una relación más fluida con ellos. Estas preguntas están enfocadas a niños de Primaria pero pueden adaptarse para niños más mayores.

1. ¿Cuál ha sido la clase más entretenida?
Al preguntar sobre algo entretenido y positivo, los niños tendrán más ganas de responder. Puede que ninguna, pero así sabrás qué clase le gusta más a tus hijos.

2. ¿Hay alguien nuevo en el colegio?

Con esta pregunta, podrás saber, además si hay alguien nuevo, si hay algún compañero al que tu hijo cree que debería salir del colegio.

3. ¿Qué habéis hecho de mejor en el recreo?

Así sabrás no solo si ha jugado, de qué ha jugado, como también con quién ha jugado, y si se ha divertido.

4. ¿Si fueras un mago, harías desaparecer al algún alumno de la clase o del patio?
De una forma desenfadada podrás saber si hay algún otro niño o niña que molesta o que acosa a tu hijo.

5. En la ultima tutoría con tu profesor, me han dicho que estás muy contento (a). ¿Qué te hace sentir así en el colegio?
Es mas fácil a los niños confirmar o ir en contra lo que dijo una tercera persona que decir claramente cómo se siente.

6. Si tuvieras que dar una nota mínima y una máxima a tus compañeros de clase, ¿a quiénes las darías?
Conocerás a la persona que más admira tu hijo en clase, y la que más le desagrada.

7. ¿Cómo valorarías tu día en clase de 1 a 10¿ y ¿por qué?
Sabrás qué le ha gustado y lo que no a tu hijo.

8. Si te encontraras con el genio de la lámpara, ¿cambiarías de profesor?
Sabrás si tu hijo está contento con el profesor que tiene.

9. ¿Ha hecho mucho calor (o frío) en el patio del colegio?

Con esta pregunta podrás saber si tu hijo ha estado a gusto en el patio.

10. ¿Has sentido sueño hoy en el colegio?

Podrás saber si tu hijo está aburrido de cómo aprende en el colegio. Si las clases son interesantes o no.

11. ¿Has comido algo nuevo en el comedor hoy?
A partir de esta pregunta podrás saber si la comida ha sido buena, qué le falta, esas cosas...

12. ¿Van hacer alguna reforma en tu colegio?
Sabrás si a él le gusta el colegio y dónde necesita reparos, etc.

13. ¿Con quiénes te sientas en clase?
Sabrás si el compañero que le ha correspondido es buena persona o no.

14. ¿Qué tarea te ha resultado más fácil de seguir hoy?
Así sabrás no solo la más fácil como la más difícil para él.

15. ¿Cuál es la clase que más les gusta a tus compañeros?
Seguramente tu hijo orientará la pregunta a si mismo.

El método de la rosa y la espina para que sepas si tu hijo está bien en el colegio

Este método también puede ayudar a los padres a saber lo bueno y lo malo que viven los niños en el colegio. Es una técnica sencilla e interesante de arrancar más que un 'bien' o un 'sí' de los niños.

En la práctica, se aplica en un momento tranquilo como la hora de irse a la cama de los niños. Tras leer un cuento a los niños y mimarles con palabras cariñosas y tiernas, les preguntamos:


- Cuál ha sido la rosa y la espina de hoy?

Explica a tu hijo que la rosa corresponde al momento o la situación que más le gustó, le divirtió o le hizo sentir bien, mientras la espina se refiere a una situación triste, de dolor, molesta y que a él no le ha agradado.

Si preguntas por la rosa y la espina todas las noches, podrás conocer mucho sobre lo que le gustó del día y lo que no. Al principio los niños pueden ser breves en sus respuestas, pero con el tiempo, ya te contarán más y más cositas, que les gustan y las que no. Lo importante es:


1. No presionarle ni obligarle a hablar.

2. Contestar por ellos.

3. No permitir que ellos terminen su respuesta. Ten paciencia.

4. Perder el interés porque el niño hable despacio o que divague al hablar.

El éxito de este método está en no tener prisas y crear el hábito de usar esta técnica todos los días.