Juego de mesa casero para que los niños aprendan los números romanos

Actividad hecha en casa para que los niños repasen conocimientos matemáticos

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

Los juegos de mesa suelen ser un fantástico recurso educativo porque ayudan al desarrollo del aprendizaje y la memoria de los niños mediante el conocimiento de las normas o reglas de cada juego. Pero además, les pueden aportar interesantísimos conocimientos nuevos o les permiten practicar lecciones que han aprendido en el colegio. Es el caso de este juego de mesa casero que podéis utilizar en clase y casa para que los niños aprendan los números romanos.

A continuación te contamos en qué consiste este juego, que materiales necesitas para fabricarlo tú mismo, cómo hacerlo y algunos de los beneficios más destacados que aporta para los más pequeños. ¡A jugar y a aprender! 

Instrucciones de esta actividad para aprender los números romanos

Materiales:

  • Goma eva de color negro, rojo, verde, azul y amarillo
  • Cola blanca y un pincel
  • Papel y tijeras
  • Porexpán

¡Las instrucciones y las indicaciones de este juego son sencillas! Toma nota de ellas... ¡y a jugar!

- Se trata de un juego muy divertido para 4 jugadores. Es perfecto para las tardes, los fines de semana y las reuniones familiares o con amigos. El funcionamiento y las normas son sencillas de comprender, por lo que todos los niños (siempre teniendo en cuenta su nivel de conocimiento) pueden participar en esta actividad de alguna forma.

- Este juego consta de un tablero, de fichas de equivalencias, de fichas de jugadores y de un dado. Todo ello lo podéis fabricar vosotros mismos como os enseñamos a continuación.

- El juego consiste en pasar por todas las casillas, tirando el dado para saber cuántas podemos avanzar. Si caemos, por ejemplo, en una casilla que ponga '17', tenemos que tratar de pasar a números romanos la cifra utilizando y poniendo en el orden correcto las fichas de equivalencias, es decir, XVII.

Cada vez que se resuelva una casilla se anotará la solución en una libreta. También se puede marcar cada casilla resulta con un rotulador. Si plastificáis el tablero, borrar el rotulador es tan fácil como mojar un algodón en alcohol o acetona y frotar.

- Si fallamos, nos restamos un punto. Si acertamos, sumamos un punto.

- Debemos de tener en cuenta que se trata de un juego es cooperativo y que el objetivo es completar el tablero entre todos. La partida finaliza cuando se resuelva el tablero.

Cómo preparar el tablero de este juego de mesa casero

Tablero de este juego casero de los números romanos

Lo primero que vamos a fabricar es el tablero. Veamos paso a paso lo que necesitas.

1. Realiza una tabla que tenga 5 columnas x 8 filas sobre un folio de color blanco. Te recomendamos que las dimensiones de cada celda o casilla sean de unos 3cm x 3cm aproximadamente. Podéis dibujar la tabla a mano con la ayuda de un rotulador y una regla, o podéis hacerla en el ordenador para imprimirla después.

2. Tenéis que marcar la casilla de 'salida' y comenzar a rellenar cada casilla con números. Estos tienen que ser variados para que el juego sea más divertido: desde números sencillos de una o dos cifras, hasta los más complejos.

Puedes guiarte de nuestro tablero e introducir sumas, restas, multiplicaciones y divisiones. También puedes introducir números de forma original, mediante datos o preguntas. ¡Así conseguirás captar la curiosidad de tus hijos!

3. Una vez hecho el tablero es aconsejable plastificarlo para su conservación. Sobre todo si queréis marcar las casillas resultas con un rotulador. También te recomendamos fabricar uno o dos tableros extra, para que no sea siempre el mismo y el entretenimiento sea más variado.

Aprende a hacer paso a paso las fichas de equivalencias de los números romanos

Aprender los números romanos mediante un juego casero

Y ¿qué sería de un juego sobre números romanos sin sus fichas de equivalencias? Los números romanos están formados a partir de letras. I, V, X, L, C, D y M. ¿Te acuerdas de qué decimal representa cada letra? Si no lo recuerdas ahora mismo, no pasa nada, nosotros te vamos a facilitar toda la información que necesitas, pero antes, vamos a fabricar fichas de equivalencias, ¡es muy sencillo!

4. Solo tenéis que hacer otra tabla, esta vez de 5 columnas por 7 filas.

5. A continuación, hay que rellenar todas las casillas de la primera fila con la letra I. ¿Ya lo tienes? Ahora rellenar todas las casillas de la segunda fila con la letra V, y así sucesivamente hasta escribir todas las letras y completar la tabla. Recuerda: I, V, X, L, C, D y M. Obtendréis 5 fichas de cada letra.

6. Para continuar, hay que recortar la tabla y pegarla con cola blanca sobre goma eva de color rojo; volver a recortar la tabla y pegarla sobre goma eva de color negro. Vuelve a recortar de nuevo la tabla y, a continuación, recortar las filas y luego las casillas, así conseguiréis unas fichas muy manejables.

Como repaso te recordamos que kas equivalencias de los números romanos son:

  • I= 1
  • V= 5
  • X= 10
  • L= 50
  • C= 100
  • D= 500
  • M= 1000

Para representar los números romanos tendréis que utilizar las fichas de equivalencias, combinándolas y ordenándolas de forma correcta para representar la solución de cada casilla.

Queda preparar las fichas de jugadores y el dado

Las fichas para hacer este juego de mesa para tus hijos o alumnos

¡Solo nos faltan las fichas de los jugadores y el dado! Si tienes otros juegos de mesa, podéis utilizar las fichas y los dados que tengas en casa, ¡pero te animamos a completar el juego y hacerlo vosotros mismos! Así será único.

7. Para hacer las fichas de los jugadores solo necesitáis recortar 4 cuadrados pequeños, uno de cada color: rojo, verde, azul y amarillo. Después, hay que pegar los cuadros sobre goma eva de color negro y volver a recortar.

8. Para fabricar el dado, hemos utilizado un trozo de porexpán al que le hemos dado forma de cubo y unas medidas de 7cm x 7cm. Es muy llamativo y manejable, ¡a tus hijos les va a encantar!

Podéis fabricar el dado con otros materiales. Por ejemplo, podéis formar un cubo pegando varios cuadrados de cartón o fabricar un dado con cartulina a partir de una plantilla.

Cómo hacer paso a paso un dado de goma eva para los niños

9. Es conveniente a reforzarlo con goma eva y personalizarlo con números romanos. Para ello, tenéis que recortar 6 cuadrados de goma eva de color rojo que tengan la misma medida que las caras del cubo.

10. Cuando estén listos los 6 cuadrados, tenéis que pegar o dibujar en cada uno de ellos los números romanos del 1 al 6, es decir: I, II, III, IV, V Y VI. Y para finalizar, pegar cada cuadrado sobre las caras del cubo. Si quieres acelerar este proceso, puedes utilizar una pistola de silicona caliente. De esta forma, ¡no tendréis que esperar más!

Los beneficios de proponer a los niños este juego casero

Actividades de matemáticas para los niños

Son varios los beneficios de llevar a cabo este juego casero con tus hijos o con tus alumnos. Vamos a ver algunos de los más destacables.

- Reforzar el conocimiento aprendido
Como es obvio, con este juego de mesa los niños practicarán el uso de los números romanos. Esta actividad les ayudará a memorizar con qué letra corresponde cada uno de los números y repasaran la formación de las cifras a partir de ellas.

- Fomentar la capacidad de concentración y atención
Durante la partida, también se potencia la capacidad de concentración, ya que los niños tienen que estar atentos y esforzarse para llevar a cabo el juego y resultar ganadores.

- Reforzar la autonomía infantil
Con juegos como este se puede llegar a reforzar la autonomía, ya que a medida que se vayan familiarizando con las normas del juego, tus hijos serán capaces de tomar decisiones individuales para jugar, lo que además les hará sentir mas seguridad en sí mismos.

- Aprender a manejar la frustración
Además, ¿cuántas partidas han finalizado con algún llanto ante una derrota o alguna acusación de haber hecho trampas? No te preocupes por ello porque con los juegos de mesa estarán aprendiendo a gestionar emociones como la frustración.

¡Que empiece la partida de los números romanos!