Cómo y cuándo aprenden los niños las palabras para expresar emociones

Actividades para hacer en familia y que el niño hable de sus sentimientos y pensamientos

Juana Toriggia

En el desarrollo del lenguaje los niños primero aprenden vocabulario relacionado con personas objetos y acciones, pero a medida que van creciendo van incorporando términos más complejos y abstractos llamados términos mentalistas, es decir, palabras para expresar sentimientos, pensamientos e ideas¿Cómo y cuándo aprenden los niños las palabras para expresar emociones? 

Qué palabras hablan sobre sentimientos y emociones 

expresar emociones

Son palabras que utilizamos para hablar sobre los sentimientos, pensamientos, ideas y perspectivas de las personas. Se usan para hablar sobre lo que está ocurriendo en la mente de alguien. Existen muchas palabras para describir lo que sienten y piensan las personas:

- Palabras para hablar de lo que quieren las personas, por ejemplo, los verbos querer, desear, esperar, preferir, desear o necesitar.

- Palabras para describir como se sienten físicamente las personas: hambre, cansancio, enfermedad, tranquilidad, agotamiento, dolor, fatiga, plenitud, calor o frío.

- Palabras que describen lo que notan los sentidos: escuchar, ver, oler, sentir o saborear.

- Palabras para hablar de las emociones. Temer, sorprender, disfrutar, feliz, agradable, desagradable, tristeza, alegría, vergüenza, temor o furia.

- Palabras para hablar de los pensamientos, creencias y juicios de otras personas, como creer, pensar, saber, adivinar, recordar, comprender, olvidar, bueno, malo, travieso, divertido, fastidioso, antipático o agradable.

La importancia de que los niños utilicen términos para expresar emociones y sentimientos

comunicar emociones

¿Por qué es tan importante que los niños incorporen estos términos en su lenguaje y qué les puede llegar a aportar en su vida, en su contacto con los demás y en su futuro? ¿Para qué les puedes servir y cómo se pueden beneficiar? 

- Para desarrollar la habilidad cognitiva de 'Teoría de la mente'
Que los niños puedan comprender y usar palabras para expresar sentimientos y pensamientos es fundamental para desarrollo de la 'Teoría de la mente', que implica comprender que otras personas tienen pensamientos y sentimientos diferentes a los nuestros.

La teoría de la mente es una habilidad cognitiva compleja que permite a una persona a atribuir estados mentales a sí mismo y a los otros, permite inferir creencias, deseos, sentimientos, pensamientos y de esta manera conseguir interpretar, explicar o comprender los comportamientos propios y de otros, así como predecirlos y controlarlos.

- Para desarrollar las habilidades de conversación
Cuando los niños pueden hablar sobre sus propios pensamientos y sentimientos y comienzan a comprender e inferir lo que está aconteciendo en la mente de otra persona, las conversaciones son más extensas, pueden sostener más tiempo las mismas y son más ricas desde el punto de vista lingüístico. Si un niño puede expresar sentimientos y exponer sus pensamientos podrá ser comprendido por otras personas, facilitando el diálogo y la interacción.

- Para comprender cuentos, historias y películas
Que los niños comprendan y utilicen vocabulario relacionado a pensamientos y sentimientos les da herramientas para entrar en sintonía con lo que sienten y piensan los personajes de un cuento o película, pueden inferir acciones y motivaciones de los personajes y utilizar esta información para comunicar e interactuar con otros niños y adultos.

- Para aprender a autorregularse y anticipar
Que los niños puedan comprender y expresar pensamientos y sentimientos les ayuda a aprender maneras de manejar sus emociones, predecir e inferir actos de otras personas, comprender y anticipar situaciones, posibilitando un mayor control de sus impulsos y autorregulación.

Cuándo aprenden los niños palabras para expresar lo que sienten y lo que piensan

palabras para expresar emociones

Alrededor de los 2 años, el niño comienza a utilizar palabras para expresar sus deseos y necesidades. Son muy egocéntricos y el lenguaje acompaña este egocentrismo, por ejemplo, 'Quiero galletita'; para expresar lo que ven: 'Veo perrito'; para expresar lo que sienten físicamente 'Tengo hambre'. Y, poco a poco, van hablando sobre lo que sucede en la mente de otras personas, como 'Nena triste', cuando la ven una niña llorando o angustiada.

A los 3 años empiezan a usar las palabras como pensar, saber o adivinar. Una frase característica de esta edad es 'Yo sabo', refiriéndose a sí mismos. Paulatinamente incorporan más palabras para expresar sentimientos y sensaciones físicas, como contento, enojado, cansado, aburrido... 

Entre los 4 y 5 años comienzan a afinar a comprensión y el uso de las palabras. Incorporan nuevas palabras sobre pensamientos, creencias y juicios de las personas: creer, olvidar, recordar, necesitar.

La comprensión y el uso de términos para describir pensamientos y sentimientos lleva mucho tiempo, incluso después de los 8 años siguen incorporando términos más complejos.

Cómo ayudar a los niños a usar y comprender estas palabras

actividades para padres

Y ahora que sabemos lo importante que es para los niños incorporar estas palabras en su vocabulario, toca trabajar en casa. Aquí tienes una serie de actividades que podéis hacer en familia.

- Conversa sobre los pensamientos y sentimientos de tu hijo
Aprovecha situaciones y eventos cotidianos para incorporar estas palabras. Ej: Si el niño fue a casa de sus abuelos y está muy emocionado puedes decirle: 'Te gustó mucho ir a casa de los abuelos, ¿verdad?. Me parece que fue muy divertido'. De esta manera lo estarás ayudando a expresar lo que siente y piensa.

- Dile lo que tú sientes y piensas
Si estás muy cansado porque caminaron mucho, puedes acompañar con la actitud corporal y gesto de agotamiento y decirle: 'Uff, estoy muy cansado, caminamos mucho'. Si el niño está comiendo algo que le gusta mucho puedes mirarlo y decirle: 'Veo que te encanta esa galleta, a mí me encanta el chocolate'. Le ayudarás a que pueda comprender deseos y preferencias de otras personas.

- Mirar libros juntos
Si en un libro hay un niño con cara de enojado puedes hacer un comentario como: 'Pienso que se enojó porque no lo dejan salir al parque, ¿tu qué piensas? ¿Por qué estará tan enfadado?'. También puedes comentar: 'Creo que va a llover porque las nubes están negras. ¿Tú qué piensas?'. Así tendrá que hacer el ejercicio de inferir conductas y sentimientos de otras personas y  aprenderá a utilizar términos mentalista como creer y pensar.

Puedes leer más artículos similares a Cómo y cuándo aprenden los niños las palabras para expresar emociones, en la categoría de Valores en Guiainfantil.com.