Algo cambió esa Navidad. Cuento corto de Navidad con moraleja para niños

Un cuento de Navidad para que tus hijos reflexionen sobre su propio comportamiento

En las vacaciones de Navidad tenemos más tiempo de ocio compartido con nuestros hijos que podemos dedicar para leer bonitos cuentos de Navidad que, además, les hagan reflexionar a través de sus enseñanzas. En esta ocasión, Marisa Alonso ha escrito 'Algo cambió esa Navidad', un cuento corto de Navidad con moraleja que habla a los niños sobre la necesidad de pensar sobre nuestro comportamiento y pedir perdón si pudiera estar haciendo daño a otras personas.

Cuento corto de Navidad con moraleja para pensar con los niños

Un cuento corto de Navidad con moraleja para leer con niños

Catalina era muy egoísta, nunca compartía nada con su hermano Miguel, y para colmo, siempre se antojaba de todo lo que quería él.

Estaban de vacaciones navideñas. Esa tarde Miguel se enojó mucho cuando empezó a berrear para que le dejara los patines que le habían regalado por su cumpleaños; estaba muy cansado del comportamiento de su hermana. Se dio la vuelta y se marchó de allí dando un portazo.

Nunca había visto a su hermano reaccionar así, pero Catalina pensó que como había sucedido otras veces se le pasaría el enfado, y antes de que llegara la noche todo volvería a ser como antes.

Tocó la pandereta saltando y cantando villancicos alrededor de su hermano, pero Miguel no la escuchó. Hizo muecas delante de él, siempre se reía cuando ponía esas caras, pero Miguel no la miró.

El día de Nochebuena salieron a ver los nacimientos, hicieron alguna compra, pasearon y fueron a cenar con sus abuelos. Su hermano estuvo toda la tarde muy callado y se mostró triste.

- ¿Os ocurre algo? Estáis muy callados - dijo la abuela a los dos niños muy extrañada.

El día de Navidad Catalina fue a buscar a su hermano para jugar, y Miguel le gritó a punto de llorar:

- ¡Déjame en paz! ¡No quiero jugar contigo!

Jamás le había hablado así, y nunca le había durado tanto un enfado. Dos gruesos lagrimones resbalaron por sus mejillas. Fue entonces, cuando se dio cuenta de lo mal que se había portado con su hermano y lo dolido que estaba con ella.

Pensó en qué decirle para que se le pasara el enfado: podía recoger sus juguetes, ayudarle con las llevadas de las restas, dejarle sus cuentos preferidos, guardar su ropa en el armario. Haría todo lo que le pidiera.
Catalina fue al dormitorio de su hermano y abrazándolo muy fuerte solo pudo decir:

- ¡Perdóname!

Miguel la miró y le devolvió el abrazo. El cambio de actitud de Catalina hizo que el enfado del niño desapareciera en tan solo unos segundos. Cuando recibieron los regalos de Papá Noel los hermanos reían y jugaban felices.

- ¿Quieres jugar con mi muñeca? - le dijo la niña a su hermano.

Algo había cambiado esa Navidad.

Algunas actividades de comprensión lectora para niños

Comprensión lectora sobre este cuento infantil navideño

La moraleja de este cuento navideño hará a tu hijo o hija reflexionar sobre su propia conducta. Pero, para que los niños comprendan mejor el mensaje que el relato transmite, debemos ayudarle a comprender y prestar atención a la lectura. El primer paso para ello es preparar un ambiente tranquilo y cómodo para leer el cuento y apagar todas las posibles distracciones tanto para el niño (la televisión, algunos juguetes...) como para el adulto (el móvil).

Una vez preparado todo y tras la lectura, nos podemos disponer a trabajar el cuento con las siguientes actividades.

1. Preguntas de comprensión lectora sobre el cuento navideño
En primer lugar, te dejamos algunas cuestiones que tus hijos sabrán responder si han prestado atención a la lectura del cuento. Si tenéis dudas sobre alguna de las respuestas, podéis volver a leer el cuento completo.

  • ¿Por qué se enfada Miguel con su hermana Catalina?
  • ¿Miguel tenía ganas de jugar con Catalina?
  • ¿Qué hizo Catalina para que Miguel le perdonara?
  • ¿Qué es lo que más te ha gustado de este cuento?

2. ¿Cuál es la moraleja de este cuento?
Una vez que ya estamos seguros de que nuestros hijos han comprendido el mensaje del cuento, es hora de hacerles reflexionar sobre las enseñanzas que nos propone. Para estimular su sentido crítico y que aprendan a sacar sus propias conclusiones, debemos animarles a que sean ellos los que saquen la moraleja del cuento, en lugar de ser nosotros los que se la decimos directamente.

Para ello, podemos hacerles las siguientes preguntas:

  • ¿Crees que el comportamiento de Catalina es el adecuado al principio?
  • Sin embargo, luego cambia su comportamiento, ¿crees que hace bien al pedir perdón a su hermano?
  • ¿Qué crees que podemos aprender de este cuento?
  • Si tuviéramos que resumir en una frase esa enseñanza del relato, ¿cuál sería? ¿Cuál es la moraleja?

3. Si tú fueras él, ¿qué habrías hecho?
Este juego busca fomentar la empatía de los niños, ya que buscamos que se pongan en la posición de los distintos personajes de la historia para que nos cuenten qué habrían hecho ellos (o cómo habrían reaccionado). En este caso, podemos animar a nuestros hijos a que piensen qué habrían hecho ellos si fueran Catalina o si fueran su hermano Miguel.

4. Inventad vuestro propio cuento con moraleja
Los cuentos cortos de Navidad con moraleja proporcionan distintas enseñanzas a los niños. Pero, si son ellos mismos los que escriben esos cuentos, interiorizarán mucho antes el aprendizaje.

Más cuentos de Navidad con una bonita moraleja

Otros cuentos de Navidad con moraleja para tus hijos

Todos los padres queremos que nuestros hijos adquieran el hábito de leer, ya que somos conscientes de que los libros pueden enseñar mucho a los más pequeños. Pero no podemos esperar que esa afición se instaure ella sola, sin hacer nada. De hecho, tal y como explica el informe 'Consejos para hablar con los padres sobre la lectura' del Departamento de Educación de Nebraska, los padres tienen un papel fundamental para que los niños adquieran el hábito de leer todos los días.

Aunque se pueden llevar a cabo distintas estrategias, lo principal es ofrecer a los niños los recursos que necesitan para acercarse a la lectura. Si nosotros, todos los días, leemos un cuento con ellos desde que son pequeños, normalizarán el hecho de que la literatura forme parte de su entretenimiento. Y para ayudarte en este sentido, en Guiainfantil.com tenemos muchos cuentos infantiles.

Todos los que te proponemos a continuación tienen dos cosas en común: que hablan de la Navidad (¡perfectos para transmitir espíritu navideño en estos días!) y contienen una interesante moraleja que harán que los niños reflexionen y aprendan. ¿Qué mas se le puede pedir? ¡Que disfrutéis de estos cuentos de Navidad con moraleja!

Puedes leer más artículos similares a Algo cambió esa Navidad. Cuento corto de Navidad con moraleja para niños, en la categoría de Cuentos en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: