El lenguaje de signos para bebés oyentes

El lenguaje de signos puede resultar un apoyo para la comunicación con el bebé

Si tienes un bebé que todavía no habla, seguro que esperas con ansias el momento en que diga sus primeras palabras. Pero mientras esto no ocurre, su comunicación contigo va a ser básicamente a través de los gestos, ¿Por qué no hacer lo mismo y usar los gestos para comunicarte con él?

El lenguaje de signos para bebés oyentes se recomienda como apoyo del lenguaje. Te explicamos por qué.

El lenguaje de signos para bebés oyentes

El lenguaje de signos para bebés oyentes

Usar el gesto para comunicarnos con los niños no es malo siempre que estos gestos no sustituyan las palabras; de hecho es un buen complemento a la comunicación para que a los niños les sea más fácil entender qué les estamos contando.

¿Conoces algunas palabras en lengua de signos? Si tu bebé presenta una buena audición, y tu intención es enseñarle signos que apoyen algunas palabras, puedes añadir ese gesto como un complemento a lo que le estás diciendo sin problemas.

Piensa que somos seres muy visuales por naturaleza y constantemente estamos complementando la información que damos con el cuerpo, así que no temas decirle lo que quieres con gestos porque igual que tú hablas, el bebé también querrá hacerlo en cuanto le sea posible. El lenguaje de signos para bebés oyentes puede ser muy recomendable para estimular su lenguaje.

De todas formas, si no conoces el lenguaje de signos pero, aún así, quieres que tu bebé se comunique cuanto antes contigo, siempre puedes usar un gesto concreto cuando vayáis a hacer una acción determinada.

Por ejemplo cada vez que lo pongas a dormir puedes hacer el típico gesto de unir las dos palmas de las manos y acercarlas a la oreja mientras inclinas el cuello.

Tu bebé aprenderá que palabras como "sueño" o "dormir", que suenan muy diferentes pero tienen un mismo significado (irse a la cama) y le será más fácil hablarte sobre "dormir" si sabe cómo decírtelo con la ayuda de las manos.

Tenemos una gran cantidad de gestos de sabiduría popular que podemos enseñar a nuestros bebés para que puedan expresar lo que deseen y que nos pueden servir para disfrutar mucho más de la comunicación que establecemos con nuestros niños desde muy pequeños.  

 ¡Anímate y pruébalo!