El cuidado del medio ambiente. De padres a hijos

Decálogo para padres sobre el cuidado del entorno natural junto a sus hijos

Vilma Medina
Vilma Medina Directora de Guiainfantil.com

Es muy importante para los niños que, desde muy pequeños, sus padres les enseñen a amar, a respetar y apreciar la naturaleza y el medio ambiente, y a actuar en correspondencia con estos sentimientos, contribuyendo a su cuidado y preservación. Depende, y mucho, de los padres tanto el ejemplo como la enseñanza de los cuidados que deben tener los niños con el medioambiente.

Si tú también quieres implicar a tu hijo o hija en la preservación de los entornos naturales y su biodiversidad, así como crear conciencia sobre la necesidad de la ecología y el reciclaje, presta atención a los siguientes consejos. Son algunas claves que deben pasar de padres a hijos, por el bien de nuestro planeta.

Decálogo para padres e hijos sobre educación medioambiental

Cuidado del medio ambiente por padres e hijos

Con motivo del Día Mundial del Medio Ambiente, que se celebra el 5 de junio, la Asociación Mundial de Educadores Infantiles (AMEI), ofrece 10 consejos para que tanto los papás como las mamás puedan considerar a la hora de fomentar en sus hijos el respeto a la naturaleza y el cuidado del medio ambiente:

1. Es importante que los padres sensibilicemos al niño por las cuestiones medioambientales respecto a la contaminación de su entorno próximo: los ruidos, los humos, los olores, la suciedad de las calles, el despilfarro del agua, etc. También podemos proporcionarle experiencias a través de las cuales comprenda la transformación de la naturaleza por la influencia de los cambios del clima y los fenómenos naturales como la lluvia, la nieve o la sequía.

2. Familiaricemos al niño con las cosas naturales que hay en su entorno: plantas, pájaros, insectos, árboles, flores, etc., motivándole a participar activamente en el cuidado, la mejora y la protección del medio ambiente. Enseñémoslo a reciclar.

3. Despertemos la conciencia del niño sobre espacios como el parque como un lugar agradable para disfrutar y respetar. Debemos enseñarle es un sitio donde conviven plantas, animales, árboles, etc. Esto ayudará a que valore las profesiones de las personas que se encargan de cuidar la ciudad: basureros, barrenderos, jardineros, etc., y reflexione sobre lo que ocurriría si esas profesiones no existiesen.

4. Ayudémosle a conocer las plantas: sus partes externas, los cuidados que necesitan, lo que nos proporcionan, las clases y nombres, etc. Que descubra cómo nacen y crecen, que necesitan respirar y alimentarse para crecer como nosotros, etc. Plantemos semillas y cuidemos del crecimiento de la planta comprobando la necesidad de la luz del sol y el agua para que crezca.

Decálogo para padres para una educación medioambiental

5. Llevemos al niño de paseo a distintos jardines y al campo para que conozca las flores y sus clases como parte de las plantas, apreciando su belleza, aroma y colorido. También podemos enseñarle a dibujarlas para luego buscar información sobre ellas.

6. Proporcionemos ocasiones para que el niño se acerque al mundo animal (pájaros, perros, gatos, hormigas, caracoles, etc.), que conozca y comprenda su forma de vida y sus necesidades, aprendiendo a cuidarlos, quererlos y respetarlos.

7. Visitemos museos de ciencias naturales con el niño. Al llegar a casa, platiquemos acerca de lo que han visto, que el niño comparta sus impresiones y realice dibujos sobre lo que más le ha impresionado.

8. Revisemos la programación de televisión y veamos juntos los programas (documentales, películas…) que guardan relación con la naturaleza y los fenómenos naturales (animales, plantas, volcanes, huracanes, etc.).

9. Siempre que tengamos la oportunidad, hagamos viajes y excursiones al monte, a la playa o a la montaña. Disfrutemos juntos de todos los elementos de la naturaleza y enseñémosle a cuidarlos.

10. Fomentemos el cariño hacia plantas y animales, pero también alertemos sobre las precauciones que debe tomar para evitar picaduras de avispas, arañas u otros animalillos. También debemos mostrarle los frutos de algunas plantas que no deben llevarse a la boca o a los ojos. No debemos fomentar el miedo, se trata de que conozca y ame la naturaleza sin correr riesgos.

El 5 de junio se celebra el Día del Medio Ambiente

5 de junio, día del medio ambiente

Cualquier día del año es bueno para transmitir a los niños la necesidad de cuidar nuestro entorno y sentirnos conectados con la naturaleza. Sin embargo, hay un día en concreto en el que a lo largo y ancho del mundo se organizan actividades ecológicas de concienciación para que todos nos impliquemos y construyamos un modo de vida más ecofriendly. Esa fecha es el 5 de junio, la jornada establecida por las Naciones Unidas desde 1974 para celebrar el Día Mundial del Medio Ambiente.

Desde casa, podemos aprovechar este día para hablar con los niños sobre la pérdida de biodiversidad, sobre las consecuencias de la deforestación, sobre el deshielo de los polos, sobre la necesidad de reciclar y reutilizar... Pero también debemos celebrar lo bonito que es nuestro planeta y la importancia de cuidarlo como se merece. ¡Porque la naturaleza nos lo da todo!

Por eso, a continuación proponemos a todos los padres algunas actividades que se pueden poner en marcha el 5 de junio para celebrar el Día del Medio Ambiente.

- Revisemos y cambios algunos de nuestros hábitos
Utilicemos como excusa el Día Mundial del Medioambiente para ser más conscientes de algunos de nuestros hábitos que son más perjudiciales para nuestro entorno y aprovechemos para cambiarlos. Por ejemplo, ¿utilizamos botellas de plástico o de cristal? ¿Tiramos el aceite de la sartén por el sumidero? ¿Dejamos el grifo abierto mientras nos lavamos los dientes? Impliquemos a los más pequeños de la casa en este cambio de hábitos.

Reciclar y cuidar la naturaleza con niños

- Arrancar por fin, ese huerto urbano
Si ya tienes desde algún tiempo pensado el hacer un pequeño huerto urbano en vuestro jardín, patio o terraza, ¡hoy es el día indicado! Haz partícipes a los niños de todo el proceso de preparación, elección de cultivo, siembra, regado, etc.

- Hacer una manualidad de reciclaje
Aunque no nos demos cuenta, nuestra casa está llena de objetos cotidianos que, tarde o temprano, van a acabar en la basura: rollos de papel higiénico, trozos de lana, camisetas viejas o que se han quedado pequeñas... ¿Por qué no los utilizamos para fabricar juguetes u otras prendas que podamos volver a usar? Es una magnífica forma de enseñar a nuestros hijos a reutilizar lo que nos rodea.

- Organizar una excursión de los guardianes de la naturaleza
Convirtámonos en guardianes de la naturaleza y organicemos una salida o excursión a un entorno natural para vigilar que todo el mundo lo esté respetando y cuidando. No se nos puede olvidar coger unos guantes y una bolsa de basura para tirar todos los desperdicios que nos encontremos.

Juegos y cuentos para niños sobre el cuidado del medio ambiente y la naturaleza

Juegos de educación ambiental

Tal y como señala 'El juego en la Educación Ambiental' de la revista Aula Verde de la Consejería de Educación de la Junta de Andalucía (España), el juego es un excelente vehículo para la diversión infantil, ya que permite que los niños se sientan cómodos, relajados y confiados. Esto favorece el proceso de aprendizaje de los más pequeños, así como la asimilación de los conceptos y la apertura sensorial. Por ello, los juegos tienen una especial importancia dentro de la educación ambiental.

Conscientes de ello, a continuación te proponemos ideas de juegos y cuentos que ayudan a los pequeños a acercarse a la naturaleza y concienciarse sobre la importancia de cuidar el medio ambiente.

Puedes leer más artículos similares a El cuidado del medio ambiente. De padres a hijos, en la categoría de Medio Ambiente en Guiainfantil.com.