Las lágrimas de un padre al abrazar a su bebé arcoíris por primera vez

Los hombres mejoran su vida cuando tienen una hija

Lidia Nieto
Lidia Nieto Editora Jefe

Hay una foto que ha tocado los corazones de la redacción de Guiainfantil.com y la mía en especial cuando he abierto el ordenador esta mañana. Se trata de un padre llorando emocionado mientras abraza por primera vez a su hija. Podía ser una de tantas más que se toman a diario y con las que te cruzas en Instagram, lo sé, pero esta es especial. Son las lágrimas de un padre al abrazar a su bebé arcoíris por primera vez. 

La foto que muestra qué siente un padre al abrazar a su bebé arcoíris 

bebé arcoíris

¿Qué siente un padre al abrazar por primera vez a su bebé? Según mi marido, 'el sentido de la vida'. Y es que te das cuenta del poder que tiene el ser humano de crear una vida. Las mujeres tenemos la suerte (mi pareja siempre me lo echa en cara) de poder sentirle dentro de nosotras desde el primer momento que la engendramos, pero ellos tienen que esperar hasta que ver la luz para crear ese vínculo con él (sí que es cierto que durante el embarazo, el futuro papá puede hablar a su pequeño, ya los bebés reconocen su voz). 

Ni que decir tiene que cuando ese hijo o hija viene después de varias pérdidas, mucha persistencia y sufrimiento, el momento se hace único. Y eso es lo que le pasó al padre que vemos en la imagen de arriba. No se podría creer que después de varios abortos y de mucha desesperación, tuviera entre sus brazos a su pequeña bebé arcoíris. 

Una foto en la que se aprecia una mezcla de sentimientos: el dolor por el bebé que no llegó a la vida de esta familia antes, la alegría por poder estrujar en sus manos a su (por fin) primera hija y el alivio y la tranquilidad de que todo ha salido bien. 

Y esta imagen tiene mucho más sentido cuando descubres el tatuaje que el padre tiene sobre su pecho, cerca de su corazón. Se lo hizo después del primer aborto que sufrió su mujer y representa el árbol de la vida. Ahora, su hija crecerá junto a él. 

parto bebé arcoíris

La alegría de este padre fue máxima cuando un año después su mujer volvió a quedarse embarazada. Como ocurrió en el primer embarazo y parto, estuvo al lado de su mujer en todo momento y puedo, incluso, asistir al segundo alumbramiento (en este caso fue niño, el primero fue niña). Ha sido un proceso duro para esta gran familia, pero ha merecido la pena.  

Tener una hija saca el lado más sensible de los padres 

tener una hija saca el lado más sensible de los padres

La relación que se establece entre un padre y su hija es algo indescriptible. Puede que al principio cueste, pero en la mayoría de los casos se cumple el dicho de que 'las niñas son de los padres'. Y esto es bueno para ambas partes, pero sobre todo para ellos. 

Según un estudio publicado en Harvard Business School donde se grabó a más de 50 padres con sus pequeños y sus pequeñas, los hombres cambian a mejor al tener una hija del sexo femenino más que un hijo del sexo masculino. Entre las cosas positivas que les trae está el hecho de que se esfuerzan más por ser mejores padres. 

Otra conclusión de la investigación habla de que pasan más tiempo con ellas - un 60 % más que si se tratara de un niño varón - y durante este periodo hablan más de sus sentimientos. Por otro lado, al tener una niña, comprenden más a su mujer, lo que mejora mucho la relación con su pareja y cambia su perspectiva en la vida y, sobre todo, cómo afrontarla.

Puedes leer más artículos similares a Las lágrimas de un padre al abrazar a su bebé arcoíris por primera vez, en la categoría de Recién nacido en Guiainfantil.com.