La técnica para saber si los amigos de tu hijo son buenas amistades

Analiza las amistades de los niños para saber más sobre tu propio hijo

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Una de las cuestiones que más nos preocupa como padres, es el tipo de amistades que se relacionan con nuestros hijos. Es algo que 'nos gusta controlar' para poder saber más sobre nuestro pequeño y de cómo puede llegar su manera de ser fuera de casa. Y nuestra principal preocupación es saber si los amigos de nuestro hijo son realmente buenas amistades o, como se suele decir, si son una 'buena influencia'. ¿Cómo lo podemos saber? Te proponemos una técnica muy sencilla que consiste en hacer una pequeña reflexión y lista.

Este que nos ocupa en esta ocasión es un tema difícil de tratar. Los padres esperamos ejercer el control sobre las relaciones que mantienen nuestros hijos con sus iguales. Pero ya te digo yo que se nos escapará como si quisiéramos coger con la mano un pez dentro del mar. Por ello, antes de empezar, es bueno saber cuál es nuestro límite para que nuestro hijo no se sienta sin espacio o agobiado ante esta situación.

Los amigos de tu hijo, ¿son buenos amigos?

Los amigos de tu hijo son buenos amigos, descúbrelo

Podríamos hablar de las amistades de nuestros hijos, pero me parece más interesante que abordemos la situación desde nuestro punto de vista: que hablemos de cómo lo gestionamos nosotros, como padres. Así estaremos siendo referentes para nuestros hijos y, además, les estaremos mostrando cómo mantener amistades, cómo soltar las personas que no nos aportan, cómo elegirlas, etc.

Para ello, te propongo que hagas una pequeña reflexión que te servirá como técnica para saber si los amigos de tu hijo son buenos amigos:

- Si tuvieras que definir tu grupo de las 6 amistades más cercanas a ti, ¿cómo lo harías? Toma papel y bolígrafo y anótalo.

- Ahora, piensa, qué característica define a cada una de las personas que has escrito.

Y si te digo que tú eres en parte como esas personas, ¿cómo te quedas? 

Seguramente, te sorprenderás las cosas que tenéis en común, los hábitos que compartís, las expresiones parecidas que decís, etc.

Pues eso mismo ocurre con las amistades de nuestros hijos, si haces un pequeño listado de cómo son esas personas que se relacionan con tu hijo, te darás cuenta de que tu hijo, tiene un poco de cada una de ellas. Y, a partir de ahí, podrás saber un poco más si son realmente buenos amigos para tu hijo.

Según el médico, emprendedor y conferenciante Sam Hazledine, 'hay que elegir tu propio grupo de referencia de forma consciente y no solo por proximidad'.

Así son los amigos que ha elegido tu hijo

Con esta técnica podríamos llegar a la conclusión de que los amigos de nuestro hijo no son buenos amigos. En tal caso, ¿cómo tenemos que reaccionar los padres?

Lo único que podemos hacer con nuestros hijos es fomentarles las relaciones con personas que sean alegres, abiertas, inspiradoras, motivadoras, positivas, que se ilusionen con los pequeños retos, que tengas ganas de divertirse y por supuesto, que sean personas buenas y agradecidas.

Las amistades en la infancia

Y por otro lado, solo podremos alentarle de que tenga cuidado con las personas que son tóxicas, que siempre están de mal humor, que utilizan un lenguaje negativo, que no suman sino que restan en la relación, que cotillean, que son envidiosas, que son negativas, que son agresivas o incluso, psicópatas.

Esforzarse para tener un grupo de amigos donde la mayor parte del tiempo la pasemos con esas 6 personas que están definidas en el primer grupo, merece la pena. Porque ellas, harán que nuestras cualidades se fortalezcan y seamos mejores personas gracias a ellos. Y, por eso, debemos fomentarlo en nuestro hijo.

Ya sabes lo que se dice: 'Las personas con las que pasas más tiempo son las que dan forma a tu manera de ser'.

Para acabar, recordarte que si no te gustan las amistades que tiene tu hijo, no te enfades con él o no lo prohíbas salir con ellas, primero, analiza las cualidades de esas personas y así descubrirás más cosas sobre tu hijo. Sabrás en qué momento personal se encuentra, y ahí es donde podrás ejercer la ayuda o el acompañamiento. Esa será tu oportunidad para comunicarte mejor con tu hijo y ayudarlo a cambiar para que él mismo se de cuenta, del tipo de personas con las que se relaciona y así pueda aprender a escoger mejor.

Puedes leer más artículos similares a La técnica para saber si los amigos de tu hijo son buenas amistades, en la categoría de Amigos en Guiainfantil.com.