Los niños malcriados no nacen, se hacen. Qué pueden hacer los padres

Señales de que tu hijo está malcriado y qué puedes hacer para cambiar su conducta

María José Padilla
María José Padilla Coach educativa

Nuestro día a día no nos deja todo el tiempo que nos gustaría dedicarle a nuestros hijos. Ser buenos padres se ha convertido en una carrera de fondo que como tal, hay que entrenar día a día, sin embargo, no siempre es así.

Nos encontramos con padres que más allá de educar y acompañar a sus hijos en el desarrollo, confunden la educación con otros conceptos que lo alejan de ello, como son la permisividad y el conformismo, dando así como resultado niños que no se relacionan desde el compartir, la empatía o la asertividad, sino niños que son prepotentes, demandantes, egocéntricos o llamados niños malcriados.

¿Mi hijo es uno de esos niños malcriados?

Así son los niños malcriados y su conducta

Si tienes duda de si tu hijo se puede enmarcar en este concepto de niño malcriado (que etiqueta más fea e injusta que ponemos a nuestros hijos) a continuación te contamos 5 señales que suelen darse, pero tranquilos padres, también os damos pequeños tips para solucionarlos.

1. Niños que son desobedientes, que carecen de normas o que no saben dónde están las normas, y ahí radica el problema pues intentan probar los límites de las personas que les rodea. Además, de todos los otros problemas que conlleva el no poner límites: baja seguridad, poca autoestima (no le importo a mis padres, nadie me quiere...), trastornos desafiantes o desafíos continuados.

¿Y qué hacer si este es tu caso? Tranquilo papá, tranquila mamá, aún estáis a tiempo de darle solución. Simplemente entre los dos (padres) acordar los límites y las normas a seguir a partir de ahora, comunicárselas al niño, explicarle las consecuencias de las mismas y por supuesto, tanto el papá como la mamá tenéis que ir a unísono... ¡ahora más que nunca!

2. Tú hijo acude a la mentira más de lo que se espera de su edad. Es una señal de que algo no funciona bien en su interior. Quizás sienta que los padres son muy estrictos, con normas muy exigentes o que de alguna forma, tienen que hacer lo que ellos digan sin dejar la opción de elegir al niño. Estos niños se sienten menospreciados pensando que si no siguen las normas, sus padres no les querrá.

En este caso, también tenemos solución, solamente se trata de revisar el patrón de creencias y valores que los padres se han autoimpuesto y valorar si esos mismos patrones les sirve a sus hijos o es momento de empezar a dejarles a ellos elegir sus propias decisiones.

Qué pueden hacer los padres ante el mal comportamiento de sus hijos

Cambiar el comportamiento de los niños malcriados

3. Hay niños que continuamente están llamando la atención de sus padres, todo lo que el niño hace tiene que pasar por el filtro de la mirada de un progenitor. Se trata de niños con una autoestima delicada, donde los padres no han usado adecuadamente el refuerzo a la hora de realizar sus hazañas. Además, muchas veces los padres transmitirnos (sin darnos cuenta) la necesidad de recibir la aprobación de los demás para ser felices.

La solución pasa por empezar a enfocarse más en el refuerzo positivo, dejando de lado los comentarios a lo que no hace tan bien. Necesitamos que el niño aumente su autoestima y para ello valora su esfuerzo no el resultado.

4. Los niños que son sobreprotegidos también entrarán en este concepto de malcriados, se sentirán que ellos pueden hacer lo que quieran porque papá o mamá dará la cara por ellos. Pero la sobreprotección también tiene otras consecuencias como sentir que son niños miedosos, inseguros, que no saben gestionar bien su frustración... Y aquí otra vez, los padres, tenemos un trabajo a realizar.

Empieza a darle confianza a tu hijo, suelta tu propio miedo o al menos, aprende a gestionarlo de la mano de un profesional, controla tus impulsos, intenta mirarlo con la mirada del amor y no del miedo, y poco a poco, el niño se irá sintiendo más seguro.

Consejos para niños caprichosos

5. Hay niños que nunca están satisfechos con lo que tienen, siempre están 'exigiendo más' y los padres se desviven por dárselo. Así pronto se cansan de un juguete nuevo, se aburren continuamente, cambian de gusto de un momento para otro (quieren para cenar sopa y cuando se la haces, quieren yogur...). Estos niños malcriados, como también se les suele consideran, crecen pensando que todo el mundo tiene que estar a su disposición para cuando él lo quiera. Egocentrismo, narcisismo, tiranía... serán conceptos que acabe integrando en su desarrollo.

Nuevamente, los padres tienen mucho que aportar en este punto y para ello, revisar los límites que les proponemos a los hijos, las normas, el orden familiar, las conductas y pautas de actuación fuera y dentro de casa, será la solución para que el niño entienda que no es el centro del universo.

Recuerda: Los niños no nacen malcriados, se hacen

Recuerda que el problema de los niños malcriados, no es un problema del niño sino de unos padres que no tienen claro cómo educar a sus hijos. Cuanto antes pases a la acción, antes emprenderéis la armonía en el hogar.

Más recursos para educar a los niños

7 errores que llevan a los padres a perder el respeto de sus hijos 7 errores que llevan a los padres a perder el respeto de sus hijos. Algunas de nuestras conductas o errores como padres nos lleva a perder el respeto de nuestros hijos. Cuando no educamos a los niños con una comunicación positiva o no les damos ejemplo, los niños nos dejan de respetar. Por suerte, se puede educar en valores y reparar las consecuencias los errores.

Ganarse la confianza y el respeto de los niños a través del juego Ganarse la confianza y el respeto de los niños a través del juego. Si revisamos la forma en la que jugamos con los hijos, sabremos cómo ganarse la confianza y el respeto de los niños. Muchas veces, los padres no somos capaces de proponer un juego adecuado para que los pequeños confíen en nosotros y nos respeten como buscamos. Te contamos qué hacer.

10 pautas para regañar a un niño de forma positiva 10 pautas para regañar a un niño de forma positiva. Te damos hasta 10 pautas para regañar a un niño de forma positiva. Consejos para regañar a los niños de forma constructiva sin necesidad de dañar sus emociones. Por qué se debe usar la educación positiva para corregir una conducta de los niños.

4 pistas para poner límites a los niños desde la disciplina positiva 4 pistas para poner límites a los niños desde la disciplina positiva. Consejos prácticos para poner límites a los niños utilizando la disciplina positiva, es decir, desde el amor, la amabilidad, el respeto y la firmeza. Tus hijos necesitan normas para ser felices, pero sin castigos o chantajes. Claves para una crianza consciente y con disciplina positiva.

11 enseñanzas de la disciplina positiva sobre la educación de los niños 11 enseñanzas de la disciplina positiva sobre la educación de los niños. Estas son las lecciones y enseñanzas que podemos aprender de aplicar la disciplina positiva en la educación de los niños. Encontrarás consejos prácticos para educar con amor y respeto a tus hijos sin perder la firmeza y saber qué hacer ante los berrinches de los niños.

Cómo dar órdenes a los niños y que te hagan caso de una vez por todas Cómo dar órdenes a los niños y que te hagan caso de una vez por todas. Así recomienda la disciplina positiva dar órdenes a los niños para que te hagan caso. Este método educativo y de crianza ayuda a los padres a educar a los niños para que sean responsables de sus actos, separándose de la educación demasiado permisiva o autoritaria. Te damos todos los detalles.

Puedes leer más artículos similares a Los niños malcriados no nacen, se hacen. Qué pueden hacer los padres, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.