Descubre a qué tienen miedo los niños de 4 a 8 años y cómo ayudarles

Herramientas para que los padres acompañen a sus hijos a superar estos temores

Guiainfantil.com

Todos los niños y niñas tienen miedo a algo. Se trata de una emoción básica que nos acompaña a lo largo de nuestra vida y que, como ocurre con la alegría, el enfado o la ira, hay que saber gestionar de la forma correcta. Los temores de los niños cambian según van creciendo y según sea la forma en la que se relacionan con su entorno. En las líneas de hoy vamos a ver en detalle cuáles son los miedos más comunes de niños y niñas de 4 a 8 años de edad. Conocerlos te ayudará a saber tratarlos.

Los miedos más comunes en niños de 4 a 8 años de edad

miedos de los niños de 4 a 8 años

¿Qué miedos aparecen entre los 4 y 8 años? ¿Cómo podemos ayudar a los niños que tienen miedo? Todos los peques experimentan miedos pero, a medida que van explorando el mundo que les rodea, los superan y afrontan nuevos retos. Para entender mejor sus temores, así como para poder ayudarles a superarlos de la forma más sencilla y rápida posible, os contamos en el siguiente post varios consejos a tener en cuenta. 

A partir de los cuatro y hasta los ocho años, los padres notamos un cambio de conducta en el niño. El niño pasará por lo que los psicólogos han bautizado como la crisis de los seis años, algo que puede ser muy desesperante para los padres pero que provocará en el niño un gran cambio en sus patrones de comportamiento. 

Nuestro retoño empieza a ser más independiente y comienza a darle más importancia a sus relaciones sociales (papá y mamá pasan a estar en un segundo plano). Su deseo de interactuar con el mundo exterior es cada vez mayor. Esta circunstancia hará que surjan nuevos temores propios de esta edad y del recién estrenado contexto en el que se desenvuelve. En este punto, cuando nuestro hijo llega la etapa escolar, los padres debemos conocer que los miedos ya son más reales y menos imaginarios. Algunos de estos temores seguro que te suenan, ¿verdad?

1. Miedo a las guerras o a los atentados
De pronto escucha y ve imágenes en la televisión que no entiende. ¡Le impactan y le asustan! Aquí los padres tienen un papel muy importante. Por un lado deben controlar lo que sus hijos ven en la pequeña pantalla y, por otro, deben hablar con ellos de lo que ocurre fuera de las cuatro paredes de su casa o de su colegio. No es cuestión de meter al niño en una burbuja de cristal sino de explicarle, cuando su proceso madurativo lo requiera, las cosas que pasan a su alrededor.

2. Miedo a la muerte
Comienza a ser más consciente de lo que significa la palabra 'muerte' y los padres notarán que hace muchas preguntas para intentar comprender la pérdida de un ser querido. Además puede que en su entorno más cercano haya habido ya algún fallecimiento. Es un tema complicado y duro para los padres, pero debemos tratarlo con ellos.

3. Miedo a quedarse solo
Aunque como hemos explicado más arriba ya no están tan apegados a sus padres, la idea de pasar mucho tiempo solos no les agrada nada, sigue necesitando a sus progenitores. Quizás son cosas tan sencillas como que sientan que estás en la habitación de al lado mientras ellos permanecen en la intimidad que le da su habitación.

4. Miedo a los monstruos y a los seres sobrenaturales
Se trata de un temor muy común dentro de esta fase de desarrollo del niño, y es que los zombis, vampiros o fantasmas le aterran. Le aparecerá este miedo por la noche, cuando se vaya a dormir. Quizás puedes probar a dejar la luz del pasillo encendida y, por supuesto, evitar ver ninguna película sobre esta temática antes de meterse en la cama.

5. Miedo a ser rechazado
Después de la familia, el grupo de amigos es el segundo escenario donde el niño se desenvuelve, de ahí la importancia de formar parte de él y de que le acepten. Los padres deben entender esta situación, pero también hacerles ver a sus hijos que no pueden forzar la situación y, sobre todo, que deben tener personalidad y no dejarse influir por los demás. No pueden llegar al punto de hacer lo que sea con tal de estar ‘en el grupo de moda del colegio’.

6. Miedo a los exámenes
A nadie le gusta ser evaluado ¡y a los niños tampoco! Los exámenes pueden provocar, en muchos casos, estrés y ansiedad. Pueden llegar a hacer incluso que los niños rindan menos. Para estos casos hay una famosa frase del pedagogo Paulus Freire que podemos hacer nuestra: ‘Estudiar no es un acto de construir ideas, sino de crearlas y recrearlas’.

¿Qué podemos hacer los padres para ayudar a nuestros hijos a superar sus temores?

ayudar a los niños a superar sus miedos

Veamos ahora una serie de consejos básicos que te ayudarán a saber ayudar de forma correcta a tus hijos. Trucos para enseñarles a gestionar estos miedos tan comunes en esta etapa de sus vidas. Contigo a tu lado, tus hijos superarán sus miedos más fácilmente.

- Bajo ningún concepto le quites importancia a sus miedos. Por supuesto, no debes ridiculizarle por ello, ni en público ni tampoco en privado. Cuando te cuente qué le pasa, tú escúchale y, si lo necesita, abrázale o cógele de la mano.

- Muéstrate siempre comprensivo y siéntate con él a hablar. No le interrumpas, ¡solo escúchale! Puede que solo necesite exteriorizarlo y ponerlo en palabras.

- Evita frases como 'no tengas miedo' o 'como sigas así me voy a enfadar'. En lugar de ayudarle, le provocarán más angustia. En este caso, el vocabulario y las palabras que emplees van a ser claves.

- No le expongas de golpe y sin preparación a uno de sus miedos, porque lo único que conseguirás es que su temor se intensifique más. No hay que forzar ni obligar, ¡solo acompañar!

Cuentos y poemas que hablan a los niños sobre la emoción del miedo

Los cuentos también pueden ayudar a los niños a afrontar esta emoción. ¡Seguro que tu hijo se siente identificado con alguno de los protagonistas de estos relatos cortos!

Puedes leer más artículos similares a Descubre a qué tienen miedo los niños de 4 a 8 años y cómo ayudarles, en la categoría de Miedos en Guiainfantil.com.