El elefante Bernardo. Cuento con valores para niños

Cuento animado para enseñar el valor del respeto a los niños

Estefanía Esteban

'El elefante Bernardo' es un cuento ideal para educar en valores a los niños. Lo hemos preparado en versión animada y con subtítulos para que tanto los niños más pequeños como los más mayores puedan verlo y leerlo a la vez. Se trata de un cuento que explica a los niños por qué es tan importante el valor del respeto. Descubre qué aprendió el travieso elefantito Bernardo, que se pasaba el día molestando a los demás animales del bosque...

El elefante Bernardo. Cuento corto para niños sobre el respeto

el cuento con valores del elefante bernardo

El elefante Bernardo era un poco travieso y tenía unas ideas... Un día, mientras estaba jugando en el parque, cogió una piedra y no se le ocurrió otra cosa que tirársela al burro Cándido, que acabó herido.

Del dolor que tenía, Cándido se puso a llorar desconsoladamente, hasta que unos niños que estaban cerca se acercaron a él y le empezaron a curar la herida que tenía en su oreja. Bernardo, que se había escondido detrás de lo árboles, no hacía más que reírse del pobre burro.

Al día siguiente, Bernardo se encaminó hacia el río para dar una vuelta y beber un poco de agua. Al lado del estanque vio a unos ciervos. El elefante quiso gastarles una broma, así que no se le ocurrió otra cosa que llenar su trompa con agua y lanzársela con fuerza.

Gilberto, el más pequeño de los cervatillos, perdió el equilibrio y cayó al río. Empapado, comenzó a estornudar bien fuerte, mientras Bernardo, desde el otro lado de la orilla, reía y reía sin parar.

A la mañana siguiente, Bernardo salió a dar un paseo y en su camino se tropezó con una planta llena de espinas y se las clavó en la patas. ¡Bernardo no podía quitárselas y sentía muchas molestias! Lloraba y lloraba desconsoladamente, así que pidió ayuda al ciervo Gilberto, que justamente pasaba por allí.

- ¡Hola amigo! ¿Me podrías ayudar a quitarme estas espinas?

Asombrado, enfadado y un poco enojado, el cervatillo le contestó:

- ¡No puedo! Tú me lanzaste al agua y casi me ahogo.

Desesperado, el elefante vio cómo a lo lejos se acercaba el burro Cándido y le preguntó:

- ¿Me echas una mano con estas espinas odiosas?

Y el animal le dijo:

- No puedo. Te has burlado de mí cuando yo tenía una herida en la oreja.

Solo, triste y abandonado por todos, Bernardo empezó a llorar hasta que un mono sabio que pasaba por allí y que había visto y oído todo le dijo:

- Como te reías y te burlabas de los demás, ahora nadie te quiere ayudar a ti. Yo te echaré una mano, pero antes me tienes que comprometer que cumplirás estas dos promesas.

Bernardo aceptó el trato del mono y escuchó atentamente lo que su nuevo amigo tenía que decirle. No podía seguir lastimando a los demás y si alguien necesitaba su ayuda, él se la prestaría sin poner ninguna pega. El mono le liberó de las espinas y el elefante Bernardo aprendió a no reírse del resto de animales.

Actividades de comprensión lectora para niños

actividades de comprensión lectora

'El elefante Bernardo' es un cuento sencillo y fácil de leer por los padres y, también, por aquellos niños que ya están en primaria. En principio, los niños deberían haber entendido perfectamente la historia, pero para asegurarnos vamos a 'ponerles a prueba' con estas actividades de comprensión lectora.

1. Preguntas y respuestas

- ¿Qué le hace el elefante Bernardo al burro Cándido?
- Y, posteriormente, ¿qué broma le gasta a los ciervos del río?
- ¿Qué le ocurre a Bernardo durante su paseo?
- ¿Por qué el burro y los ciervos se niegan a prestarle ayuda?
- ¿Quién le echa una mano y qué promete Bernardo a cambio?

2. Cuento desordenado

¿Qué pasaría si cuento se desordenada? ¡Que no se entendería nada de la historia! Algo parecido es lo que nos ha ocurrido a nosotros. ¿Nos echas una mano a encontrarle sentido a este cuento corto?

- ¡No puedo! Tú me lanzaste al agua y casi me ahogo.
- Cándido se puso a llorar desconsoladamente, hasta que unos niños que estaban cerca se acercaron a él y le empezaron a curar la herida que tenía en su oreja.
- Bernardo se encaminó hacia el río para dar una vuelta y beber un poco de agua.
- Solo, triste y abandonado por todos, Bernardo empezó a llorar.

Relatos cortos que hablan a los niños del respeto

cuentos con valores

Los cuentos tienen un poder mágico sobre el que los lee y sobre el que los escucha porque son capaces de hacernos pensar y, sobre todo, poseen la fuerza que nos empuja a cambiar algo de nosotros que no nos guste o queramos mejorar, como puede ser la falta de respeto hacia los demás. Si quieres más historias sobre este valor en concreto, ¡aquí encontrarás unos preciosos relatos cortos!

- Las conejitas que no sabían respetar
Las burlas y las ofensas pueden provocar profundos daños en los demás. Podemos pedir disculpas, pero la herida se queda ahí y permanece casi para siempre. La historia de estas conejitas puede ayudarte a explicarle a los niños estos conceptos.

- Itzelina y los rayos de sol
El respeto es un valor que está muy cercano de otros como la bondad o la cooperación. Y sobre todo ellos versa la historia de Itzelina.

- Don Arbolón
Está bien que los niños aprendan que hay que respetar y no burlarse de los demás, pero ese valor se debe extrapolar a otros aspectos de la vida, como el cuidado del medio ambiente.

Más cuentos de valores para los niños

El respeto es uno de los valores que los niños deben aprender desde que son bien pequeños, pero no es el único. Aquí tienes una selección de cuentos que hablan del respeto, pero también de la tolerancia, la igualdad, la perseverancia...

Puedes leer más artículos similares a El elefante Bernardo. Cuento con valores para niños, en la categoría de Cuentos infantiles en Guiainfantil.com.