Cómo utilizar la técnica de la caja de la ira contra las rabietas infantiles

Te enseñamos a usar la técnica de la caja de la ira para frenar los berrinches infantiles

Estefanía Esteban

Para un niño, manejar el enojo o la ira no es sencillo. Es una emoción básica a veces incontrolable. De ahí que muchas veces, la ira termine en una rabieta en el caso de los más pequeños. Con esta técnica, enseñarás a canalizar la ira a tu hijo. Puedes utilizarla desde que el niño tiene 2 años aproximadamente. Te decimos cómo utilizar la técnica de la caja de la ira contra las rabietas infantiles.

En qué consiste la técnica de la caja de la ira

La caja de la ira para los niños

¿Alguna vez has oído hablar de la caja de la ira? Se trata de una técnica pensada por la psicóloga Marina Martín y que ha ayudado a muchos padres a gestionar los berrinches de sus hijos e hijas. De una forma muy sencilla (y muy visual) enseñamos a los niños a canalizar una emoción que resulta complicada de comprender, incluso para los adultos: la ira o la rabia.

Esta estrategia es efectiva porque los niños la toman como si fuera un juego. Y ya sabemos que el juego es la mejor herramienta de aprendizaje que podemos ofrecer a los más pequeños. Para llevarlo a cabo, debemos hacer lo siguiente.

- Contarle el cuento a tu hijo o hija
Lo primero es contarle a tu pequeño o pequeña el cuento inspirado en la historia de Mireille d'Allancé. Habla de un niño (al que puedes llamar como más te guste) que tiene un mal día. Todo le sale al revés, está de mal humor, se enfada cuando no consigue lo que quiere... Tan enfadado está, que al llegar la noche estalla en una terrible pataleta con llantos incontrolados.

De tanta rabia que sentía el niño, de repente, le sale un monstruo de su interior. Esta criatura empieza a romper todo lo que encuentra a su alrededor... ¡hasta que no queda nada! Viendo el destrozo, el niño intenta arreglar lo que se ha roto. Por suerte, según va arreglándolo, el monstruo se vuelve más y más pequeño, hasta desaparecer.

- Dibujar el monstruo de la ira
¿Cómo será el monstruo de tu hijo o hija? Pídele que lo dibuje cada vez que sienta un gran enfado. Lo mejor es que se deje llevar por la emoción de la rabia y que dibuje lo que le salga de dentro, aunque su monstruo sea un simple garabato de colores. Pídele que le dibuje ojos, nariz, boca, manos, pies... para que vea la representación de una manera más figurativa.

- Meted al monstruo en la caja de la ira
Buscad una caja vacía que haya por casa (o un tarro o un bote, si no tuvierais ninguna caja) y meted el dibujo del monstruo. Explícale a tu hijo que, una vez que el monstruo está metido en esa caja, es más fácil controlarlo. Y, en caso de que vuelva a salir, siempre se puede volver a meter.

[Leer +: Red atrapasueños para acabar con los monstruos de las pesadillas]

Hablar con los niños sobre la ira o la rabia

La ira es una emoción básica de los niños

La ira y la rabia son emociones positivas para los niños; sí, lo que lees. Solemos a pensar que este tipo de emociones (como el enfado o la tristeza) son negativas. Sin embargo, si tenemos en cuenta que es normal y válido sentirse así a veces y que podemos aprender mucho de ellas, no es acertado decir que la ira es una emoción negativa. En todo caso, la podemos considerar una emoción incómoda o desagradable.

Como tal, debemos hablar con nuestro hijo o hija sobre ella, para que aprendan a comprenderla, identificarla y gestionarla desde el autocontrol o la autorregulación. Para ello, debemos tener en cuenta que:

1. La ira es una emoción básica de los niños y que la sienten desde que son muy pequeños. De hecho, seguro que te acuerdas de los 'terribles 2 años' de tu bebé y todas esas rabietas que tenía. A menudo, es fácil confundirla con otras, con las que está relacionada, como el enfado o la frustración.

2. Es común que esta emoción aparezca cuando el niño se siente amenazado por algún motivo: algo no es como le gustaría, le quitan algo suyo, no le gusta lo que ve... Sin embargo, y tal como señala el informe 'Para los padres: rabietas de los hijos y formas de actuar' del Centro Nacional del Desorden de Estrés Postraumático, es importante que los niños sean conscientes de cómo se siente. Esto supone conectar las emociones con el tipo de conducta que tienen (peleas, enfados, mal humor...) y el tipo de consecuencias que esta puede traer.

3. Los niños tienen que aprender a identificar cuándo están sintiendo rabia o ira. Pero de nada vale señalarlas cuando están en medio de una rabieta, pues no podrán prestar atención. Es mejor esperar a que se hayan calmado para decirles: 'eso que has sentido se llama ira y es normal sentirla cuando...'.

Enseñar a los niños a canalizar la rabia

4. Cuando un niño expresa su ira en una rabieta, no se siente cómodo. Necesita el apoyo y la comprensión de sus padres para gestionar esa sensación desagradable que siente. Tu hijo o hija no tiene rabietas para ponerte en entredicho o retarte.

5. Como la ira es una emoción que todos sentimos y que los niños tienen que aprender a gestionar, no debes sentir vergüenza cuando tenga un berrinche en un lugar público. Y, por supuesto, no tienes que sentirte una mala madre.

6. Recuerda, la ira es una emoción que debes validar (igual que el resto de emociones), por eso, debes evitar frases como: 'lloras como un bebé', 'no pasa nada', 'deja de estar enfadado'... Pues todas ellas mandan el mensaje al niño de que la ira es una emoción que se debe reprimir.

7. Enseñar técnicas de autorregulación o autocontrol a los niños puede ser muy útil. Las técnicas de respiración o relajación resultan muy eficaces.

8. Cuando tu hijo esté en medio de una rabieta... ¡trata de mantener la calma! No le estarás educando en el ejemplo si tú también te pones a chillar o, incluso, tienes una reacción violenta.

Cuentos sobre la ira, la rabia, la frustración y el enfado

Cuentos cortos sobre las emociones de los niños

Los cuentos infantiles son una buena herramienta para que los niños comprendan y aprendan a gestionar sus emociones. Por eso, a continuación te proponemos algunos que tratan emociones como la ira, la frustración y el enfado.

- Hugo aprende a controlar su ira
Hugo no se daba cuenta de cómo se comportaba cuando se enfadaba y empezaba a patalear. Por eso, su prima Miriam decidió a ayudarle a comprender la emoción y a cambiar su actitud ante ella. Comparte este cuento con tus hijos para que reflexionen sobre su propio comportamiento.

- La princesa enfadada
Isabel tenía todo lo que quería tener, menos amigos. Y es que, como siempre estaba enfadada y de mal humor, nadie quería ser su amiga. Sin embargo, un niño le enseña una valiosa lección que le hace cambiar su actitud. Este es un relato para niños que siempre parecen estar enojados.

- El erizo Pinchón
Un día Pinchón empezó a notar que las púas de su cuerpo empezaban a tensarse y no era capaz de relajarlas. Y cuanto más se enfadaba, más tensas estaban. Sin embargo, su mamá le enseñó a canalizar esa ira.

- El cuento que no quería escribirse
Savannah quería escribir su cuento pero, por más que lo intentaba, no conseguía que sus bolígrafos y lápices escribieran. ¡Qué frustración! Lee el cuento para saber qué hizo la niña.

Recursos para lidiar con las rabietas de los niños

8 consejos prácticos para calmar los berrinches de los niños de 7 años 8 consejos prácticos para calmar los berrinches de los niños de 7 años. Los padres debemos aprender a calmar los berrinches de los niños de 7 años aunque a esta edad las rabietas infantiles suelen ser menos intensas ya que los niños tienen más herramientas para manejar la frustración y el enfado. Te contamos cómo son los niños de 7 años.

6 consejos para acompañar a los niños de 5 años en sus berrinches 6 consejos para acompañar a los niños de 5 años en sus berrinches. Cómo gestionar y acompañar a los niños de 5 años en sus berriches. Si tus hijos a esta edad siguen haciendo rabietas o pataletas, no te preocupes porque es normal. Te contamos las causas y cómo reaccionar ante el enfado y la frustración infantil. Consejos para padres.

6 tips para gestionar con respeto los berrinches en niños de 3 años 6 tips para gestionar con respeto los berrinches en niños de 3 años. Te damos algunos consejos para atajar los berrinches de los niños de 3 años. Para gestionar desde el respeto las rabietas de tu hijo de tres años, debes tener en cuenta estos tips. Mantente firme y trata de distraer su atención. Hablamos sobre los logros de los niños de esta edad.

Las fieras rabietas de los niños de un año y 8 claves para manejarlas Las fieras rabietas de los niños de un año y 8 claves para manejarlas. Analizamos cómo son las rabietas de los niños de un año y cómo podemos manejarlas los padres desde el respeto. Si tu hijo tiene 12 meses o más, presta atención a estas claves para acompañarle cuando está enfadado o frustrado y tiene un berrinche o una pataleta.

Puedes leer más artículos similares a Cómo utilizar la técnica de la caja de la ira contra las rabietas infantiles, en la categoría de Conducta en Guiainfantil.com.