Las primeras palabras del bebé: Mamá, papá, agua...

Vilma MedinaDirectora de GuiaInfantil.com

Hay niños que consiguen hablar rápidamente y "por los codos" desde que son muy pequeños, y otros que llegan al primer año de vida sin decir nada, ni "pío". Y aunque los padres se preocupen, no hay nada qué hacer. Cada niño es único también en su despertar del habla. En lo que se refiere al desarrollo del lenguaje, cada niño es un caso, y no se debe haber comparaciones ni alimentar grandes expectativas, aunque se puede recurrir a la estimulación.

Cómo estimular el habla del bebé

El habla del bebé

Claro que los parámetros existen. Son los criterios y medidas que establecen la medicina para identificar si un bebé es sano y "normal" o padece algún retraso en su desarrollo madurativo. Algunas revisiones mensuales de los bebés incluyen esta evaluación. Existen parámetros para que un bebé logre sostener la cabeza, dar sus primeros pasos, coger peso, quedarse de pie, y también emitir vocalizaciones y palabras.

Normalmente, los bebés empiezan a decir mamá, papá y agua, como mucho hasta los 18 meses. Antes, por lo general, sólo emiten vocalizaciones con las letras "a", "o", y empiezan a decir "ajó" o "aghus". A los dos años lo ideal es que el bebé ya elabore frases de dos palabras como "quiero agua", "quiero bibe". Y entre los 3 y los 5 años ya será capaz de aprender canciones infantiles, de contar y comentar situaciones vividas por él, de expresar lo que le gusta y lo que no. Lo importante en los primeros años de vida de un bebé es la estimulación.

Es necesario estar atento a la evolución del lenguaje de los niños, manteniendo una comunicación y un vínculo afectivo cercano a él. Cuando se nota que un bebé a los 18 meses no logra decir mamá, papá, ni agua, y que tampoco es capaz de moverse de una forma independiente, es aconsejable que busquen una orientación médica de un logopeda. Las causas pueden estar relacionadas con alguna afección neurológica, o bien con la falta de estimulación externa.