Maqueta casera del aparato digestivo para aprender y jugar con niños

Manualidades caseras para que los niños aprendan las partes del cuerpo humano

Silvia Leal
Silvia Leal Creativa

En Guiainfantil te enseñamos a crear paso a paso una divertida maqueta casera del aparato digestivo con la que los niños podrán jugar y jugar al tiempo que aprenden los nombres de los distintos órganos del cuerpo humano. A través de este recurso educativo, los niños afianzarán sus conocimientos de la forma más divertida y amena.

Para ello ¡vamos a convertir una camiseta básica en una original maqueta del sistema digestivo! ¿te apuntas? Es más fácil de lo que puede parecer, y te vamos a ofrecer alternativas para que puedas llevar a cabo este proyecto con los materiales que tengas por casa.

Paso a paso para hacer esta maqueta del aparato digestivo

Materiales:

  • Una camiseta
  • Papel o cartulina
  • Fieltro o goma eva de colores
  • Hilo y aguja o pistola de silicona
  • Rotulador
  • Tijeras
  • Velcro y algodón

Veamos el paso a paso. Síguelo con calma (y diversión) y el resultado de vuestro proyecto será espectacular. Para comenzar con esta manualidad, extiende la camiseta sobre la mesa de trabajo. Observa bien sus dimensiones, porque será la base sobre la que irán pegadas las piezas que fabricaremos más adelante. Estas piezas representarán los órganos principales del sistema digestivo, ¿preparados?

1. Para fabricar las piezas de nuestro aparato digestivo, es decir, el estómago, el páncreas, el hígado, el intestino delgado y el intestino grueso, podéis dibujarlos sobre papel o cartulina a mano alzada y hacer vuestra propia plantilla. Después de dibujarla, tenéis que recortarla.

2. Una vez hayáis dibujado y recortado las plantillas, tendréis que pasarlas dos veces a fieltro o a gomaeva. Nosotros hemos optado por el fieltro y hemos utilizado un color para cada órgano, de esta forma obtendréis dos plantillas del mismo color para cada pieza, ¡qué colorido!

Maqueta casera del aparato digestivo paso a paso

3. Ahora el objetivo es unir las dos piezas del mismo color entre sí. Para ello, podéis utilizar diferentes técnicas.

Si vuestras plantillas son de gomaeva, lo más rápido y aconsejable es la pistola de silicona caliente, pero si habéis optado por el fieltro como nosotros, podréis utilizar tanto la pistola de silicona como el hilo y la aguja.

Para pegar ambas piezas con silicona, es necesario que extendáis el producto por los bordes con cuidado de que nadie se queme. Quizá sea mejor que un adulto se encargue o supervise este paso. Si preferís utilizar hilo y aguja, os recomendamos utilizar el punto festón, que es un punto básico para este tipo de manualidades, ¡sencillo y resultón!

¡Por cierto! Antes de unir por completo las 2 piezas entre sí, tenéis la posibilidad de rellenarlas con un poco de algodón, sobre todo si habéis utilizado fieltro o cualquier otra tela. ¿Ya las tenéis?

Cómo hacer esta manualidad del cuerpo humano para niños

4. Hagamos un redoble de tambores porque ¡estamos a punto de finalizar! Tan solo nos falta montar las piezas sobre la camiseta, para ello utilizaremos el velcro. Existen muchos tipos de velcro: Adhesivo, para coser, para pegarlo con la plancha... Como se trata de una camiseta, el más sencillo de utilizar es el velcro de pegar con la plancha.

Pegad varias tiras seguidas en vertical sobre la camiseta, de forma que cubran el área central e inferior. A continuación pegad la tira correspondiente en cada pieza (u órgano) en horizontal.

5. Antes de comenzar a jugar y montar la maqueta sobre la camiseta, podéis decorarla como más os guste. ¿Qué os parece la idea de dibujar y pintar con rotulador textil? A lo mejor podéis añadir el tubo digestivo, dibujar frutas, verduras... en realidad podéis añadir todo lo que se os ocurra. ¡Os ha quedado genial!

6. Ya podéis colocar los órganos en su sitio. ¿Os acordáis del orden correcto? ¿Y del nombre de todos ellos?

[Leer +: Maqueta del sistema respiratorio para los niños]

Cómo jugar con esta maqueta del cuerpo humano para niños

Jugar con el sistema digestivo de los niños

Para que tus hijos se beneficien del aprendizaje creativo, os proponemos un juego por parejas a partir de esta maqueta del aparato digestivo. Veamos las reglas y el procedimiento:

- Es necesario que los jugadores lleven sus camisetas puestas con la maqueta desmontada; las piezas se colocarán a su alcance, sobre una silla o una mesa. Como se trata de una maqueta ciega, puesto que las piezas no llevan ninguna palabra escrita, aprenderán a diferenciarlas memorizando sus nombres. Los colores les ayudarán en este proceso.

- Para comenzar el juego, se necesita una persona que haga de moderador, y que además vaya nombrando los diferentes órganos: estómago, páncreas, hígado, intestino delgado e intestino grueso.

- Cada vez que se nombre un órgano, los niños tendrán que coger las piezas correspondientes para ir montando la maqueta de forma correcta en la camiseta de su compañero. Si hay varias parejas, ganará la que termine primero.

A medida que vayan avanzando, podréis crear más piezas para añadir las partes internas de cada órgano, o sencillamente añadir preguntas al final del juego, como por ejemplo: ¿cómo se llama la víscera pequeña que se encuentra en el hígado? o ¿puedes nombrar las 3 partes en las que se divide el intestino delgado?

¡Será muy divertido y los niños podrán jugar las veces que quieran! Para lavar la camiseta solo tienes que despegar las piezas y meterla en la lavadora, es ¡la magia del velcro!

Aprendizaje creativo. El valor de las experiencias

Las experiencias nunca se olvidan, eso lo sabemos bien. Para que se produzca el aprendizaje, es necesario que los niños se involucren y vivan aquello que aprenden. El aprendizaje lúdico o experiencial facilita mucho este aspecto, ya que consigue captar su atención y mantenerles motivados para que aprendan más y más.

Todo lo que los niños aprenden es el resultado de su propia experiencia, incluso a veces les aporta un punto de vista diferente sobre las cosas.

¿Te has dado cuenta de que al finalizar esta actividad, tus hijos llevarán puesta una camiseta donde las piezas que representan los órganos del aparato digestivo coinciden más o menos con su cuerpo? Sin duda alguna, poder verlo y tocarlo les aportará una visión máss amplia y clara de su funcionamiento.

Repasamos qué es el sistema digestivo, sus órganos y cómo funcionan

Maqueta para que los niños aprendan el cuerpo humano

Antes de terminar, no podíamos dejar de hacer un pequeño repaso sobre qué es el sistema digestivo y cómo funciona. Mientras hacéis la maqueta, incluso mientras jugáis, puedes ir aportando estos datos informativos para que repasen o amplíen su conocimiento sobre el cuerpo humano.

- ¿Qué es el sistema digestivo?
En líneas generales, el sistema digestivo se encarga de transformar los alimentos que ingerimos porque nuestro organismo necesita absorber los nutrientes necesarios para nuestra salud y bienestar, y desechar lo que no nos hace falta, es decir, que se encarga del proceso de digestión.

- ¿Cómo es el proceso digestivo?
Para que los nutrientes de los alimentos que tomamos lleguen a todas las células de nuestro cuerpo, es necesario que sean transformados en moléculas simples, asi que ¡vamos a refrescar la memoria para recordar el proceso!

- Los órganos del aparato digestivo y su función

  • Boca: Es la cavidad donde tenemos los dientes (encargados de cortar y triturar la comida), la lengua y las glándulas salivales. En esta primera fase, los alimentos se convierten en el bolo alimenticio.
  • Faringe: Al tragar, el bolo alimenticio pasa por la faringe. Es un tubo que conecta la boca con el esófago. Además conecta la nariz con la tráquea. La faringe también forma parte del sistema respiratorio.
  • Esófago: Este tubo comienza en el cuello y pasa por el tórax hasta llegar al abdomen, es decir, que comunica la faringe con el estómago.
  • Estómago: Es el lugar en el que se almacena el bolo alimenticio. Se encarga de segregar jugos gástricos para convertir el bolo alimenticio en una sustancia semilíquida, de esta forma, permite su recorrido hacia el intestino delgado.
  • Páncreas: Es el encargado de segregar el jugo pancreático. Esta sustancia es muy importante para que el proceso de digestión continúe de forma correcta. Además genera insulina, que ayuda a controlar el metabolismo de los azúcares.
  • Hígado: Es una glándula anexa. Se encarga de segregar la bilis, que es necesaria para el proceso de digestión y la absorción de grasas. ¿Sabías que el hígado es la víscera más grande de nuestro cuerpo? ¡Puede llegar a pesar 1,5 kg aproximadamente! En el hígado también encontramos la vesícula biliar, que es una víscera más pequeña cuya función es almacenar la bilis que ha producido el hígado hasta ser requerida en el proceso de digestión. ¡Wow!
  • Intestino delgado: Es la parte del tubo digestivo que sigue al estómago. Tiene una longitud de unos 6 metros, por eso se encuentra replegado sobre sí mismo. Se encarga de absorber los nutrientes de los alimentos que hemos digerido y se divide en 3 partes: duodeno, yeyuno e íleon.
  • Intestino grueso: Se divide en 4 partes: ciego (que es la primera parte del intestino grueso), colon, recto (que es la parte final) y ano. Así excretamos las sustancias que no nos hacen falta.

¡El cuerpo humano es fascinante!, ¿no crees? Y conocer su funcionamiento es muy importante, porque gracias a él podemos conocernos a nosotros mismos, relacionarnos con otras personas y seres vivos y explorar el mundo.