Trabajar la autonomía de los niños según su edad encargándoles tareas

Consejos para que los niños y adolescentes sean más autónomos y responsables

Patricia Pérez
Patricia Pérez Maestra Montessori

Los padres queremos preparar a nuestros hijos para que se conviertan en adultos responsables y con recursos para desenvolverse en el día a día. Para ello debemos trabajar la autonomía de los niños desde que son bebés y hasta la adolescencia. Una de las mejores formas para hacerlo es encargándoles diferentes tareas de las que se deben responsabilizar. Te proponemos actividades caseras según la edad de tus hijos, para ayudarles a ser más autónomos y responsables.

¿Cómo trabajar la autonomía de los niños para que sean responsables?

Cómo trabajar la autonomía con los niños

Se hace énfasis en darle importancia a involucrar niños y adolescentes en las tareas del hogar porque, este es el primer acercamiento que tienen con su autonomía. Aprendiendo a hacer cosas por su cuenta y con el tiempo, dejar así de depender de otros.

A su vez, esto les otorga a los jóvenes, una fuerte percepción sobre las cosas que pueden lograr por sí mismos, lo que reforzará su autoestima, tener mayor responsabilidad por sus actos, generar empatía y respetar el valor de las cosas y llevar una vida más práctica.

Estos son algunos de los beneficios de favorecer la autonomía de los niños, si bien para trabajarlo, tenemos que buscar actividades que sean acordes a la edad de nuestros hijos. En caso de que sean obligaciones demasiado arduas, los niños se sentirán frustrados y dejarán de intentarlo. Además, debemos acompañar y enseñar a los pequeños para que aprendan a hacerlo (y tener paciencia hasta que lo hagan bien).

Actividades para que los bebés de 0 a 2 años sean autónomos

Ayudar a que los bebés sean autónomos

Hay que saber que los bebés son dependientes de sus cuidadores, porque necesitan de sus atenciones para poder sobrevivir. Pero algunos, confunden la idea de otorgar autonomía a los bebés con dejarlos solos por completo. Esto es perjudicial, ya que los bebés necesitan tener ese apego emocional para sentirse seguros y tranquilo, además de que físicamente hay muchas cosas que aún no pueden hacer sin ayuda.

Pero, entonces, ¿se puede enseñar autonomía a los bebés? Sí, se comienza una estimulación cuando los bebés son capaces de moverse más por su cuenta, sin forzar su desarrollo natural. Para ello, te proponemos algunas actividades caseras que puedes poner en marcha (siempre de forma segura) si tienes hijos de hasta 2 años.

- Colocarlos boca abajo y llamar su atención para que te miren, así están fortaleciendo su cuello. Este tipo de ejercicios se suelen conocer como Tummy time.

- Ofrecerles juguetes que ayuden con su motricidad, como juguetes que rueden, pelotas, objetos suaves que puedan manipular con sus manos, etc.

- Darles tiempo, dedicación y un buen espacio. Los bebés suelen hacer casi todo por su cuenta, en cuanto a sus movimientos, pero para ello necesitan tiempo y práctica. Por ejemplo, para gatear antes deben arrastrarse por el suelo con sus pies; mientras que para ponerse de pie, primero deben sostenerse de alguna superficie.

Así, con el propio esfuerzo del bebé, pueden conseguir la autonomía necesaria para su edad.

Tareas en casa que pueden hacer los niños de 2 a 4 años

Las tareas en casa para niños de 2 a 4 años

Los niños cuando pasan la etapa de bebés, a partir de los 24 meses o 2 años, son capaces de hacer más actividades y despiertan una enorme motivación y curiosidad de experimentar cosas nuevas y explorar todo lo que hay a su alrededor. El papel ahora de los padres es guiarlos en este afán de ampliar su autonomía, para que puedan aventurarse al mundo de forma segura.

En ese sentido, te dejamos algunas actividades o tareas en casa que los niños de 2 a 4 años pueden hacer por sí solos. Gracias a ellas podremos ir fomentando que sean pequeños cada vez más autónomos.

- Recoger sus juguetes, haciendo cajones o cestas que estén a su altura, para que no tengan problemas en ordenar su espacio luego de jugar.

- Guardar libros en estantes. De nuevo, hay que procurar crear unos estantes que puedan alcanzar para así tomar los cuentos que quieran leer y dejarlos en su lugar.

- Poner la mesa al momento de comer, así se les puede ir explicando el uso de los cubiertos y cómo organizarlos.

- Llevar la ropa sucia al cesto cuando se van a bañar. Esto crea conciencia sobre hábitos de higiene personal.

- Comenzar a interesarse en la cocina. Preparando snacks o comidas muy sencillas y enseñarles el cuidado a la hora de manipular los utensilios de cocina.

- Cuidar de sus mascotas. Con la guía de los padres pueden ayudar en el cepillado de sus mascotas o alimentarlos. Esto los lleva a generar empatía por otros seres vivos.

Encargar tareas a los niños de 5 a 7 años - Autonomía infantil

Qué tareas encargar a los niños de 5 a 7 años

En esta edad, de los 5 a los 7 años, ya los niños tienen una mejor percepción de sus capacidades y destrezas, por lo que ahora buscan refinarlas. Por lo que pueden tomar las riendas de tareas de casa más rutinarias y entienden que, a través de la práctica es que consiguen dominar alguna nueva habilidad. Todas estas actividades que te proponemos a continuación podremos trabajar la autonomía de los niños de estas edades:

- Hacer su cama y estirar las sábanas para que todo quede en su lugar.

- Son capaces de cuidar tanto de mascotas como de plantas en su hogar. Como por ejemplo, organizar la comida de sus mascotas y regar las plantas, analizando el proceso de su ciclo vital.

- Limpiar los platos sucios cuando terminan de comer o cargar y encender el lavavajillas.

- Recoger los platos y dejar limpia la mesa luego de usarla.

- Preparar recetas más complejas, asistiendo a los padres en la preparación de un almuerzo o merienda.

Actividades para fomentar la autonomía en niños de 8 a 11 años

Hacer que los niños de 8 a 11 años sean autónomos

Tras una estimulación previa, los niños son capaces de hacer las tareas del hogar de forma natural. No olvidemos que nuestro objetivo es que se aprendan a responsabilizar y así trabajar su autonomía. Pero también están dispuestos a tener nuevos desafíos, por lo que podemos aumentar un poco más las responsabilidades pero con algunas limitaciones, por ejemplo:

- Sacar a las mascotas a pasear o jugar con ellos, dedicándoles tiempo de su día.

- Mantener su habitación ordenada y limpia. Ahora no se trata de colocar las cosas en su sitio, sino mantener una limpieza y organización constante. ¡Eso es más complicado!

- Recoger la ropa y guardarla en el armario. Tanto con sus ropas propias como con la de los demás.

- Ayudar en la limpieza de la casa, en cosas como: cargar el lavavajillas, barrer el suelo, quitar el polvo de los muebles, limpiar cristales, etc.

Cosas cotidianas que les ayudará a comprender sobre colaboración estando en convivencia y que todos en la casa tienen responsabilidades y deben ayudar.

Favorecer la autonomía y responsabilidad en la adolescencia

Autonomía y responsabilidad en la adolescencia

La adolescencia es la etapa de cambios más significativa de las personas, pues ocurren una serie de eventos físicos, emocionales y psicológicos que ocurren en un mismo momento. Es por ello, que los padres necesitan ser empáticos con su proceso y estar presentes para cuando los necesiten. Sin dejar de lado la intención de seguir fomentando la autonomía de sus hijos para que sean adultos capaces y con recursos.

Sin embargo, estos cambios no alteran todo el aprendizaje que ya han tenido en las tareas del hogar, porque los adolescentes son capaces de hacerlo de manera intrínseca pues forman parte de su rutina diaria normal.

Además, los adolescentes buscan demostrar su autonomía y que son capaces de realizar diversas cosas por su cuenta. Por lo que hay que facilitarles algunas actividades para ello y a su vez que les supongan un nuevo reto, manteniendo los límites.

Algunos ejemplos para ello son:

- Ir a comprar solos a un mercado o tienda, con una lista previa de lo que necesitan traer. A continuación, organizar las compras que han hecho, en los lugares correspondientes.

- Mantener una organización general en sus habitaciones. Como lo son los armarios, que se pueden volver un tanto desorganizados por la indecisión de lo que se quieren poner.

- Tomar decisiones que les interesen, como la ropa que quieren usar, cómo quieren el estilo de sus habitaciones, qué actividades quieren realizar, las cosas que quieren deshacerse, etc.

- Encargarse del lavado de la ropa, tanto propia como de la familia. Cargando la lavadora, planchando y organizando.

- Cocinar recetas más complejas. Una vez que sepan los cuidados necesarios sobre los utensilios y electrodomésticos de cocina, ya pueden tomar las riendas para preparar diversas comidas.

- Cuidar de sus hermanos u otros familiares menores.

- Gestionar su economía, la cual puede venir de una mesada (paga) o regalos de cumpleaños. Lo cual les será útil para prácticas de ahorro, entender las recompensas por sus esfuerzos y tener independencia para comprar cosas que quieran o salir con sus amigos.

Estas actividades y tareas en casa hacen que los adolescentes se sientan increíbles consigo mismos, ya que están prestando un servicio que han hecho por su cuenta y sin depender de otras personas. Así como tener más sentido de responsabilidad y diferenciar entre autonomía y libertinaje. Es decir, que no pueden hacer lo que quieran sin medir las consecuencias, ya que todas las acciones que llevamos a cabo tienen sus repercusiones buenas y malas.

Cuentos infantiles para trabajar la autonomía

Puedes leer más artículos similares a Trabajar la autonomía de los niños según su edad encargándoles tareas, en la categoría de Autonomía en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: