5 semanas de embarazo

Semana 5 de embarazo. Todo sobre la mujer y el desarrollo del bebé

Estás en la quinta semana de embarazo. Todavía los cambios en tu cuerpo no son perceptibles para la gente que te rodea, pero dentro de ti crece y se desarrolla un bebé.  En esta nueva etapa de tu vida, te espera un recorrido de 40 semanas en el que vivirás todo un sinfin de cambios y sensaciones. Aquí encontrarás información muy útil y unos cuantos consejos para la semana 5 de gestación.

Cambios en el cuerpo de la mujer embarazada

Semana cinco de embarazo

Algunas mujeres son conscientes de los cambios que se están produciendo en su cuerpo desde las primeras semanas de embarazo, sin embargo, será necesario un test de embarazo para determinar que estás embarazada y hay un bebé creciendo dentro de ti.

Uno de los primeros cambios que se producen en tu cuerpo en la semana 5 de embarazo es la amenorrea o ausenia de regla. Además, podrías sentir sensibilidad y dolor en las mamas.

Durante esta etapa del embarazo podrías notar también que estás más cansada y fatigada. Algunas mujeres embarazadas incluso, sufren las molestias causadas por los vómitos y mareos del primer trimestre de embarazo.

Otro de los síntomas del embarazo es la sensación de hinchazón en los senos, e incluso dolor en las mamas, esto es debido al aumento de  producción de estrógenos y progesterona, hormonas responsables del flujo de sangre a los senos. Las mamas ese preparan para alimentar a al bebé durante sus primeros meses.

Todavía es pronto para que notes que tu abdomen ha crecido aunque sí podrías sentir que tu ropa habitual te aprieta más que hace unas semanas.

Desarrollo y crecimiento del bebé en el embarazo

Bebé en la semana 5 de embarazo

En la semana 5 de embarazo, el embrión mide entre  2 y 3 milímetros y ya se va pareciendo a un bebé. Poco a poco ha ido desapareciendo la cola que le distinguía poco de otros mamíferos y se está formando el tubo neural que más adelante será la columna vertebral. En esta etapa del embarazo han comenzado a formarse sus brazos y pies.

La placenta será su hogar a lo largo de las 40 semanas de embarazo, allí vivirá rodeado de líquido amniótico, cuya función es proteger al embrión. 

El cerebro del embrión está en desarrollo, así como todo su sistema nervioso central. Aun tiene un largo camino de crecimiento y desarrollo. La placenta será su hogar a lo largo de los nueve meses y medio de gestación.

La salud y las emociones durante el embarazo

Si no has realizado una visita preconcepcional con tu ginecólogo, debes pedir cita para que confirme tu embarazo y comience a realizarte las diferentes pruebas y visitas. Te programarán la ecografía del primer trimeste hacia la semana 12 de gestación. Las diferentes analíticas permitirán a los profesionales que siguen tu embarazo a determinar si todo va bien o hay que realizar algún tratamiento específico.

Las primeras semanas de embarazo son cruciales para el buen desarrollo del bebé, por ello, los médicos recomiendan no tomar alcohol durante toda la gestación. Asimismo, deberías evitar el tabaco ya que los estudios demuestran que los hijos de madres fumadoras son más nerviosos e inquietos, e incluso podrían padecer trastornos respiratorios.

Algunos estudios demuestran que el ácido fólico tomado desde antes del embarazo y durante las primeras semanas reducen el riesgo de parto prematuro o de nacimiento del bebé con defectos en el cerebro. Tu matrona o ginecólogo te recomendará tomar este suplemento.

Dieta y alimentación para la embarazada

Dieta en la semana 5 de embarazo

Puedes empezar desde ya, en la quinta semana de embarazo a llevar una dieta saludable, ésta  beneficiosa tanto para ti como para el desarrollo del bebé. La mejor dieta será aquella que contenga los nutrientes esenciales que tu cuerpo necesita y proporcione el equilibrio correcto de hidratos de carbono, grasas y proteínas sin demasiadas calorías.

El papel del calcio será fundamental desde el comienzo del embarazo. El calcio ayudará a formar la dentición y huesos del bebé y además será beneficioso también para ti. Una falta de calcio en tu dieta de embarazada provocará que el embrión consuma tus recursos de calcio para poder desarrollarse. En tu dieta no debe faltar 1000 miligramos de calcio al día.

Además es importante que introduzcas otros nutrientes como el hierro. El hierro se encarga de llevar el oxígeno a todas las células de tu cuerpo y de tu bebé y previene la anemia. Deberías tomar entre 27 y 30 miligramos al día de hierro. Los alimentos que contienen este aporte de hierro son: carnes, legumbres o frutos secos.

No olvides beber al menos 8 vasos de agua al día y de tomar fruta todos los días, sobre todo aquella que sea rica en fibra, ya que te ayudará a combatir el estreñimiento durante el embarazo.

Curiosidades de la semana 5 de embarazo

Estás en la semana quinta de embarazo, ¿te sientes ansiosa por comunicar a todo el mundo que estás embarazada? Es una decisión que habrás de tomar tu misma o con tu pareja. Algunas mujeres lo cuentan en el mismo momento en que ven el positivo en el test de embarazo y otras prefieren esperar hasta la semana 12 de embarazo, ya que los primeros tres meses existe más riesgo de aborto espontáneo.

Puede que ya notes tensión en las mamas y que incluso hayan aumentado de tamaño. Puedes ir pensando en comprar un sujetador nuevo, preferiblemente sin aros y de algodón.

En estas primeras semanas ya pueden surgir los primeros miedos del embarazo: ¿estará mi bebé sano?, ¿cuándo debo acudir al hospital?, ¿tendré un buen parto?... No te preocupes, es totalmente normal sentirse sensible y con miedos ante esta nueva experiencia, incluso podrías llorar por cosas que antes no te provocaban este sentimiento.