6 beneficios de llevar a los bebés a clases de música - Estimulación

Gracias a la música y las canciones infantiles, estimulamos musicalmente a los niños más pequeños

Laura Guerrero, portavoz de Musicaeduca

Sí, aunque no lo parezca, los bebés son musicales ya antes de nacer. Se podría decir que están preparados para sentir y expresarse a través de la música. Es nuestra tarea como padres acompañarles durante este camino para ayudarles a alcanzar su máximo potencial. ¿Te has planteado llevar a tu bebé a clases de música? Como te vamos a contar a continuación, tienen muchos beneficios que se verán reflejados tanto en la primera infancia como en la vida adulta.

Tu bebé es musical desde el día que nace

La música y los bebés o niños pequeños

¿Alguna vez te has parado a pensar cuál es el primer sonido que escuchan los bebés? Efectivamente, es el latido rítmico del corazón de su madre. Una vez que nacen, los sonidos y la música les siguen acompañando en su día a día. Por ejemplo, las canciones de cuna les ayudan a calmarse y las canciones de palmas les divierten. Un poco más tarde, se sorprenden con los sonidos (golpes, ruidos con la boca...) que ellos mismos son capaces de hacer y comienzan a moverse al ritmo de las melodías que escuchan.

Si conseguimos que los niños conserven ese sentido musical innato, tendrán una forma muy sencilla y especial de relacionarse con el ritmo y la melodía. La música ayuda a desarrollar las capacidades cognitivas, físicas, emocionales y sociales de los más pequeños de la casa. Y, gracias a las clases de música, los bebés y los niños tienen una gran oportunidad para trabajarlas.

La edad ideal para empezar con la estimulación musical a través de distintas actividades divertidas (la mayor parte relacionadas con la imitación) es a partir de los 10 meses. En este momento evolutivo, los niños ya pueden seguir el ritmo a su manera, cantar, hacer sonidos con distintos instrumentos musicales, etc.

Por qué llevar a los bebés a clases de música

Las clases de música para bebés

Estas son las 7 razones por las que es una gran idea llevar a tu bebé a clases de música, ¡desde que es bien pequeño!

1. La música acompaña al bebé desde el embarazo

La música y, por tanto, el desarrollo musical están presentes en todas las etapas de la vida, incluso desde el embarazo. El oído es el primer sentido que desarrollan los bebés aún durante la gestación. Es en este primer momento cuando los pequeñines ya se van acostumbrando las diferencias en el ritmo, timbre o tono de la voz de su madre. Es por ello que la reconocen y les ayuda a calmarse una vez que han nacido.

Desde los primeros balbuceos, que parecen prepararles para cantar, hasta sus primeros pasos (cuando van adquiriendo el ritmo)... Divertirnos con nuestro hijo con la música supone acompañarlo en su proceso de desarrollo natural a través del juego.

2. La música está relacionada con el desarrollo emocional del bebé

En la primera infancia, la música va de la mano del desarrollo emocional del bebé. Empezando, por ejemplo, por las nanas, el babytalk (esa manera tan particular y adorable que tenemos de hablarles), los juegos de aparecer y desaparecer... El desarrollo del bebé va parejo al intercambio afectivo, el amor, el cariño... Seguro que has oído hablar del 'tiempo de calidad' en el que le dedicamos toda nuestra atención y él no nota. Todo ello, unido al ritmo, movimiento y melodía, incrementa la curiosidad del bebé por descubrir el mundo que le rodea.

3. La melodía y el ritmo son buenos para el cerebro

Es posible que hayas oído hablar de la plasticidad cerebral. Es la capacidad de aprender que tenemos creando conexiones neuronales o sinapsis. Según vamos cumpliendo años, la plasticidad del cerebro disminuye; durante los tres primeros años de vida cuando está en su máximo esplendor. La realización de actividades placenteras, en un entorno seguro y junto a una figura de apego, es la situación ideal para que un niño realice conexiones neuronales a un ritmo más rápido. Es lo que ocurre, por ejemplo, en las clases de música para bebés.

Además, la estimulación musical a edades tempranas se correlaciona con un mejor desarrollo del habla, el equilibrio, autoestima y autoconfianza.

Canciones infantiles para bebés

4. Las clases de música son una inversión de futuro

Aunque aún sean muy pequeños, fomentando el amor por la música de los bebés y niños estaremos haciendo una buena apuesta de futuro. Como bien sabes, existen muchos estudios que apuntan a la relación entre la educación musical y la autodisciplina, la paciencia, la sensibilidad o la capacidad de concentración. Por otro lado, la educación musical mejora el rendimiento escolar de los niños en materias como la lengua o las matemáticas.

5. La música es de todos

La música es una de las formas de expresión más antiguas. La hemos utilizado para contar historias, transmitir valores, mostrar emociones, consolarnos los unos a los otros, divertirnos... En la música y sus canciones está el patrimonio cultural, histórico y artístico de un grupo de personas. Cuando compartimos con nuestros niños nuestras tradiciones musicales, nuestras canciones de siempre, les estamos poniendo en contacto con una cultura a la que también pertenecen.

6. A través de la música, nos unimos

Hoy en día muchas mujeres y hombres viven la experiencia de ser padres de una manera más aislada, de acuerdo a las características sociales que nos rodean. Para muchas familias, la experiencia de los primeros meses o años en casa con el bebé puede llegar a ser muy solitaria. De ahí que sea una gran opción buscar una tribu en las clases de música para bebés que esté viviendo más o menos lo mismo y con la que tengamos un interés común: acompañar al bebé en su desarrollo a través de la música, siempre desde el amor.

Las mejores clases musicales con bebés y niños pequeños

Las clases de música para los más pequeños

Si has llegado hasta aquí, seguro que estás convencido de que llevar a tu bebé a una clase de música tiene muchos beneficios. Pero, ¿sabes dónde acudir? Seguro que muy cerca de ti tienes un centro donde puedas acceder al proyecto pedagógico 'Musizón para bebés', un programa de Musicaeduca para la estimulación musical en bebés de 10 a 24 meses que se desarrolla en escuelas infantiles, tanto dentro de la programación interna como de forma extraescolar. De la misma forma, también se encuentra en centros de formación musical especializados.

En estas clases de música se enseñan rutinas, hábitos y juegos que se pueden mantener cuando termina la clase, ya que las clases incluyen tanto materiales impresos como una app con todo tipo de contenidos para continuar con la estimulación musical del bebé en casa.

El movimiento suele ir acompañado de música: una iniciación a la danza que ayudará al bebé a interiorizar conceptos musicales a la vez que desarrollará sus habilidades motoras y propioceptivas. Además, le proponemos jugar con los sonidos: los bebés aprenden a percibir diferentes sonidos diferenciando su origen, así como a emitir sus propios ruidos (con su propio cuerpo y con instrumentos musicales sencillos).

Sobre todo, se trata de conectar con el bebé divirtiéndonos juntos.

Canciones infantiles para bebés y niños pequeños

Puedes leer más artículos similares a 6 beneficios de llevar a los bebés a clases de música - Estimulación, en la categoría de Estimulación infantil en Guiainfantil.com.

Publicado:
Actualizado: